Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los expertos no dejan “títere con cabeza”

El grupo propone ceder más tributos a las autonomías si reordenan los impuestos regionales

El comité de la reforma fiscal plantea una rebaja de cotizaciones

Montoro recibe el informe de manos de Lagares, derecha, junto con el Secretario de Estado Miguel Ferre.

Manuel Lagares, catedrático de Hacienda Pública que ha participado en casi todas las reformas tributarias desde 1970, entregó este jueves al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el documento sobre la propuesta de reforma fiscal que le había encomendado el verano pasado. “Hemos analizado hasta las cotizaciones sociales. No ha quedado títere con cabeza en el sistema tributario que no hayamos analizado”, indicó este jueves Lagares en la sala Carlos III del Ministerio de Hacienda donde se escenificó la entrega del informe que este viernes se remitirá al consejo de ministros.

El documento, que consta de 444 páginas, incluye 270 propuestas de cambios impositivos concentradas en 125 propuestas concretas, apuntó el catedrático de Hacienda rodeado de los nueve miembros del comité de sabios —formado por ocho economistas y un abogado— que han participado en la redacción del documento que recoge una propuesta para “una reforma integral del sistema tributario”. Ni los expertos ni el Gobierno ofrecieron este jueves detalles sobre el informe que el Ejecutivo tendrá que analizar para presentar su reforma antes de verano.

El grupo recomendará ceder más tributos estatales a las comunidades

Lagares reveló cuál fue la indicación del ministro para elaborar la propuesta: que tuvieran en cuenta la unidad de mercado y la neutralidad del sistema tributario español. En este sentido, propondrán revisar la maraña de impuestos autonómicos que, en ocasiones, perjudican la actividad económica, según admiten fuentes próximas al grupo. Además, recomendarán ceder más tributos estatales a las comunidades, pero con una arquitectura estatal para evitar la competencia regional, a cambio de que estas acepten eliminar muchos de los tributos y tasas que enredan la maraña fiscal autonómica. Para llevar a cabo este plan será necesario una ronda de negociaciones con todas las comunidades. La recomendación enlazaría con la reforma del sistema de financiación autonómica que tiene pendiente el Gobierno. Los expertos consideran que hay que ofrecer más capacidad tributaria a las comunidades para que tengan más corresponsabilidad fiscal. A la vez, creen que la recaudación regional debe estar menos vinculada al ciclo económico para evitar episodios como el que se ha vivido durante la actual crisis: la recaudación de las comunidades se ha desplomado cerca del 30%, debido a la depresión de los tributos ligados a la construcción.

“La pelota está ahora en el tejado del Gobierno”, indicó el ministro que añadió que el nuevo marco tributario “es la garantía de la financiación de los servicios públicos”. El informe del comité de expertos servirá de guía al Ejecutivo para diseñar su propia reforma que, según dijo el titular de Hacienda, debe hacer un sistema más sencillo que cumpla los principios de suficiencia —que aporte los recursos suficientes para financiar los gastos públicos—, eficiencia, equidad tributaria y que, además, contribuya a reducir el déficit público.

Lagares explicó que la propuesta “protege el desarrollo social, a las familias, a los discapacitados y a todas las personas que tienen dificultades y, además, apuesta por la unidad de mercado y la neutralidad del sistema impositivo”. El documento recomienda rebajas en los tipos del IRPF y reducción de los tramos del impuesto. También recomienda fijar un mínimo personal que recoja la capacidad de pago real del contribuyente y refleje su situación familiar. Por eso, se elevarán las deducciones por descendientes y ascendientes y se establecerán beneficios fiscales para las situaciones de dependencia.

En el impuesto sobre la renta también propondrán limitar al máximo el régimen de módulos. Para ello plantearán que se limite a empresas que tengan relación directa con el consumidor final.

El documento recomienda rebajas en los tipos del IRPF y reducción de los tramos del impuesto

Los expertos han debatido si permitir la deducción de los gastos sanitarios y educativos en el IRPF porque Lagares considera que son costes para el contribuyente que afectan a su capacidad de pago. “Los expertos han mantenido un abierto debate sobre todos los impuestos”, admitió ayer el catedrático, que agregó: “No ha habido un impuesto que no haya sido tocado, analizado y debatido por este comité”. Uno de los puntos de debate tuvo que ver con la creación de un impuesto sobre la riqueza que gravase la vivienda, incluida la habitual actualmente exenta. La tendencia internacional pasa por aumentar la fiscalidad de la vivienda, ya sea con su imputación en el IRPF o mediante la subida del IBI.

Los expertos también proponen una devaluación fiscal: subida de impuestos indirectos a cambio de rebajas en las cotizaciones sociales. Algunas instituciones internacionales como el FMI y la Comisión Europea ya reclaman esta medida. Señalan que podría aportar un punto adicional al crecimiento del PIB y contribuiría a crear empleos. No obstante, académicos y otros expertos dudan de que sus efectos. Hacienda admite que lleva dos años estudiando cómo rebajar las cotizaciones sociales sin perjudicar las cuentas públicas. Como el Gobierno se resiste, de momento, a subir el tipo general de IVA, los expertos plantean una reclasificación de productos desde los tipos reducidos (4% y 10%) al general (21%).

Más información