Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sistemas de seguridad para el hogar

Las alarmas modernas con llaves electrónicas tienen un coste mensual de unos 25 euros

Sistemas de seguridad para el hogar

En los últimos años los robos en viviendas se han incrementado en un 73%, según el último estudio realizado por Línea Directa. La seguridad o ausencia de riesgo es una necesidad que tienen todos los seres humanos para sentirse protegidos. ¿Pero qué ocurre cuando uno no se siente seguro en su propio hogar? Las cifras son rotundas, desde el inicio de la crisis en 2009, más de tres millones de viviendas han sido asaltadas en nuestro país.

El número de hogares con seguros y sistemas de seguridad electrónica ha aumentado, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Una buena puerta, ventanas de calidad o cerraduras de seguridad son una inversión en términos de confianza.

El Ministerio del Interior aconseja revisar las puertas de acceso a la vivienda. Si no están blindadas, se debe procurar que al menos tengan dos puntos de cierre y no exista hueco entre la puerta y el suelo para evitar que las personas amigas de lo ajeno hagan palanca.

Una puerta blindada se caracteriza por la integración en la misma de una chapa de acero de 1,5 milímetros de espesor para aportar mayor consistencia a la misma. En empresas como Fichetmadrid el cerco existente se refuerza mediante la chapa de acero en el lado de la cerradura y se fija a la pared mediante seis tacos de expansión, tres a cada lado, atornillados por el canto al conjunto cerco-contracerco-muro de la puerta blindada. El precio de una de estas puertas ronda los 900 euros más el IVA.

Para más seguridad se puede recurrir a las puertas acorazadas. Para los pisos, Fichetmadrid comercializa un conjunto acorazado de seguridad con doble blindaje de acero y una reja interior que proporciona mayor resistencia frente a los intentos de fractura por forzado, taladrado, arrancamiento del cilindro, aserrado de los pestillos e incluso por hundimiento de la puerta.

Cuenta con un cerco de acero con seis puntos de sujeción o anclajes al muro, cuatro bisagras soldadas con cuatro pivotes anti-palanca y anti-descolgamiento. Su precio ronda los 1.600 euros aproximadamente más el IVA y con instalación incluida. Para el caso de viviendas unifamiliares, Fichet vende varios tipos de puertas acorazadas en vidrio, con lateral vidriado, así como con doble hoja vidriada o una hoja más altillo. Además, dispone de acabados. entre otras maderas, en embero, sapelly, nogal o roble.

En empresas como Kiuso, comercializadora de puertas acorazadas, aconsejan la instalación de estas últimas ya que aportarán mayor protección a nuestro hogar. Las puertas blindadas al tener una estructura básicamente de madera pueden ceder con la utilización de patas de cabra y abrirse con mayor rapidez, aseguran en Kiuso. Todas sus puertas acorazadas tienen una estructura de acero tanto en cerco como en bandeja, así como un mínimo de ocho pivotes antipalanca de acero que se insertan dentro del propio cerco. Su precio ronda los 1.400 euros con instalación.

No debemos olvidarnos tampoco de los balcones, aleros, salientes de muros, tuberías, etcétera, a los que puedan trepar con relativa facilidad los delincuentes. Además, se debe prestar especial atención a las ventanas o terrazas próximas a estos puntos.

La instalación de persianas con cerrojo interior y rejas de barras con una separación de no más de 12 centímetros, según el Ministerio del Interior protegerán mejor nuestro hogar.

Sin olvidar que una mayor eficacia en la seguridad de la vivienda se logra instalando dispositivos electrónicos de alarma.

Existen diferentes tipos en el mercado , pero se pueden dividir principalmente en dos. Las alarmas conectadas a una central de recepción, en la que una vez verificada la señal de alarma, alertan a la Policía o no. Y las alarmas que funcionan en modo local. No tienen comunicación, cuando el equipo detecta una presencia extraña, simplemente se activa la sirena en la vivienda, pero el cliente no recibe ningún aviso. Su precio en el mercado ronda los 70 euros.

Los sistemas antirrobos más innovadores permiten el total control de los hogares estemos donde estemos, como por ejemplo, el que ofrece Securitas Direct. La alarma Verisure, con un panel de control sencillo e intuitivo, permite controlar el movimiento dentro de la vivienda, así como la apertura y cierre de sus puertas gracias a unas llaves electrónicas.

El precio de sus packs parte de los doscientos euros aproximadamente hasta los mil euros (IVA no incluido), a lo que hay que sumar las cuotas mensuales de entre 25 y 40 euros al mes. La cuota se desglosa en dos conceptos: por un lado, el servicio de verificación de las señales de alarma 24 horas y aviso a la Policía en caso necesario y, por otro, suele incluir el mantenimiento de los equipos.

La comunicación de la alarma es antisabotaje ya que evita la anulación del sistema por corte técnico o intencionado de la línea telefónica fija. Además, su central receptora verifica las alarmas viendo y escuchando lo que realmente ocurre en casa del cliente, minimizando así las falsas alarmas y facilitando la intervención de la Policía.

Para Securitas Direct la colocación de placas disuasorias en el exterior de la vivienda indicando la existencia de alarmas reduce estadísticamente los robos. En los casos en los que a pesar de tener alarma se producen, según asegura Securitas Direct, estos suelen ser más rápidos y con menos destrozos, ya que los ladrones saben que en cualquier momento pueden ser sorprendidos por la Policía.

Otras empresas como Prosegur además de proteger el interior del hogar con sistemas de seguridad, como los vídeo detectores, ofrece a sus clientes la opción de instalar una alarma perimetral.

Cuando un intruso accede al área externa de la vivienda se acciona una señal acústica que será enviada a la central receptora de Prosegur. Todos sus equipos de alarmas perimetrales disponen de la posibilidad de ser activados de modo parcial. Es decir, si se encuentra dentro de su casa, podrá activar determinadas zonas de la vivienda. Así, en caso de que alguien quiera entrar, el sistema lo detecta, pero le permite moverse libremente por el interior de la vivienda.

Esta configuración del sistema de seguridad de Prosegur está especialmente indicada para ser activada durante la noche. Por ejemplo, en una casa de dos pisos, se puede activar la zona de la planta baja y dejar desactivada la planta alta, de manera que el movimiento de los miembros de la familia no active ninguna alarma.