Selecciona Edición
Iniciar sesión

ACS aumentará su control sobre la australiana Leighton con una opa

Florentino Pérez anuncia que Marcelino Fernández Verdes será su sucesor

La constructora, controlada por la española ACS, alcanzaría el 74,23% del capital de la empresa

Ampliar foto
El presidente de la constructora Hochtief, Marcelino Fernández Verdes, el pasado febrero. EFE

La constructora Hochtief, controlada por la española ACS, lanzó ayer una oferta pública de compra para elevar su participación en la australiana Leighton en un 15,5%, con lo que alcanzaría el 74,23% de su capital. La operación responde al interés de la empresa alemana por asegurarse la importante fuente de beneficios que representa Australia, que de hecho aporta el 49% de sus ingresos. Al mismo tiempo, confirma que el grupo dirigido por Marcelino Fernández Verdes, a la sazón sucesor de Florentino Pérez, está decidido a centrarse en su negocio tradicional del hormigón, el ladrillo y las grandes obras.

La filial de ACS llega al 74% de la firma y refuerza su apuesta por la construcción

Hochtief quiere hacerse fuerte en Leighton, aumentar su representación en el consejo y reestructurar la compañía (incluyendo su sistema de gobierno corporrativo) para que sea más operativa y eficiente. Ha advertido de que acometerá los cambios sea cual sea el resultado de la oferta, que asciende a 22,15 dólares australianos por acción en metálico, sin contar el dividendo de 0,60 dólares a pagar en abril. La operación representa una inversión máxima de 1.155 millones de dólares australianos (unos 755 millones de euros al cambio actual). Para hacer frente al desembolso, el grupo tiene previsto tirar de caja y echar mano de créditos que, asegura, están disponibles.

Al lanzar la opa, la filial de ACS opta por el camino más recto posible para consolidar un mayor porcentaje de los resultados de Leighton en sus cuentas, ya que la ley del país austral también permite realizar pequeñas compras. En concreto, del 3% del capital cada seis meses. Hochtief, accionista de referencia de la australiana desde hace décadas, había recurrido a esta vía para reforzarse en los últimos años.

“Para nosotros, Leighton es una inversión estratégica y siempre hemos querido incrementar nuestra participación en ella”, reconoció Fernández Verdes. El consejero delegado no descartó en conversación con Bloomberg que, en caso de que la opa llegue a buen puerto, intenten alcanzar el 100%. “Pensaremos en un futuro sobre estas cuestiones”, afirmó el directivo español, que está al frente de la mayor constructora alemana desde 2012.

A este respecto, la oferta para reforzarse en Australia y en Leighton, que entre sus últimos proyectos destaca el del edificar el mayor casino del mundo en Macao, constata el giro de Hochtief hacia su negocio core tras intentar hacer carrera en los servicios durante la última década.

A la espera de que las autorizaciones, el mercado ya ha bendecido la operación. Las acciones de Leighton ganaron ayer un 11%, hasta superar el precio de la oferta y rebasar los 23 dólares australianos. El valor venía de lograr una fulgurante subida el viernes del 7,7%, lo que suscitó sospechas en el regulador australiano. Los títulos de Hochtief, por su parte, se revalorizaron un 2,34%, hasta 69,94 euros. ACS avanzó un 0,32%, hasta 26,54 euros.

ACS, que controla actualmente el 55,9% de Hochtief y que mientras sale de compras fuera ha puesto a la venta negocios en España, ganó 702 millones en 2013, frente a las pérdidas de 1.928 millones de 2012, gracias sobre todo al negocio en el extranjero.

A vueltas con Fernández Verdes, el presidente de ACS, Florentino Pérez, señaló este domingo al responsable ejecutivo de Hochtief como su probable sustituto. “En ACS ya tengo un sucesor. Es Marcelino Fernández Verdes”, afirmó Pérez en el programa Salvados, de La Sexta.

Más información