Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
MERCADO LABORAL

La mejora laboral se consolida

La afiliación a la Seguridad Social crece en 115.013 trabajadores en un año hasta 16,2 millones

El paro registrado baja en 16.620 personas en un mes

Las señales de que el mercado laboral comienza a retomar el pulso continúan. Marzo ha acabado con buenos datos de empleo: la afiliación crece respecto al año anterior por segundo mes consecutivo, 115.013 cotizantes más como media, y también respecto a febrero (83.984). De hecho, ha sido el mejor marzo de la crisis. También ha habido números positivos de paro registrado que cayó tanto en términos anuales (239.377) como mensuales (16.620), según los datos difundidos este miércoles por el Ministerio de Empleo.

Visto desde el punto de vista de la afiliación a la Seguridad Social, en los últimos años marzo ha sido un buen mes para el mercado laboral. Es la puerta de entrada a la temporada buena (turismo, obras, sustituciones veraniegas), que, además, suele contar con el estímulo cercano de la Semana Santa. Pero este año no es el caso e incluso, aun así, es un buen dato que ha dejado la afiliación media total en 16.296.288 cotizantes. Algo que se ve también con los números una vez se limpian de los efectos del calendario y se observa que hay más afiliados a la Seguridad Social por séptimo mes consecutivo.

A primera hora de la mañana y ya con los datos sobre la mesa, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, salió a valorarlos. “2.500 españoles encontraron empleo cada día del mes pasado, lo cual es una buena noticia”, declaró la ministra usando los datos de la Seguridad Social. La afirmación fue contestada por CC OO, que con los datos de paro registrado destacó: “A este ritmo tardaríamos 16 años en volver al nivel de paro previo a la crisis y 26 en recuperar el número de afiliados a la Seguridad Social”.

Cándido Méndez, por su parte, habló de un dato “globalmente positivo”. Aunque acto seguido avisó de que hay otra cara de cifras negativas: temporalidad y sueldos más bajos. Menos matices puso CEOE. Para la organización patronal, “esta caída del desempleo es aún más positiva al tener en cuenta que el mes de marzo ha coincidido otros años con la Semana Santa y sus efectos positivos”.

Las señales de que algo se mueve en el mercado laboral no solo se ven en los volúmenes globales de afiliación y paro registrado. También se aprecia en la contratación. Durante el primer trimestre, el incremento acumulado de contratos es del 18%. No obstante, en los destalles de este dato se ve por dónde llega la mejora laboral: por la precariedad. El aumento anual de los contratos temporales, un 19,2%, es muy superior al de los indefinidos, un 6,6%. Y por lo que respecta al uso de la jornada parcial también continuó con su línea ascendente, algo que se observa en los datos de la Seguridad Social por contratos, que ascendió hasta un remanente del 22,3%.

La fresa compensa la aceituna

Si algo ha marcado la evolución del mercado laboral en los últimos meses cuando se analiza provincia a provincia, eso ha sido la campaña de la recogida de la aceituna. Basta un solo dato para demostrarlo: la afiliación a la Seguridad Social cayó en 22.044 cotizantes en la provincia de Jaén. Este desplome, hablando del mercado laboral andaluz, lo ha compensado el comienzo de la campaña de la fresa en Huelva, que ha aportado 16.896 afiliados. Gracias a eso, en parte, ha sido posible que Andalucía acabe con un incremento de la afiliación el mes pasado (4.711).

Pero la mejora mensual andaluza queda muy lejos de la catalana, la balear o la madrileña. Estas tres comunidades han sido las que han visto un mayor incremento del empleo durante el mes pasado. La primera fue Cataluña, donde hubo 18.342 afiliados más. Le sigue Baleares, donde la campaña turística calienta motores y ha aportado un incremento de cotizantes de 16.630.

Estos datos no están en consonancia con los del paro registrado cuando se ven desde el punto de vista autonómico. En este caso, la comunidad que más ha visto caer el paro es la Valenciana (5.902), le sigue Cataluña y Baleares. En el otro lado de la tabla está Andalucía, donde el número de parados creció en 10.060 personas.

Por ramas, la mejora laboral debe mucho al menor ritmo de la lucha contra el déficit público con el que se está empleando el Gobierno. De hecho, en términos anuales, la educación —un sector donde el peso del empleo público es muy importante— es la rama de actividad donde más ha crecido la afiliación, con 48.212 cotizantes más en doce meses. También han crecido otros sectores con mucha presencia de funcionarios, como la Sanidad, la Administración y Defensa. No obstante, justo por detrás de la educación, la actividad que más nota la mejora es la hostelería (34.671).

La construcción, por su parte, prosigue también con su caída al perder más de 35.000 afiliados. Ni la buena marcha del último mes alivia los males del sector más castigado durante esta larga crisis.

A pesar de lo que pueda deducirse a bote pronto, la caída del gasto en prestaciones no se corresponde tanto con esta mejoría laboral como con el agotamiento del seguro de desempleo en sus diferentes versiones (prestaciones y subsidios). El número de beneficiarios en febrero, último mes con datos conocidos, era de 2.750.074, un 9,4% menos que en el mismo mes de 2012. Esto ha supuesto que la tasa de cobertura —el indicador que muestra qué porcentaje de parados percibe prestaciones o subsidios— se redujo al 60,3%, más de 20 puntos por debajo del máximo marcado en esta crisis. Esta evolución explica que el gasto en el seguro de desempleo, uno de los capítulos presupuestarios que más han crecido con la crisis, haya caído un significativo 15,8% respecto a el mismo mes del año pasado, hasta los 2.289 millones. Y visto que, según el indicador adelantado, las solicitudes también van a la baja, lo más probable es que la tendencia continúe todo el año.

Más información