Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SECTOR FINANCIERO

Las refinanciaciones elevan la morosidad bancaria al récord del 13,6%

Los impagos tocan máximos en 197.000 millones y la tasa sube al mayor ritmo de toda la serie

Los datos del cierre del ejercicio son los que se emplearán en las pruebas de resistencia

El crédito mantiene su contracción y baja hasta los 1,44 billones, su nivel más bajo desde 2006

Vista de la fachada del Banco de España. EFE

La morosidad en la banca española aumentó en diciembre hasta el 13,6% de sus créditos, lo que supone un nuevo máximo histórico, según los datos que ha publicado este martes el Banco de España. Este porcentaje equivale a un total de 197.000 millones de euros en préstamos que las entidades consideran irrecuperables o de difícil cobro, mientras el dinero prestado a las empresas y familias continúa a la baja y está en su nivel más bajo desde 2006.

Las cifras actuales suponen un incremento de los morosos en unos 30.000 millones a lo largo de 2013, lo que no tiene parangón en la serie histórica. Según los expertos, la clave de este importante crecimiento es la normativa del Banco de España que obligó a las entidades a calificar como dudosos los créditos refinanciados. Hasta septiembre, esta reestructuración de la cartera afloró 21.000 millones en préstamos malos. Algunos expertos apuntan a que en el conjunto del ejercicio han podido elevarse hasta los 25.000 millones por esta causa y otros 5.000 más directamente por el crédito impagado. 

En opinión de Íñigo Vega, analista bancario de la firma británica Nau Securities, "lo cierto es que mucho de lo que estaba refinanciado en los balances bancarios es ahora moroso. Puede que una parte sea subjetivo (es decir, que no ha realizado impagos, pero está como moroso". En su opinión, "muchas de las entidades han llevado esas clasificaciones al final de año".

Según Joaquín Maudos, catedrático de Economía de la Univiersidad de Valencia, además de las refinanciaciones, estas cifras "recogen el efecto de la debilidad del crecimiento, ya que aunque el PIB ya aumenta, siempre hay un desfase entre el crecimiento económico y la morosidad bancaria. Además, con una persistencia de la tasa de paro en torno al 26% tanto tiempo, y el hecho de que aumente el número de personas que deja de percibir el subsidio de desempleo, es lógico que la mora siga subiendo. Habrá que esperar a tener datos por destino de crédito para ver si la mora hipotecaria está subiendo".

Maudos apunta que "al margen de la mora contable, la morosidad real es superior si incorporamos los adjudicados, que son inmuebles que tienen los bancos en sus balances y que son la otra cara de la moneda de la morosidad". "En ese caso, la tasa de mora se sitúa en torno al 18%", advierte. Además, existen los activos que el sistema traspasó al banco malo, unos 50.000 millones entre activos inmobiliarios y créditos. Con esta cifra se elevarían los impagados a 250.000 millones.

Examen europeo

Las cifras de cierre de 2013 serán las que se usen en el examen europeo que debe servir para disipar las dudas sobre el sector. Los resultados de estas pruebas de esfuerzo, sin embargo, no se darán a conocer hasta finales de este 2014.

Con respecto a noviembre, la tasa de morosidad ha aumentado en más de cinco décimas (0,53 puntos porcentuales), lo que supone el mayor salto mensual en los seis años transcurridos desde el inicio de la crisis. Según la estadística del Banco de España, para encontrar un avance más intenso en un solo mes hay que retrotraerse hasta la crisis de 1993. En cuanto al crédito, el total de dinero prestado se desploma en unos 24.000 millones de euros, hasta los 1,44 billones, que es su nivel más bajo en toda la crisis.

Por otra parte, sobre las provisiones, las entidades han acabado el año con menos dotaciones para afrontar la morosidad. Según los datos del Banco de España, los fondos destinados a cubrir las correcciones de valor por deterioro de los créditos acabaron 2013 en 113.613 millones, por debajo de los  123.628 millones de diciembre de 2012.

"Están reconociendo la realidad"

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha atribuido el aumento de la morosidad a la caída del crédito y a que las entidades están "reconociendo la realidad". A veces, las tasas oficiales en el pasado no reconocían la realidad", ha sostenido antes de mostrar su confianza en que se moderará en los próximos meses.

Según ha defendido Guindos, ahora existe un "sistema mucho más transparente", el Banco de España ha establecido criterios "más estrictos" para las refinanciaciones y los bancos cuentan con "muchas más provisiones, el resultado es que "esa realidad va aflorando", ha sostenido el ministro.

"Es un dato esperado. Creo que estamos cerca del fin de estos incrementos", ha señalado en la misma línea el gobernador del Banco de España, Luis María Linde. Así, ha destacado que aunque la tasa de mora puede seguir subiendo, el ritmo de crecimiento se está aminorando "claramente".