Dime de dónde eres y te diré cómo usas tu tarjeta de crédito

Un estudio del Banco Central Europeo analiza cómo usan la visa los socios del euro

Los españoles hacen 52 compras al año con 'dinero de plástico'. Los suecos, 230

Una mujer compra con tarjeta de crédito por Internet getty

El uso de la tarjeta de crédito se ha duplicado en España desde el 2000 hasta 2012. Sin embargo, la afición de los españoles al 'dinero de plástico' sigue por debajo de la media de la Unión Europea. Los españoles hicieron 52 compras con la tarjeta al año en 2012, frente a las 79 de la UE. En general, en el norte es más habitual prescindir de billetes y monedas: los suecos hacen 230 compras al año con tarjeta; los daneses, 224 compras; y los finlandeses, 213. En el otro extremo, entre los más fieles al dinero efectivo, se sitúan los búlgaros (4 compras al año), los rumanos y los griegos, ambos con 7 pagos al año.

El mapa del dinero de plástico lo ha dibujado el Banco Central Europeo, que ha realizado un informe sobre las diferencias de cada país. El uso de este instrumento no depende solo de la costumbre de los compradores: está muy vinculado a la renta per cápita y a las cuestiones técnicas de cada país, según el número de cajeros automáticos, de expansión de la banca o de datáfonos en los comercios.

ampliar foto
Número de pagos con tarjeta por países, según el informe del BCE

No solo hay enormes distancias entre el número de pagos, sino también en el dinero total que se paga con la visa o la mastercard.Y no solo es cuestión de norte o sur: en Portugal, por ejemplo, hay mucha más costumbre que en España de pagar con tarjeta, y gastan más del doble al año que sus vecinos (5.187 euros al año). Es en Luxeburgo donde la factura anual de compras con tarjetas es la más elevada, con 12.004 euros de media por habitante. En Reino Unido los 167 pagos anuales que hacen tienen un importe total de 9.966 euros. En España el importe total al año asciendía en 2012 a  2.312 euros. También esta cifra queda por debajo de la media europea, que fue de 4.055 euros, pero muy por encima de los 189 euros de Bulgaria.

"El uso de tarjetas en la UE sigue estando por debajo de su potencial, pese a ser un instrumento eficiente, seguro y fiable, y que diversos factores apuntan a un potencial de crecimiento significativo", señala el informe del banco central. "En general, el uso de los pagos con tarjeta en la mayoría de países del centro y sureste de Europa es extremadamente reducido, lo que revela un potencial de crecimiento significativo. Sin embargo, incluso un país propenso al uso de tarjetas, como Francia, tendría que aumentar el número de pagos con tarjeta un 72 % para alcanzar a los tres primeros países", apunta el organismo.

ampliar foto
Cantidad anual pagada con tarjeta en cada país europeo, según el informe del BCE

Tras la unificación en Europa de los sistemas de transferencias bancarias y las domiciliaciones (la SEPA), el BCE se ha propuesto ahora avanzar en la armonización de los pagos con tarjeta. "Los billetes y monedas en euros que llevamos en la cartera son iguales en toda la zona del euro. Muy pronto, las transferencias y los adeudos directos en euros seguirán los mismos procedimientos y normas en toda Europa. Ha llegado el momento de impulsar la armonización y la integración de los pagos con tarjeta", ha afirmado este martes, a través de un comunicado, Yves Mersch, miembro del Comité Ejecutivo del BCE. "Los participantes en el mercado tienen que dedicar esfuerzos a establecer un mercado competitivo de procesamiento de tarjetas y elaborar e implantar estándares técnicos", concluye.

Más información