Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Iberdrola cortó la luz a 578.628 clientes en España en 2013 por falta de pago

Más de dos tercios de los casos se resolvieron en menos de 48 horas

El número de cortes se redujo en 9.500 frente al año anterior

Iberdrola cortó la luz 578.628 veces a clientes residenciales a lo largo del año 2013 en España, según fuentes de la compañía. Eso supone una rebaja de unos 9.500 cortes con respecto a 2012, tras años de escalada. Las otras dos grandes eléctricas, Endesa y Gas Natural Fenosa, no han publicado sus cifras de clientes desconectados por impago correspondientes al año 2013. En 2012, Endesa corto la luz 521.614 veces a sus clientes de España y Portugal, mientras que Gas Natural Fenosa no publicó cifras al respecto.

La factura eléctrica se ha disparado en plena crisis sobre todo por los mayores impuestos y por los sobrecostes asociados a las energías renovables, mientras que el aumento del paro y la rebaja de sueldos ha hecho caer con fuerza la renta disponible. Las dificultades sobre el pago de la factura de la luz han provocado un debate sobre la pobreza energética. Aunque existe un bono social para los colectivos más desfavorecidos, eso no ha impedido que los cortes de luz por impago se disparen durante la crisis hasta superar ampliamente el millón de viviendas al año.

La mayor parte de los cortes de luz de Iberdrola dieron lugar al pago de la factura en las 48 horas siguientes. Así ocurrió en 391.565 casos, algo más de dos tercios del total. En 58.628 casos, el pago se produjo entre 48 horas y una semana después del corte; en 71.594 ocasiones, el pago llegó entre una semana y un mes tras la interrupción del suministro, y en los restantes 56.841 casos, entre una semana y un año después, según consta en la información complementaria del informe de sostenibilidad publicada por la compañía.

En el 96,5% de los casos, la reanudación del suministro se produjo antes de pasar 24 horas desde el pago de la factura. Solo en 648 casos la reconexión se retrasó más de una semana.

Las cifras corresponden a clientes residenciales e incluyen tanto primeras como segundas viviendas. En algunos casos puede haber más de un corte en un año a un mismo cliente.

La normativa española permite a las compañías interrumpir el suministro a los clientes domésticos con tarifa de último recurso o precio voluntario al pequeño consumidor (regulado por el Gobierno) al transcurrir dos meses desde que se comunica el impago, aunque en la práctica las empresas suelen dar otros algo más de plazo. Para los consumidores del mercado libre, no hay un plazo que proteja a los consumidores del corte en caso de impago.

Iberdrola ha publicado las cifras desglosadas por países. Frente a los cientos de miles de casos en España, en el Reino Unido Iberdrola solo cortó la luz a 86 clientes a lo largo de todo el año. Donde más crecieron los cortes de suministro por impago por parte del grupo fue en Brasil, donde la interrupción se produjo en 2,257 millones de casos, un 8,75% más que el año anterior. Además, en muchos de esos casos no se logró el pago o se produjo con mucho retraso, y con ello también la reconexión. En EE UU, donde Iberdrola tiene una presencia mucho menor, el número de cortes aumentó de 87.603 de 2012 a los 94.868 del año pasado. El total de cortes del grupo fue de 2,9 millones.

Más información