Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del BBVA pide que se identifique a los culpables de la crisis

BBVA gana un 33% más en 2013 pese a las pérdidas en España

El beneficio ascendió en total a 2.228 millones de euros pero el banco tiene números rojos en su país sede por valor de 671 millones y obtiene su mejor resultado en México (1.805 millones)

González, presidente del banco, pide que se investigue quienes son los culpables de la crisis

El presidente del BBVA, Francisco González (i) y Ángel Cano.

Francisco González, presidente del BBVA, y Emilio Botín, del Santander, coinciden en cuatro cuestiones relevantes. Ambos creen que España crecerá algo más del 1%, pero que el Gobierno no puede caer en la autocomplacencia porque si no se hacen más reformas, volverán los malos tiempos. También consideran que la crisis de las economías emergentes es pasajera y que tendrá efectos positivos sobre los países afectados porque les obligará a realizar reformas; los dos han criticado la sobrerregulación que soportan de los bancos centrales tras la crisis y, por último, los dos quieren que Bankia saque pronto a cotizar parte de su capital.

Pero en donde González fue más lejos que su competidor fue en la exigencia de responsabilidades sobre los culpables de esta crisis. Por primera vez, el primer ejecutivo del BBVA dijo: “La crisis financiera que estamos viviendo necesita más transparencia. El origen ha estado en las cajas, no en todas, pero sí en la mayoría. Ningún banco ha obtenido ayudas. Se ha hecho un daño enorme a la reputación del sector y ha tenido un gran coste de oportunidad para los bancos y la economía española. Es necesario explicar quienes han sido los responsables porque el daño causado es muy grande”, comentó.

Más adelante, en el turno de preguntas, rechazó comentar si la Justicia estaba actuando correctamente, pero insistió en que “no hay que quedarse con lo accesorio, que está apareciendo ahora. Es necesario realizar una reflexión profunda sobre las causas y los culpables”.

En Estados Unidos el grupo ganó 390 millones, el 11,8% menos

Preguntado por cuánto dinero se podría recuperar de los más de 60.000 millones inyectados a las entidades nacionalizadas, González apuntó: “Hay dinero que no volverá nunca más. En 2008 nosotros detectamos, caja por caja, dónde estaban los problemas y los cuantificamos. Hablé con los máximos responsables del Economía de entonces y les facilitamos toda la información que teníamos nosotros. Si se hubiera atajado la crisis en 2008 en lugar de 2012 hubiera costado menos”, sentenció.

Por último, comentó que la crisis de las cajas “trajo episodios de corrupción y situaciones perversas que perjudicaron al crecimiento económico” y dañaron los márgenes bancarios porque se trabajó con precios artificiales no objetivos. “No espero que la corrupción desaparezca, pero sí que después de esta crisis salga una sociedad más limpia”.

González presentó este viernes los resultados de 2013. El BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 2.228 millones en 2013, un 32,9% más. Todos los márgenes de la cuenta de resultados se mantienen a la baja, como el año anterior. El beneficio crece gracias a que las operaciones financieras suben un 43% y a que el banco realiza menores provisiones. Los gastos generales subieron un 3,8%, lo que perjudica a la ratio de eficiencia de la entidad (lo que gasta por cada 100 euros que ingresa), que se sitúa en el 52,3% frente al 49,3% de 2012.

Más morosidad

La tasa de morosidad del grupo subió hasta el 6,8%, frente al 5,1% de hace un año. En España los impagados se elevan al 10% y en la división inmobiliaria asciende al 55%.

Por áreas de negocio, el banco se ve castigado por el mal comportamiento en España, donde el beneficio cae un 49,8%, hasta los 583 millones de euros. Si se incluyen las pérdidas de la división inmobiliaria, España ha perdido 671 millones. También ha pesado en contra de la unidad de España los 425 millones de menor ingreso por la sentencia que quitó las cláusulas suelo y por los 120 millones que el BBVA ha pagado al Fondo de Garantía de Depósitos para hacer frente a la quita a las preferentes. Estados Unidos es otra de las unidades con problemas: aporta 390 millones al resultado neto y ha ganado un 11,8% menos.

En el lado positivo, se ha beneficiado de que en 2013 redujo las pérdidas por actividad inmobiliaria hasta 1.254 millones frente a los 4.044 millones de 2012. Las áreas que mejor se han comportado ha sido México, con 1.805 millones (sube un 6,8%) y América del Sur, con 1.249 millones (crece un 4,1%). Las participaciones en bancos de Turquía y China obtuvieron en conjunto 454 millones, un avance del 12,4%.

La actividad crediticia del banco volvió a caer y en 2012 se apuntó un descenso del 4,7%. Mientras que los depósitos subieron un 6%. En España, los créditos cayeron con más fuerza que la media del grupo: un 7,6%, lo que supone 15.000 millones menos.

En cuanto a las actuaciones del Gobierno, el máximo responsable del BBVA alabó la reforma laboral como “el mayor de los éxitos”, que salvó al país “cuando estuvo cerca del colapso”. Preguntado por si la tasa del 26% de paro no refleja un fracaso de esta legislación laboral, González apuntó: “Ese no es el dato que hay que mirar, sino cuánto tendríamos ahora sin la reforma”.

En su opinión, “la cuestión ahora no es si vamos a dar más crédito y va a caer el desempleo, que es seguro, sino en qué medida van a crecer ambos factores y en cuánto tiempo. Y para eso hacen falta más reformas”.

Sin embargo, criticó al ministro de Economía, Luis de Guindos, por su injerencia en el nombramiento del nuevo presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán. "No se debe mezclar el mundo de la política y el de la empresa. Ese episodio no me ha gustado. La AEB es una asociación privada y toma sus decisiones", comentó. Por el momento, el sector ha dejado dormir el tema, a la espera de volver a negociar en marzo. También criticó con ironía que el BBVA haya tenido que poner más dinero al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) por no haber colaborado en el capital del banco malo, la Sareb. "¿Usted que cree que nos ha parecido?", interrogó a la periodista.

Saneamientos por la venta de Citic

González también abordó su participación en el Citic de China. Ángel Cano, consejero delegado, comentó que la rentabilidad total de la inversión, teniendo en cuenta los dividendos recibidos, "es del 0,5%". No obstante, el resultado del grupo se vio afectado por los saneamientos realizados en el último trimestre del año por la venta de una participación del 5% del banco chino Citic, que supuso minusvalías de 2.600 millones. En el último trimestre de 2013, el BBVA incurrió en pérdidas de 849 millones de euros debido a este saneamiento.

En 2013, el BBVA continuó invirtiendo en regiones emergentes, al tiempo que contuvo el gasto en los países desarrollados, una gestión que llevó a un margen neto de 10.196 millones de euros, que fue el 8,2 % inferior pero permitió absorber los saneamientos crediticios asociados a España, tras la clasificación de los créditos refinanciados efectuada en el tercer trimestre.

La entidad redujo además en 2013 sus necesidades de financiación en 33.000 millones de euros y mejoró la estructura de su balance gracias a la favorable evolución de los depósitos. En concreto, los depósitos a la clientela crecieron un 6%, hasta 310.176 millones de euros, mientras que los créditos a la clientela se situaron en 350.110 millones de euros, un 4,7% menos.

Más información