Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRANSPORTE

El tren de larga distancia transporta ya a más viajeros que el avión

Renfe transporta a 1,9 millones de pasajeros entre ciudades en enero, 50.000 más

Pasajeros en un andén de la estación de Chamartín. Ampliar foto
Pasajeros en un andén de la estación de Chamartín. EFE

La amenaza se ha cumplido. El tren de larga distancia le ha quitado al transporte aéreo el liderato para moverse por España gracias al impulso del AVE. De acuerdo con las cifras que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), 1,865 millones de personas utilizaron el avión en enero —un 7,3% menos que en el mismo mes de 2013—, mientras que 1,915 millones (un 22% más) se movieron por el tren de alta velocidad por el territorio español.

Según explican desde el ente público, el 80% de los pasajeros de larga distancia que aparecen en los datos del INE van montados en algunos de los trenes de alta velocidad. Si a esta cifra se le suman los usuarios de los AVE de corto radio, como la conexión con Toledo y que en su conjunto rondan el medio millón, el número de pasajeros del AVE ya supera al de avión, con un sorpasso que ya tuvo lugar el pasado mes de octubre.

El número de pasajeros del avión acumula 28 meses de caídas consecutivas. Las pesonas que se movieron por tren entre ciudades lleva 11 meses de alzas. En enero la diferencia entre estos dos medios de transporte fue de 50.000 personas. El AVE ha ganado adeptos después de que el Ministerio de Fomento tomara la decisión de bajar el precio del billete del AVE, en febrero del año pasado. Y al igual que otras empresas europeas de trenes, Renfe se ha empeñado en ganarle la guerra al avión.

El retroceso que ha presentado el transporte aéreo se explica por la subida de las tasas, que desincentivan la llegada de aviones, así como por el recorte de rutas por parte de todas las aerolíneas.

Al cierre de 2013, la cifra de viajeros por avión tuvo un descenso de 4,7 millones con respecto a 2012. El dato fue el más bajo para todo un año desde 2002. Por el contrario, las cifras del tren de larga distancia recuperaron la tendencia al alza y sumó tres millones más de pasajeros, hasta los 25,4 millones de personas. Este dato supuso un alza del 13,5% con respecto a 2012.

De acuerdo con los datos del INE, el transporte por autobús bajó un 2%, mientras que el marítimo se incrementó un 5,7% durante el pasado mes de enero. En total, el número de viajeros que utilizaron el transporte público fue de 372,4 millones en el primer mes del año, lo que supuso un 1,4% menos que en 2013.

El transporte urbano se redujo un 1,2% y el interurbano un 0,9%. Dentro del urbano, el metropolitano disminuyó un 0,7% y el transporte por autobús bajó un 1,5%.

Por regiones, en todas las comunidades autónomas, a excepción de Murcia y País Vasco, cayó el número de viajeros en el transporte por autobús con Extremadura y Castilla-La Mancha con las mayores caídas.

Según los datos del INE, el número de usuarios de Metro en Madrid descendió un 0,7% en enero hasta los 48,6 millones de viajeros, mientras que el número de usuarios de autobús en la capital creció un 0,8% en ese mes, con 34,9 millones.

El precio de la gasolina se abarata

El precio medio del litro de gasolina sin plomo 95 esta semana se ha abaratado un 0,6%, hasta 1,399 euros, mientras que el del diésel bajó un 0,5% con respecto a hace siete días, por lo que dejan atrás tres semanas consecutivas de incrementos.

El precio medio en España de la sin plomo 95 esta semana registró una bajada del 0,6%, al situarse en 1,399 euros, frente a los 1,407 euros de hace una semana, cuando registró máximo anual, y vuelve a situarse por debajo del umbral de 1,4 euros por litro, según recoge Servimedia del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Por su parte, el diésel registra asimismo un descenso del 0,5% respecto a hace siete días, situándose en 1,335 euros por litro. Con los precios actuales, llenar un depósito de 55 litros de gasolina se sitúa en 76,94 euros, frente a los anteriores 77,39 euros, mientras que en el caso del diésel se sitúa en 73,42 euros, frente a los 73,81 anteriores.

El importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo tanto de la media de la Unión Europea como de la zona euro. En la UE-28 la gasolina bajó hasta los 1,527 euros, mientras que el precio del gasoil disminuyó a los 1,414 euros.

Más información