Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PERÚ METRO

Consorcio con capital español se postula para construir la Línea 2 del Metro de Lima

La Línea 2 y un ramal que unirá las avenidas Faucett y Gambetta, en la provincia del Callao, forman parte de la Red Básica del Metro de Lima, que ya cuenta con una primera línea que une los distritos de Villa El Salvador, en el sur de la capital, con San Juan de Lurigancho, en el este. EFEArchivo Ampliar foto
La Línea 2 y un ramal que unirá las avenidas Faucett y Gambetta, en la provincia del Callao, forman parte de la Red Básica del Metro de Lima, que ya cuenta con una primera línea que une los distritos de Villa El Salvador, en el sur de la capital, con San Juan de Lurigancho, en el este. EFE/Archivo EFE

El Consorcio Nuevo Metro de Lima, que tiene entre sus integrantes a dos empresas españolas, fue el único de tres postores que presentó hoy una propuesta técnica y económica para la concesión de la Línea 2 del Metro de Lima, informó un comunicado oficial.

El documento, emitido por la Agencia de la Promoción de la Inversión Privada de Perú (Proinversión), detalló que un comité evaluador verificó el cumplimiento de la documentación requerida en las bases del concurso púbico y que otras dos empresas pre-calificadas no se presentaron.

El consorcio está integrado por Cosapi S.A. (Perú), Impregilo S.p.A. (Italia), Iridium Concesiones de Infraestructura S.A. (España), Vialia Sociedad Gestora de Concesiones de Infraestructura S.L. (España), Ansaldo Breda S.p.A. (Italia) y Ansaldo STS S.p.A (Italia).

Proinversión detalló que "el sobre con la propuesta económica fue lacrado por un notario público para su posterior apertura el 28 de marzo, día de la adjudicación de la Buena Pro".

La Línea 2 y un ramal que unirá las avenidas Faucett y Gambetta, en la provincia del Callao, forman parte de la Red Básica del Metro de Lima, que ya cuenta con una primera línea que une los distritos de Villa El Salvador, en el sur de la capital, con San Juan de Lurigancho, en el este.

La empresa ganadora tendrá que diseñar, construir, operar y dar mantenimiento durante 35 años a la vía subterránea, que tendrá 35 kilómetros de extensión y requerirá de una inversión que superará los 6.000 millones de dólares.