Empleo rechaza bajar cotizaciones y subir el IVA como reclama Bruselas

Tomás Burgos alerta de que una rebaja de cuotas puede poner en riesgo el sistema de pensiones

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, durante su intervención en el Foro Cinco Días. EFE

A la Seguridad Social no le gusta la idea de bajar las cotizaciones sociales y subir el IVA para compensar los ingresos perdidos. La llamada devaluación fiscal, como definen a este pretendido fenómeno de vasos comunicantes los economistas, es una opción defendida por los expertos a los que el Gobierno encargó un informe sobre la reforma fiscal y, sobre todo, por la Comisión Europea. Pero el máximo responsable del sistema de pensiones, Tomás Burgos, lo ve “muy difícil”.

No es que Burgos crea que esta medida es imposible de tomar: “Es posible reducir cuotas si esto se compensara con las mismas cuantías para pagar los 8.000 millones que cuesta la nómina de las pensiones mes a mes”. Pero, en el Foro Cinco Días, sí que ha dejado claro que él no es partidario. Y puso un ejemplo. Según sus cálculos, para que crezca en un punto porcentual el nivel de empleo sobre el que existe ahora mismo —unos 163.000 puestos de trabajo— habría que reducir las cotizaciones sociales entre “cinco y seis puntos”. Esto supondría que la Seguridad Social perdería, teniendo en cuenta lo recaudado en 2013, entre 13.000 y 15.600 millones. Para compensar esta caída de recaudación, el Gobierno tendría que aumentar el IVA en “ocho o nueve puntos”. “No creo que nadie esté pensando en un IVA del 29%”, puntualizó.

Al argumento económico, Burgos sumó uno propio de la gestión de la caja del sistema de pensiones para ahondar en su escepticismo sobre la devaluación fiscal. Las cotizaciones proporcionan unos ingresos “estables y predecibles” para hacer frente “al pago puntual, preciso y completo [de 8.000 millones al mes]”. En cambio, otros tributos —entre ellos el IVA— tienen un comportamiento muy estacional que llevan al secretario de Estado a dudar bastante: “La volatilidad de los impuestos hace que esa garantía [del pago mensual de la nómina] pueda verse mermada”.

Puestos sobre la mesa los argumentos técnicos, el secretario de Estado recurrió a las razones políticas para justificar su recelo. “Este no es un debate fácil. Hay que tenerlo en su conjunto. Reducir o no cotizaciones, no es un debate”. En opinión de Burgos, una vez se abre la discusión, lo que debe quedar claro es que el sistema debe “garantizar recursos suficientes, estables y predecibles”.

Una vez acabado el acto, Burgos lanzó un dardo a quienes proponen una devaluación fiscal. “Todos los debates están bien”, insistió, pero añadió que no hay que quedarse en si se suben o bajan cotizaciones, “eso es lo bonito”. Traducción: si la medida no asegura la viabilidad financiera del sistema, entonces habrá que afrontar recortes. Por si acaso, Burgos fijó posición: “Es verdad que las cotizaciones son un impuesto duro sobre el trabajo, pero creo que los trabajadores acaban recibiendo más de lo que pagan”.

No obstante, el dato que no facilitó el responsable de la Seguridad Social para comenzar el debate es cuál es el tipo real de cotización que pagan empresas y trabajadores. En teoría la cuota oscila entre el 36,25% de las bases de cotización de los contratos fijos y el 37,5% de los temporales, incluyendo lo pagado para el seguro de desempleo. Pero este porcentaje en realidad es menor, puesto que, como el mismo Burgos explicó, hay 54 bonificaciones y 22 reducciones de cotizaciones.

Por lo que respecta a los fondos de pensiones, cuya tributación se abordará en la reforma fiscal que está preparando el Gobierno, el secretario de Estado afirmó que “si existen posibilidades de mejora en el tratamiento fiscal sean bienvenidas”. Y también en este punto mostró sus preferencias al optar por privilegiar los planes de pensiones que se encuadran “en el ámbito de la negociación colectiva”.

Sobre la marcha del mercado laboral durante este mes, en el que se ha celebrado la Semana Santa, Burgos vaticinó que “abril será un periodo de buenas noticias para la Seguridad Social”.