Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
MERCADO LABORAL

El empleo crece 68 meses después

La Seguridad Social contó con 61.557 afiliados más que el año anterior.

El trabajo con jornada a tiempo parcial aumenta en febrero hasta el 22%

Ampliar foto

Cinco años y ocho meses después ha vuelto a crecer el empleo. En febrero el número de afiliados a la Seguridad Social subió en 61.557 trabajadores respecto al mismo mes del año anterior, un 0,38% más, y se situó en una media de 16.212.304. Ya con los datos de que publicó el Ministerio de Empleo se vio que el mercado laboral había dejado de caer. Y con los que difundió este martes, se confirmó que se ha dado la vuelta. Pero el buen dato no esconde que en esos 68 meses se han perdido tres millones largos de empleos y que, incluso, con estos números el mercado laboral español ha vuelto a los niveles de 2003.

Además del dato de afiliación de enero, había más indicios que apuntaban que el mercado laboral se daba la vuelta. Lo hacía la afiliación limpia de los efectos de calendario, que con el dato de febrero acumulaba seis meses al alza. Y, en mucha menor medida, por ser una cifra muy parcial, el paro registrado, que el mes pasado cayó en 1.949 personas respecto a enero por primera vez durante la crisis y quedó en 4,8 millones.

Había otro indicio muy claro. Las declaraciones del Gobierno en los días previos a que se difundieran los datos del Ministerio de Empleo: la tónica habitual del Ejecutivo es el silencio cuando el dato va a ser negativo. Tanto su responsable, Fátima Báñez, como el mismo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, habían anticipado que en febrero la Seguridad Social iba a ganar afiliados respecto al año anterior, lo que los técnicos llaman creación de empleo neto. “Es una buena noticia. El mercado laboral se ha dado la vuelta. Creo que en los próximos meses se creará empleo”, vaticinó a primera hora de la mañana Báñez.

El líder del PSOE, por su parte, hizo una valoración positiva con un punto de ironía: “Me alegro muchísimo, muchísimo, de que haya 2.000 españoles o 1.500 que hayan salido de las listas de desempleo”. Por su parte, el portavoz laboral de Izquierda Plural, Joan Coscubiela, habló de “espejismo” porque “está precarizando las condiciones de contratación e incentivando el empleo parcial para hinchar las estadísticas de la Seguridad Social”.

A la hora de valorar los datos, entre los agentes sociales, la patronal habló de “resultado positivo y esperanzador”. Los sindicatos, por su parte, optaron por un análisis con contrapuntos. Tanto CC OO como UGT reconocen lo positivo de la caída del paro, pero ambas centrales optan por poner el acento en el incremento de la precariedad laboral que se está observando en este momento.

Y si hay datos que señalan que el mercado laboral se ha dado la vuelta, también los hay que subrayan que lo hace a través del empleo de peor calidad. Los empresarios siguen sin apostar por la contratación indefinida, que aunque se recuperó en enero ligeramente, el porcentaje de compromisos fijos firmados todavía quedó en el 8,9%, una tasa menor incluso que la del mismo mes de 2013.

Los empresarios siguen

sin apostar por la

contratación indefinida

Y por lo que respecta al incremento del peso de la contratación a tiempo parcial, febrero no fue una excepción sobre lo sucedido en los meses anteriores. El tirón de esta modalidad de contratación ha hecho que su peso aumente en el mercado laboral y, a tenor, de los datos de la Seguridad Social, ya suponen el 22% de todos los afiliados.

El incremento del peso específico del empleo a tiempo parcial, sumado a la tarifa plana de 100 euros para contingencias comunes para nuevos contratos fijos, hacen prever que aunque el mercado laboral se haya dado la vuelta, sus efectos todavía tardarán en notarse en las cuentas de la Seguridad Social. En este sentido, su máximo responsable, Tomás Burgos, afirmó este martes que lo prefiere “recaudar menos al principio, salvar la empresa y recuperar los ingresos después”.

Junto a la temporalidad y la jornada parcial, hay otro indicio que muestra la fragilidad de la situación, por el momento. La mejoría laboral se ha dado, sobre todo, por el tirón del trabajo autónomo. De hecho, del total del incremento de la afiliación tres de cada cuatro se deben a la afiliación de quienes trabajan por cuenta propia. La recuperación de este colectivo es anterior a la de quienes cotizan en el régimen general, los asalariados, que, como el empleo en su conjunto, crecieron en febrero por primera vez durante la crisis.

El repunte de este tipo de empleo, más barato y de peor calidad, explica que España en esta crisis haya comenzado antes a crear empleo (habitualmente el listón se situaba en el 2% del PIB). Todavía es muy pronto para vaticinar cuánto está creciendo la economía en este primer trimestre de 2014, pero viendo lo sucedido en los dos primeros meses, lo más probable es que la encuesta de población activa de comienzos de año tenga un resultado positivo.

Más información