Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN LIBROS

Frank Blanco revela que algunos de sus jefes "no supieron gestionar mi paternidad"

Fotografía facilitada por La Sexta del presentador de "Zapeando", Frank Blanco, entrevistado por Efe con motivo de la publicación de su libro "Padre con un par". Ampliar foto
Frank Blanco revela que algunos de sus jefes "no supieron gestionar mi paternidad  Fotografía facilitada por La Sexta del presentador de "Zapeando", Frank Blanco, entrevistado por Efe con motivo de la publicación de su libro "Padre con un par". EFE

A Frank Blanco la paternidad le pasó factura profesional al coincidir algunos jefes "que eran menos progres de lo que creían" y fue invitado a dejar el exitoso programa de radio "Anda ya", de 40 Principales; fue uno de los efectos del "padring", como explica en su libro "Padre con un par".

"Por primera vez un conductor de 'Los 40' era padre, y hubo quien no lo supo gestionar. ¿Qué tiene que ver ser padre para estar en la onda o hacer programas para un público joven?", explica en una entrevista con Efe el periodista, ahora presentador del programa de La Sexta "Zapeando", una atalaya desde la que divisa "brotes verdes" en la televisión nacional.

Entre programa y programa, Blanco (Barcelona, 1975) ha escrito sendos libros sobre su paternidad, una idea que le surgió al comprobar que "hay mucha leyenda urbana sobre la paternidad, la gente te lo pinta de color de rosa y suele olvidarse de su lado oscuro".

El éxito de su primer libro, "Cómo ser padre primerizo y no morir en el intento" (2012), del que se lanzaron siete ediciones y en el que proponía "ser un padre activo y buscar tu sitio", no le ha servido de mucho, porque se ha dado cuenta de que "cada niño es un mundo, y lo que funciona con uno no lo hace con el otro".

Ahora, bajo epígrafes como "Mesa para estrés", "¡Eso no se toca, eso no se come!", "Toy a ras" o "Viaje con nosotros", repasa la vida de un joven matrimonio con dos hijos pequeños, y ofrece consejos "con humor y sin sentar cátedra".

Los asuntos que le parecen más importantes los subraya en los llamados "Blancosejos", basándose en su experiencia; y un tema "que hay que tomarse muy en serio", el del sexo en la pareja, "que se resiente con el primer hijo y más con el segundo", se lo deja a la sexóloga y psicóloga Marian Frías, quien colaboró con Blanco en la radio.

En este medio sufrió lo que él denomina "padring", o "lo que le pasa a un chico que ha tenido hijos, algo que estamos acostumbrados a escucharlo en el caso de las mujeres, aunque no debiera ser así".

"Algunas cosas que pasaron en mi trabajo han tenido que ver con eso. Topas con gente que parece que viva en otro siglo y tiene una ideología menos progresista de lo que se cree. Es una teoría mía, y a lo mejor ha sido todo causalidad...", explica cuando se le pregunta por su salida del programa "Anda ya", que dejó en junio de 2012 después de seis años y cuando era líder de audiencia.

"Me invitaron a abandonarlo para supuestamente reforzar un programa del mismo grupo en la segunda emisora ("Atrévete", en Cadena Dial), y al final accedí, aunque no tenía ningún sentido reforzar el número dos descabezando al uno", explica.

Ahora, tras una breve trayectoria en 2013 en Telecinco como conductor de "Gran Hermano 14: El debate 14", Frank Blanco conduce en La Sexta el espacio "Zapeando", que tras su titubeante arranque ha logrado afianzarse en la sobremesa de La Sexta gracias "a la paciencia de la cadena y al trabajo inteligente del equipo de Globomedia".

En "Zapeando" se repasa con humor la actualidad de los programas televisivos, que recientemente se ha visto privado del uso de las imágenes de 13 TV, una decisión que el presentador dice "respetar", aunque añade: "No me gusta que haya profesionales del medio que no entiendan que formamos parte del show".

Ahora es optimista sobre el futuro de la televisión en España: "Veo algún brote verde, me da la sensación de que los grupos de comunicación comienzan a invertir, porque hasta hace poco meses veía una televisión muy barata, a las cadenas le costaba arriesgar".