Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRECIOS

La inflación sube en abril en Europa pero no logra salir de “zona de peligro”

El IPC de España entra en terreno positivo con un avance del 0,4%, según el adelanto del INE

El dato para toda la eurozona arroja un salto del 0,5% al 0,7%, menos de lo previsto

Un coche reposta en una gasolinera. EFE

La inflación ha vuelto a España en abril y ha subido en Europa, pero por debajo de lo esperado. En primer lugar y según el INE, el IPC ha pasado del 0,1% de marzo a un positivo 0,4%. En la eurozona, Eurostat calcula que el índice que mide la evolución de los precios ha subido del 0,5% al 0,7%, con lo que en ambos casos sigue por debajo del 1% que el propio Mario Draghi, presidente del BCE, calificó como "zona de peligro".

En España, la variación al alza se debe principalmente al incremento de los precios de los servicios turísticos por la Semana Santa y a la estabilidad de los precios de la electricidad y de los carburantes y lubricantes, frente a la bajada experimentada en 2013. Si el adelanto se confirma cuando el INE publique el dato definitivo en unas semanas, será el primer incremento desde diciembre y la primera vez que el indicador supera el umbral del 0,3% desde septiembre del año pasado.

La variación en lo que va de año del indicador adelantado del IPCA se sitúa en abril en el 0,3%, y si el dato se confirmara supondría también un aumento de cinco décimas respecto al mes anterior. La evolución de la tasa mensual, por su parte, se sitúa en el 0,6% en el cuarto mes del año.

El fenómeno de la baja inflación no es exclusivo para España ya que se extiende por la eurozona. Esto ha motivado un incremento de la presión contra el BCE para que tome medidas con vistas a reanimar los precios, ya que en caso contrario podría lastrar la incipiente recuperación.

Los datos publicados este miércoles por Eurostat también muestran un repunte de la inflación de dos décimas, del 0,5% de marzo al 0,7% de abril. Este avance, que ya había sido vaticinado por el efecto de variación de los precios que se produce en Semana Santa, no recoge sin embargo las previsiones de los dirigentes comunitarios, que auguraban que el indicador se situara en el 0,8%. Así, pese a la leve mejora, el resultado sigue siendo insatisfactorio, ya que no recoge las previsiones ni logra situarse por encima del 1%, lo que supone mantenerse en la "zona de peligro" de deflación que el presidente del BCE, Mario Draghi, está tratando de ahuyentar desde hace ya varios meses.

En este caso, los sectores que experimentaron la mayor subida de precios fueron los servicios, los alimentos, las bebidas alcohólicas y el tabaco, mientras los precios de la energía retrocedieron un 1,2%. El cálculo del indicador europeo se basa en los datos adelantados proporcionados por los Estados miembros y en la información sobre la evolución del precio de la energía, y el dato de abril será difundido por Eurostat el próximo 15 de mayo.

Más información