Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
REFORMA FISCAL

Rajoy: “Fuera de España nos miran como ejemplo de cómo salir de la crisis”

El presidente presiona al BCE para que impida la deflación y mejore el tipo de cambio

"Cumpliremos el déficit bajando impuestos y sin hacer nuevos recortes"

Rajoy con el italiano Renzi, el 2 de abril en Bruselas. Atlas / Reuters

Mariano Rajoy está lanzado en el nuevo discurso optimista del Gobierno. Ante la cúpula de la empresa familiar en España, que ve la situación económica mejor que el año pasado pero aún no le da en sus encuestas ni siquiera un 5 sobre 9, el presidente ha llegado a decir algo similar a la idea de Cristóbal Montoro de que España es un ejemplo en el mundo. "El cambio de ciclo no ha llovido del cielo, no ha sido por casualidad, ha sido por esfuerzo de la sociedad española que ha sabido adaptarse con sacrificios" ha arrancado Rajoy ante los empresarios. "Las buenas noticias de la economía española empiezan a ser cada vez más frecuentes. Fuera de españa, lo saben ustedes mejor que yo, se mira a nuestro país como un ejemplo de cómo se puede salir de la crisis. Valoran lo que hemos hecho y lo que vamos a seguir haciendo".

Claro que ante tanto entusiasmó el presidente ha querido cubrir el flanco de las críticas. "No quiero ver ni el menor atisbo de autocomplacencia o triunfalismo. Con las cifras que tenemos de paro sería una frivolidad vanagloriarse. En España mucho gente no ha visto aún lo que es la recuperación económica. Estamos consiguiendo ser más competitivos pero ahora toca hacer políticas de empleo, impulsaremos una estrategia con las comunidades autónomas”

Rajoy ha aprovechado para presionar al BCE a tomar medidas para evitar la deflación y mejorar el tipo de cambio del euro para que países como España puedan exportar más. “Nos vendría muy bien que el tipo de cambio del euro mejorara. Y luego está la inflación. Si el objetivo fijado por el BCE es del 2%, no pasa nada por estar en el 1,5% y no en el 0,5% como estamos ahora en la UE. El crédito también nos preocupa pero está mejorando”.

El presidente no ha querido dar detalles de la reforma fiscal, por la que le han preguntado los empresarios, pero sí ha prometido que bajará los impuestos y que, en el caso del de sociedades, el que más interesa al auditorio que tenía delante, “se buscará que el tipo nominal y el real converjan”. Las grandes empresas españolas, y esto es algo que repite mucho el Gobierno, tienen un tipo nominal muy alto -30%- pero en realidad la mayoría, gracias a las deducciones, no llegan a un tipo real del 10%. También se ha comprometido a no hacer muchos más recortes. “Vamos a cumplir con el déficit sin subir impuestos y sin tener que hacer mayores recortes de los que hemos hecho”.

El jefe del Ejecutivo también ha admitido, por primera vez en público, que intentará que Luis de Guindos sea el nuevo presidente del Eurogrupo, aunque no sabe si lo logrará. Preguntado expresamente por eso, ha señalado: “Es difícil saberlo [si lo conseguirá]. España se ha ganado un crédito y tenemos derecho a dar la batalla, la daremos, ya veremos el resultado”.

Más información