Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emilio Botín: “El cambio de ciclo económico en España es clarísimo”

El banquero cree que la consolidación de la recuperación tardará en llegar

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín

El presidente del Santander, Emilio Botín, considerado el empresario más influyente de España, ha dado una de cal y otra de arena al presentar los resultados anuales de la entidad de 2013 realizada este jueves. Ha alabado al Gobierno —y en particular al ministro de Economía, Luis de Guindos— por sus reformas, pero le ha advertido de que la tarea no está terminada y ha citado el recorte en las Administraciones Públicas como el caso más urgente. Además, lanzó dos mensajes más: el primero que los problemas de las divisas de los países emergentes están muy localizados (básicamente en Argentina) y no van a provocar una crisis internacional. También ha dicho que el Santander está más fuerte que la mayoría de los competidores por lo que espera elevar con fuerza los beneficios los tres próximos años gracias al crecimiento en casi todos los países, "sobre todo, Estados Unidos". 

“Las señales son positivas, España crecerá un 1% este año, pero todavía hay que ser cautos. El contexto económico será aún difícil. Que la recuperación se consolide no significa un retorno a la normalidad, si por normalidad se entiende la etapa que vivimos en los años que precedieron a la crisis. Las secuelas de la crisis tardarán en desaparecer”, apuntó. Más adelante, ante las preguntas de los periodistas, su discurso ha tomado un claro signo positivo: “La economía española cobrará fuerza” este año, aunque lo hará de “forma gradual”. “Hay un cambio de ciclo clarísimo”, ha asegurado sin ambages.

Como mejor prueba de este optimismo, ha dicho: "por primera vez desde el inicio de la crisis, en 2014 elevaremos el volumen de crédito. Menos de lo que me gustaría, pero lo subiremos porque vemos demanda solvente en particulares y algo en empresas", ha comentado Botín. En 2013 el Santander en España ha ganado 478 millones, lo que supone el 7% del beneficio del grupo. Hace un año, España ganaba el 15% del total.  Sin embargo, el Santander espera duplicar los resultados en 2014 y ganar 3.000 millones en 2016. 

Para reforzar esta idea, ha explicado que España ha dejado de ser "definitivamente el foco de la crisis" para convertirse en "un ejemplo" por las reformas emprendidas, puesto que "ya han empezado a dar sus frutos".

El optimismo lo ha basado también en los resultados del Santander en 2013: ha ganado 4.370 millones, un 90% más. No obstante, esta mejoría tiene matices porque se ha apoyado en la subida de los beneficios por operaciones financieras, que crecieron un 28,6%, y en la reducción de las provisiones: 3.000 millones menos que en 2012. Los costes estuvieron planos, con una caída del 0,7%.

Todos los márgenes de la cuenta de resultados continúan cayendo. El más relevante es el margen financiero (el resultado de lo que se obtiene por los créditos y lo que se paga por los depósitos), que desciende un 13,3%. Los ingresos por comisiones también descienden un 4,9%. Por eso, el beneficio ordinario (sin operaciones atípicas) de 2013 ha caído un 18,2% frente al del ejercicio anterior, según los datos del grupo.  

Lo que más preocupa a Botín es "el desempleo, aunque ya se han producido avances en los últimos meses, que se mantiene en tasas muy elevadas, por lo que el objetivo debe ser reducirlas", ha afirmado. El otro talon de aquiles es "la deuda pública y privada, que debe disminuirse.

Más flexibilidad

Asimismo, Botín ha destacado que el sector privado también ha dado "muestras de flexibilidad", como refleja la mejora de la competitividad y posición exterior. A su vez, ha alabado también la reducción de la prima de riesgo y que la inversión extranjera esté creciendo "con fuerza", lo que muestra el "creciente interés de los inversores internacionales por España". En este sentido, alabó la entrada del grupo venezolano Banesco con la compra de Novagalicia Banco. "Yo estuve en esa subasta, pero si ellos pagaron más, me parece bien que se lo quedaran", ha dicho.

Respecto a la crisis de las divisas de algunos mercados emergentes, como Argentina, Turquía y Sudáfrica, Botín ha negado la mayor. "Las economías emergentes también ofrecen signos positivos. Se ha exagerado lo que está pasando en algunos países, sobre todo Argentina, que son consecuencia de los recortes de estímulos de Estados Unidos.No nos iremos de Argentina. Hemos ganado 450 millones de dólares este año y tenemos un 13% de cuota, aunque no hemos podido repatriar los dividendos por problemas con el Banco Central que espero que se superen". La mitad del negocio del Santander está en mercados emergentes y el resto en economías maduras. 

Botin, en la presentación de los resultados de 2013.
Botin, en la presentación de los resultados de 2013. AFP

Botin cree que, "a la larga, la posición de Estados Unidos será buena porque forzará a los países a realizar reformas. Unos serán más rápidos y otros más lentos, pero todos tendrán que hacer reformas". Javier Marín, consejero delegado, ha añadido que descartan cualquier contagio en Brasil, el país más importante del grupo, donde gana el 23% del beneficio. "Es la séptima economía del mundo y su potencial de crecimiento está intacto; tiene una deuda sobre PIB del 35% y sus reservas son superiores a la deuda. No hay burbuja en Brasil", ha añadido el número dos del grupo. El banco espera crecer en créditos en Brasil.

El tercer gran asunto que ha abordado Botín ha sido la fortaleza del banco: "Somo uno de los cuatro bancos del mundo que no ha dado pérdidas en ningún trimestre desde el comienzo de la crisis". Lo que más destacó es que "el consejo propondrá a la junta, que se celebrará el 28 de marzo, mantener el dividendo con cargo a 2014 en 0,60 euros por acción por quinto año consecutivo. Esto equivale a una rentabilidad del 10%, la más alta de la banca internacional".Este cobro se puede hacer en acciones o en metálico.

Algunos analistas han apuntado que el grupo debería recortar el dividendo para elevar su capital, que consideran escaso. Botín lo ha negado y ha dicho que tiene ratios de capital suficientemente fuertes: del 9% sobre los criterios más exigentes de Basilea III y del 11,71% con criterios más holgados de Basilea II. "Los reguladores se han pasado o quizá ha sido el mercado. Con tantas exigencias al final se recorta el crédito. Nunca hemos pensado en ampliar capital". 

Como ha reconocido Botín, uno de los factores que permitirá acelerar el crecimiento del banco será "el descenso de las provisiones, que continuará este año así como el 2015 y 2016". También ha destacado la diversificación geográfica, que el 87% de los beneficios provengan de la banca comercial, así como la solvencia y la eficiencia en gastos.

No descartó superar el 15% de cuota que tiene en España. "Nos presentaremos a la subasta de Catalunya Banc", ha dicho y sobre Bankia pidió al Gobierno que acelere la privatización de la entidad. "Está muy bien gestionada. Eso va a ir muy rápido. Nosotros estaríamos dispuesto a colocarla en el mercado". ¿Le gustaría comprar Bankia?, se le ha preguntado. "Prefiero colocarla. Las últimas compras que hice me salieron muy caras", ha dicho en referencia a la ruinosa inversión que supuso la inversión en la OPV de Bankia en 2011.  

Para finalizar, el presidente de Banco Santander afirmó que la aportación de los bancos españoles "ha sido y está siendo decisiva para que el sistema financiero español sea hoy uno de los más sólidos del mundo y para la reactivación de la economía española".

El presidente cumplirá 80 años, pero no se jubila: “Me divierto mucho”

Al presidente del Santander, Emilio Botín, le disgusta que se le pregunte por su retirada. Este jueves, la primera pregunta fue por su jubilación, dado que octubre cumplirá 80 años. “No deberían preguntarme más veces por este tema. Estaré al frente de la entidad todo el tiempo que haga falta y mientras tenga el apoyo del consejo y de los accionistas”. Además, añadió que seguirá en la entidad porque “me divierte mucho” y, elogiando a su consejero delegado que lleva menos de un año en el cargo y se encontraba a su lado, dijo: “Cada día tengo menos trabajo y lo hago mejor”.

Respecto al fichaje del ex ministro de Economía Rodrigo Rato como miembro de su consejo asesor internacional pese a estar imputado, Botín dijo estar encantado “de que Rato haya vuelto, pues tiene una gran experiencia internacional”. Sobre el banco malo, Botín admitió que “no descarta” tener que acudir a una ampliación de capital, pero alabó que se haya creado, aunque durante mucho tiempo estuvo radicalmente en contra.

Por último habló de la posible secesión de Cataluña: “Estoy contento de que los dos grandes partidos coincidan en este tema. España y Cataluña tienen más fuerza si están unidas”.

Más información