Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Bruselas propone rebajar en un 1,3% los pagos de la Política Agrícola Común

En España al ajuste total llegará al 10% de las ayudas

La Comisión Europea ha propuesto una reducción de los pagos directos de la Política Agrícola Común (PAC) en 2014 del 1,3%. Esta iniciativa está fundamentada en la posibilidad de que el gasto financiero en el ejercicio 2015 sea superior a las disposibilidades presupuestarias y en la constitución de un fondo de reserva de 433 millones de euros.

Tanto el Parlamento Europeo como el Consejo tienen que adoptar un acuerdo sobre esta propuesta antes del próximo 30 de junio. En caso contrario, la Comisión aplicará directamente su propuesta de rebaja. Ese fondo, en el supuesto de que no se utilizase, se devolvería al sector en el ejercicio siguiente.

Este ajuste en los pagos directos se hace en virtud del mecanismo conocido como disciplina financiera que se aplicará para el periodo comprendido entre 2014 y 2020, pero que ya se halla en vigor desde el año 2007. La reducción de la ayuda no se aplicará a los primeros 2.000 euros de cada una de las peticiones de ayuda y tampoco a tres países miembros, Bulgaria, Rumanía y Croacia, por estar aún los mismos en el proceso de convergencia de ayudas.

En el caso de España, a este recorte en los pagos directos se sumará la reciente decisión del ministerio de Agricultura de proceder en las peticiones de ayuda de este año a una reducción de las mismas en un 8,64% para el total de las solicitudes. En el ejercicio anterior, de acuerdo con la entonces vigente PAC, España aplicó una modulación del 10% solamente a partir de los primeros 5.000 euros de cada solicitud de ayuda, con lo que más de 400.000 agricultores quedaron exentos de ese recorte.

Este ejercicio, con las disposiciones comunitarias para el periodo transitorio hasta la aplicación de la reforma de la PAC en 2015 en lo que afecta a los pagos directos, Agricultura tenía libertad para adoptar esta medida y optó porque el ajuste fuera general. En total, el recorte en España será del 10%