Selecciona Edición
Iniciar sesión

El empleo crece en el sector turístico gracias a los autónomos

El número de ocupados por cuenta propia registra su mayor alza en seis años

El turismo en España está en plena forma. El año pasado llegaron cerca de 60 millones de turistas extranjeros. El fenómeno es un bálsamo para el sector sacudido como todos por la virulencia de la crisis. Y el buen estado de forma del sector se traduce en una mejora del mercado laboral.

Los trabajadores autónomos salvan la creación de empleo, al menos en el turismo, en donde son los únicos que han contribuido a que aumente el número total de afiliados a la Seguridad Social. De acuerdo con cifras del Instituto de Estudios Turísticos, el año pasado se contabilizaron 1,93 millones de trabajadores afiliados a la Seguridad Social en actividades relacionadas con este sector. El buen comportamiento de los autónomos —que aumentaron un 0,3% con 460.345 registros— sirvió para que el número de afiliados totales en el sector subiera un 0,1% sobre 2012. Los asalariados se mantuvieron en 1,47 millones con un nulo avance del 0%.

Fuente: Ministerio de Industria, Energía y Turismo

El aumento del número de personas que trabajan por cuenta propia representa un récord en los últimos seis años. El grupo de autónomos que tuvieron una mayor alza estuvieron en los segmentos de agencias de viajes, operadores turísticos y hostelería.

Si bien la actividad turística en España ha alcanzado una expansión importante durante la crisis económica —muestra de ello es la entrada de casi 60 millones de visitantes extranjeros al país—, el mercado laboral apenas recogió este auge. El crecimiento de los autónomos puede ser el inicio de la precarización del trabajo. Las empresas continúan con los ajustes en mano de obra y prefieren optan por los independientes”, asegura María Jesús Such, profesora de economía de la Universidad de Alcalá y experta en el sector.

Al cierre del 2013, el número de autónomos en el sector de la hostelería y agencias de viajes presentó un crecimiento de 0,5%, con 335.377 afiliados. Los asalariados, sin embargo, apenas tuvieron un repunte de 0,15 puntos con poco más de un millón de altas en la seguridad social. Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), argumenta que este aumento no significa una precarización del empleo: “Detrás de un autónomo siempre hay un emprendedor”, advierte. Incluso se atreve a asegurar que en el futuro será mucho más sencillo autoemplearse que encontrar un trabajo con un sueldo fijo.

Los mayores aumentos se dan en las agencias de viajes y hostelería

El sector turístico es, prácticamente, la excepción, en esta crisis, algunos segmentos resisten razonablemente, explica Daniel Albarracín, economista de CC OO. “Esto no impide que el nivel de ingresos se estanque debido a la caída de precios. También el nivel y calidad del empleo no deja de empeorar, fruto de la gestión empresarial que aplica la reforma laboral con el objeto de degradar salarios y aumentar la productividad por hora”, comenta.

El experto del sindicato apunta que las razones de este éxito turístico no es tanto que haya un mercado sin saturar y con amplio recorrido, sino la afluencia de visitantes internacionales del centro de Europa y de fuera de la UE, así como de África y Oriente próximo. En tanto, asevera que el turismo interior sigue desplomándose, fruto del contexto recesivo y de las políticas de austeridad. “En medio de las dificultades, la industria podría recibir mayor foco de atención tanto por lo que puede comportar de locomotora del empleo”, argumenta.

Lorenzo Amor, de la ATA, añade que la mayoría de los autónomos combina su actividad con otra ajena, a esto se le llama diversificación. “En general, esto sucede entre los jóvenes, los de menor antigüedad y los que tienen una base de cotización mínima”, agrega.

Si en los próximos meses, el número de afiliaciones de autónomos sigue al alza podría destapar un alza de los falsos autónomos, aquellos que trabajan casi en exclusiva para una sola empresa y que tienen menos garantías de estabilidad e ingresos, comenta Such, de la Universidad de Alcalá. A este fenómeno, asegura Albarracín, de CC OO, habría que añadir el crecimiento que tiene el empleo parcial, que según el sindicalista, se da principalmente entre las mujeres.

De acuerdo con un análisis elaborado por ATA, en diciembre de 2013 había afiliados a la Seguridad Social una media de 3.050.341 de autónomos, un 0,8% más que en 2012. El estudio indica que durante el año pasado una media de 70 nuevos trabajadores al día por cuenta propia se afiliaron a la seguridad social. “Esto rompe con la racha de los últimos cinco años donde cada día se perdieron 234 afiliaciones”, detalla el informe.

Los datos por provincias indican que los mayores crecimientos en cuanto al número de empleados autónomos los registraron Melilla con un alza de 7% y las provincias de Málaga (3,8%), Ceuta (3,7%) y Granada.

En el extremo opuesto, únicamente 16 de las 50 provincias españolas, cerraron el año con un descenso en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), siendo Ávila (-1,5%) la que tuvo la mayor pérdida, con 220 empleados por cuenta propia menos que a principio del año.

Un aumento como el que se dio en 2013 no significa que se esté precarizando el empleo, aseguró Lorenzo Amor. Además, comenta que del total de autónomos el 60,9% lleva más de cinco años de alta en la seguridad social. Este porcentaje es mucho mayor entre los varones, los de más edad, puntualiza el representante de ATA.

El protagonismo y peso del sector turístico en España merecen una atención especial, afirma Albarracín. “Al constituir una superpotencia mundial en esta materia, y por el peso que comporta en nuestra economía —más del 11% del PIB en 2012— sitúa como posible punta de lanza del país, con capacidad de ser motor de cambio. Esto incluye mejorar las condiciones laborales”, expone.

Más información