Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cataluña es la comunidad que más cuota gana en el PIB total con la crisis

Asturias, Murcia y la Comunidad Valenciana caen más de un 9% desde 2008

El turismo deja en Canarias y Baleares la recesión más leve

Cataluña era la comunidad con más peso en el producto interior bruto (PIB) del conjunto de España antes de la crisis y no solo lo siguió siendo en 2013, sino que también fue la comunidad que más aumentó su participación en el pastel desde que comenzó el declive. Si en 2008 la economía catalana suponía el 18,5% del total nacional, el año pasado aumentó hasta el 18,8%, tras un refuerzo de 0,36 puntos porcentuales. Aumenta así su ventaja con Madrid, que continúa algo por detrás y representó el 17,9% del PIB total a precios corrientes al acabar el año pasado, lo que suponen 0,15 puntos porcentuales más que hace cinco años, el segundo mayor incremento, según los datos de contabilidad regional publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por contra, las que más peso perdieron en la economía española fueron la Comunidad Valenciana y Andalucía.

ampliar foto
Contabilidad Regional de España

El hecho de que las dos comunidades más ricas de España hayan aumentado su cuota en la economía conjunta refleja también cómo este lustro de crisis ha agravado la brecha entre las economías regionales más y menos dinámicas. La tendencia queda clara con los datos de PIB por habitante: la distancia entre más pobre, Extremadura, y la más rica, País Vasco, ha aumentado. Los extremeños estaban en 2008 en 68,4 puntos sobre una media española de 100, mientras que los vascos en 129,7, lo que supone una distancia de 61 puntos, mientras que en 2013 quedaron en 67,4 y 134,5 puntos respectivamente, lo que amplía la brecha a 67 puntos.

Ninguna comunidad ha escapado, en cualquier caso, a un 2013 aún en recesión. Todas las regiones sufrieron un retroceso del PIB, pero el turismo, que sigue siendo la gallina de los huevos de oro para la economía española, ha marcado grandes diferencias entre la crisis de unas y otras. Canarias y Baleares experimentaron la caída más leve de su economía, de un 0,4%, gracias al tirón del sector servicios. Les siguieron otras dos regiones eminentemente turísticas como Cataluña y la Comunidad Valenciana, con un descenso del 0,8%. En el caso catalán, además, ha influido el que haya realizado un menor ajuste fiscal. Quedaron en el otro extremo Asturias y Castilla y León, con un declive del 2,1% en ambos casos, seguidas de Cantabria y País Vasco (1,9% también en ambas). Madrid queda justo en la media española con un descenso del PIB del 1,2% tras un mal año turístico.

La creación de empleo también sirvió de referencia para observar las diferentes dinámicas de 2013. Cinco regiones lograron crear el año pasado puestos de trabajo. Cataluña resultó la región con mayor número de nuevos empleos (53.700) a mucha distancia de las siguientes, Comunidad Valenciana (6.000) y Baleares (3.900), mientras que Madrid sufrió la mayor destrucción en cifras absolutas, con 87.600 ocupados menos.

Pesa mucho el hecho de que el turismo batiera un 2013 récord en llegada de visitantes extranjeros. España recibió a un total de 60,6 millones de turistas, lo que supuso un alza del 5,6% con respecto al año anterior y algo de mayor calado, recuperar la tercera plaza del ranking mundial que le había arrebatado China (contando por separado las cifras de Hong Kong). EE UU y Francia se mantuvieron en el primer y segundo puesto. Pero, no todo el país se benefició por igual: mientras Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana o Cataluña alcanzaron cotas máximas, Madrid vio caer la cifra de turistas.

Pero, aunque una comunidad con una extensa costa como la valenciana aparezca entre las más favorecidas por la actividad del sector servicios en 2013, si se amplia la foto a los estragos de cinco años de crisis, queda entre las peor paradas. Entre 2008 y 2013 los valencianos han visto evaporarse el 10% del volumen de su PIB y el peso en el total de la economía española ha encogido justo lo mismo que ha aumentado la catalana, 0,36 puntos porcentuales. las siguientes que más caen desde 2008 son Murcia (-9,4%), Castilla-La Mancha (-8,7%) y Andalucía (-8,7%).

Las que mejor han resistido la crisis son Navarra (-4,1%) y Ceuta (-4,3%). La caída en volumen de Madrid (-4,9%) es inferior a la de Cataluña (-5,96%), pero es mayor en precios corrientes (el 5,2% frente al 4,1%), debido a que el deflactor del PIB catalán ha sido algo superior. Eso es lo que explica que la economía catalana haya ganado peso en el reparto total, que el INE mide a precios corrientes.

Las comunidades recibieron este lunes un espaldarazo por parte de la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor’s (S&P), que consideró que los problemas de liquidez que en los dos últimos años habían sufrido las comunidades autónomas “parecen estar aliviándose”.

La agencia de calificación de riesgos crediticios —es decir, que pone nota a la capacidad de un país de pagar sus deudas y suele tener una repercusión relevante en los mercados— destacó que desde comienzos de año las regiones han emitido más de 6.000 millones de deuda. “En el primer trimestre de 2014 hemos observado una fuerte demanda de los bonos emitidos por las regiones, tanto por parte de inversores nacionales como extranjeros, en tanto que los costes de emisión son más bajos y los vencimientos más largos que hace un año”, señaló la analista de S&P Inés Olóndriz.