Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
MERCADO LABORAL

El empleo arranca el año con la destrucción de 184.000 puestos de trabajo

Los datos de paro registrado reflejan que el deterioro laboral continúa, aunque a menor ritmo

El número de desempleados sube en 113.097 y supera de nuevo los 4,8 millones

El Ministerio destaca que en la Seguridad Social y el Inem es la cifra menos mala desde 2007

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

A poco más de una semana de publicarse los datos de la Encuesta de Población Activa del cierre de 2013, este martes ha sido el Ministerio de Empleo quien ha dado las primeras cifras sobre la evolución del mercado laboral en este 2014. Y el balance invita a moderar el optimismo. En enero, que suele ser un mes tradicionalmente malo para encontrar trabajo, el número de afiliados a la Seguridad Social bajó en 184.031 personas con respecto a diciembre, lo que supone un descenso del 1,13%, y sitúa el número de adscritos al sistema en 16.173.610 personas. Por su parte, el número de parados registrados en el antiguo Inem subió en en 113.097 desocupados, un 2,4%, hasta superar de nuevo los 4,8 millones.

El Ministerio de Empleo destaca que, en términos intermensuales, este dato es el "menos negativo" desde 2007, ya que nunca se han producido crecimientos de afiliación en enero desde que existen datos comparables. No obstante, tras seis años de destrucción de empleo, según reflejó la EPA del cuarto trimestre de 2013, el hecho de que se frene la destrucción de empleo es algo previsible. La comparación interanual arroja una descenso del 0,04% o 5.829 ocupados menos. Hasta la fecha, el mínimo de ocupación de la crisis se alcanzó en febrero de 2013, cuando la cifra de afiliados bajó a 16.150.747 y marcó el nivel más bajo desde 2002. El de este enero es el segundo dato más bajo en estos 12 años.

En cuanto al desempleo, en los meses de enero de 2008 a 2013, el paro subió en más de 130.000 personas (salvo en 2010, que se quedó al borde de los 125.000 nuevos parados). Hasta la fecha, el mayor repunte del desempleo en un mes de enero corresponde a enero de 2009, cuando el antiguo Inem sumó casi 199.000 nuevos desempleados. Frente a enero de 2013, el número de parados baja un 3,34%, con lo que la comparación interanual mantiene las tasas negativas por cuarto mes consecutivo.

Desde el departamento que dirige Fátima Báñez también destacan la evolución de los datos con ajuste estacional -que corrige la influencia de cada momento del año-. En estos términos, la ocupación aumentó en 35.500 personas por quinto mes. Con respecto a enero de 2013, la Seguridad Social perdió 5.829 ocupados, lo que supone una caída del 0,04%. Del lado del paro, el balance de enero arroja un descenso de 3.907 desempleados, el sexto consecutivo, lo que no sucedía, según el Ministerio, desde el año 2007.

Evolución por sectores

El paro bajó en enero sólo en el sector de la construcción, con 3.486 desempleados menos (-0,53%) y subió en el resto de sectores. Así, los servicios registraron 99.519 parados más (+3,3%), la agricultura sumó 8.110 desempleados (+4%), el colectivo sin empleo anterior incrementó su número de parados en 5.377 personas (+1,4%), y la industria experimentó una subida del desempleo de 3.577 personas (+0,7%).

Por comunidades, el paro solo bajó en enero sólo en Baleares (0,53%), mientras que subió en el resto de autonomías, especialmente en Extremadura, con un aumento del 5,23%, y en el País Vasco, con un 4,6%.

En cuanto a la contratación, en enero se registraron en el antiguo Inem un total de 1.259.240 contratos, un 14,3% más que en enero de 2013, de los que 98.366 fueron contratos fijos, cifra que equivale al 7,81% del conjunto de la contratación y que es un 2,2% inferior a la de un año atrás.

En un mes se destruye un tercio del empleo público de 2013

En enero, el número de afiliados a la Seguridad Social en los sectores de actividad ligados a las administraciones públicas se situó en 2.994.367 personas, 16.771 menos que el mes anterior. Con ello y tal y como denuncia el CSI-F, "tan solo en el mes de enero se ha destruido más de un tercio de todo el empleo público que se creó en 2013".

Este sindicato lamenta, además, que "estos datos demuestran que las administraciones públicas están `parcheando' las necesidades puntuales de personal (especialmente en Sanidad y Educación) con contratos temporales de baja calidad".

UGT considera que los datos de paro del mes de enero "son cantidades demasiado elevadas para sustentar el discurso optimista del Gobierno", e insiste en que "si no hay cambios en la política económica y laboral, la recuperación no será posible". Según destacan, el 92,2% de los contratos en enero fue temporal, con lo que advierten de que el Gobierno "está apostando por la precariedad y los bajos salarios, algo que, unido a los recortes en las prestaciones por desempleo está derivando en un grave aumento del riesgo de exclusión social".

En la misma línea, CC OO cree que los datos no son buenos y asegura que apostar por empleos precarios y mal retribuidos no va a solucionar el "grave" problema de desempleo que padece España. Según sus cálculos, harán falta al menos 15 años para recuperar los empleos perdidos. Asimismo, alertan de que el 39 % de los desempleados no tiene prestaciones y el 50 % de los beneficiarios recibe una prestación asistencial, algo "muy preocupante".

Por su parte, la Unión Sindical Obrera (USO) afirma en otra nota que los datos de hoy muestran la realidad que trata de ocultar la "propaganda oficial", al tiempo que explica que el leve crecimiento económico no es suficiente para absorber los parados. USO también hace hincapié en que sólo se crean empleos temporales y la afiliación a la Seguridad Social continúa descendiendo, lo que pone en riesgo el sistema.

Más información