Selecciona Edición
Iniciar sesión

La tarifa de la luz se estrena con rebajas

El recibo de la electricidad se abarató en abril por la caída del precio de la energía y supuso un ahorro de entre nueve y 12 euros por consumidor

Ampliar foto

La nueva tarifa eléctrica denominada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), que se usa desde abril para determinar la factura de la luz, ha supuesto un ahorro de entre nueve y 12 euros, en el primer mes en que está en funcionamiento. La rebaja se calcula teniendo en cuenta los impuestos —el 21% del IVA y el 4,8% de los tributos sobre la electricidad— y el contrato de potencia. Esto supone un descenso de entre el 10% y el 15% en el recibo de la luz, según datos aportados por fuentes del sector. El ahorro será mayor cuanto mayor sea el consumo.

El nuevo mecanismo (PVPC), que afecta a 16 millones de consumidores, determina un precio distinto de la electricidad para cada hora o periodo de facturación según los resultados de los mercados de energía eléctrica que tiene en cuenta el coste de producción de la electricidad, los peajes —que incluye las primas a las renovables entre otros conceptos— y los costes de comercialización.

En este primer mes de aplicación de la nueva tarifa, el precio del término energía —el coste del consumo de electricidad incluidos los peajes y excluidos los impuestos y otros costes vinculados con la potencia contratada— se ha consolidado en torno a 0,095 euros por Kilovatio hora (kWh), según datos oficiales. Este precio supone una reducción del 32% respecto a los 0,139 euros por kWh que existía en abril del año pasado en la Tarifa de Último Recurso (TUR) —la anterior fórmula para determinar el precio de la luz y que se fijaba en función de subastas trimestrales—. El consumo de abril de 2014 acogido al PVPC ha supuesto un ahorro de unos 100 millones de euros en el coste por la energía consumida.

A lo largo del año, el precio del mercado eléctrico ha sido aproximadamente un 25% inferior al del mismo periodo de 2013. De esta manera, el ahorro de un consumidor medio, según esos cálculos fue de casi 16 euros en los tres primeros meses del año, lo que supone un ahorro de en torno al 9%. Para un hogar de consumo moderado —un consumidor medio con un contrato con una potencia de 3,3 kW y un consumo de energía anual de 3.000 kWh— se eleva al 16,5% (véase cuadro).

La disminución, según las fuentes consultadas, se explica por la combinación de dos efectos: la eliminación de la prima de riesgo incluida en la extinta tarifa de último recurso (TUR) por los participantes en la subasta y la disminución del término de energía de los peajes de acceso tanto en la orden de peajes de agosto de 2013 como en la de febrero de 2014. La disminución ha compensado, sostienen esas fuentes, la subida de 0,009 euros/kWh en los precios del mercado en abril de 2014 respecto a abril de 2013.

El precio de la luz ha sido especialmente bajo en el primer trimestre

Los cálculos oficiales vaticinan que el ahorro rondará el 10% a lo largo del año. Sin embargo, fuentes del sector indican que la comparación puede llevar a engaño porque el precio de la luz ha sido especialmente bajo en el primer trimestre y, en concreto, en abril —el precio por megavatio hora en el mercado mayorista se situó en 26,44 euros frente a los 48,48 previstos por el Gobierno—. Las mismas fuentes del sector advierten de que la diferencia entre la oferta anual y la tarifa regulada se irá reduciendo a lo largo del año con la recuperación del mercado mayorista hacia las cifras previstas por el Ejecutivo.

La instauración del PVPC fue aprobado por el Gobierno para acabar con las subastas que fijaban el precio trimestral para 16 millones de consumidores con una potencia contratada inferior a 10 kWh. En el primer mes de vida, el término energía del precio voluntario ha tenido variaciones diarias entre el mínimo de 0,0075 €/kWh, precio medio del sábado 26 de abril, y los 0,108 €/kWh alcanzados el miércoles 23 de abril.

Los consumidores acogidos al precio voluntario con peaje general en abril de 2013 consumieron 2.700 millones de kWh. Sin embargo, se calcula que en el mismo mes de este año se ha producido un consumo en peaje general de 2.300 millones de kWh, según el cálculo realizado tras comprobar que las compras en el mercado de los comercializadores de referencia han disminuido un 15%.

Desde la semana pasada los usuarios pueden optar por una oferta anual

Desde la semana pasada los consumidores también pueden elegir la oferta con un precio fijo de la energía para un año que ofrecen las comercializadoras (filiales de las compañías eléctricas Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, EDP España y E.ON), a las que el Gobierno exigió como una fase de transición hasta la implantación definitiva del nuevo sistema horario. Las ofertas anuales fueron comunicadas por las comercializadoras a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que alertó de que son “considerablemente superiores” a la opción del PVPC, que es el precio regulado.

Las ofertas oscilan de los 0,138 euros/kWh que ofrece EDP Comercializadora a los 0,148 euros/kWh de Endesa Comercializadora. Eso supone una diferencia que ronda el 50% sobre los precios medios del pasado mes de abril. Las ofertas de las comercializadoras, a juzgar por el veredicto del organismo regulador, son lo suficientemente disuasorias como para que el consumidor opte por contratar las tarifas libres o se quede con la regulada, sometida al vaivén del mercado.

Según la CNMC, “la diferencia existente para un pequeño consumidor entre contratar la oferta más barata y la más cara disponible en ese momento en el mercado supera los 100 euros al año”. Según el regulador, para un consumidor de 3,3 kilovatios de potencia y 3.000 kilovatios hora anual de consumo, el coste anual del PVPC asciende en la actualidad a 650 euros, frente a los 723 euros de la oferta más cara de las presentadas por las eléctricas.

Cómo se calcula el recibo de la luz

La factura de la luz que recibe en el buzón de su casa y se carga en su cuenta corriente incluye varios conceptos. El precio que paga el consumidor tiene una parte denominada término de potencia. Este concepto incluye los kilovatios máximos contratados con la compañía eléctrica por cada usuario. La potencia fija (de 38,043426 euros por kilovatio al año), se multiplica por la contratada tras hallarse la media diaria.

El otro concepto que figura en el recibo de la luz se denomina término de energía, tiene a su vez dos partes: una que es la relativa a los peajes —iguales para todo el mundo— y otra que es el precio de la energía y que es variable en función del consumo de electricidad. A ello se añade los impuestos: el 5% del impuesto de electricidad y el 21% de IVA.

El término de potencia de la tarifa de último recurso (TUR) —el anterior sistema de tarifa— en abril 2013 era 21,893 euros por kilovatios al año. El término de energía de la TUR en ese mismo periodo ascendía a 0,139 euro por kilovatio.

El término de potencia del nuevo sistema de tarifa (PVPC) en abril 2014 fue de 38,043 euros/kW al año. El de energía del PVPC ese mismo mes fue de 0,095 euros/kWh.

El ahorro para un consumidor tipo —con 4,4 kilovatios de potencia contratada y un consumo de 350 kWh— fue de 5,92 euros adicionales por potencia; y 15,4 euros por energía.

En total, se ha ahorrado 9,5 euros en abril de 2014. Y hasta 12 euros si se incluyen los impuestos tras el cambio de sistema de facturación de la TUR al PVPC.

Más información