Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander gana el doble en 2013 pese a la fuerte caída del negocio en España

El banco mejora beneficios en un 90% con 4.370 millones por las operaciones financieras

La unidad española es la que más reduce su aportación a los resultados y se queda con un 7%

El grupo cosecha el 47% de las ganancias en Latinoamérica y crece con fuerza en Reino Unido

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín EFE

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 4.370 millones de euros en 2013, casi el doble que el año anterior, un 90,5% más, debido a las menores necesidades de provisiones que tuvo en el ejercicio. Junto a este recorte de las dotaciones, también condicionan los resultados el impulso de las ganancias obtenidas con las operaciones financieras en los mercados y la apuesta cada vez más decidida por los mercados exteriores mientras continúa el recorte de los márgenes en España. De hecho, la unidad española es la que peor evoluciona de todo el grupo ya que su aportación a los beneficios cae del 15% de 2012 al 7%.

En España, el Santander obtuvo un beneficio neto de 478 millones de euros, el 45% menos que un año antes, con un recorte del 3% en los depósitos y del 8% en los créditos. La tasa de mora en el país subió 3,65 puntos porcentuales, hasta 7,49%, afectada por la reclasificación de las hipotecas con moratoria y la caída del crédito, que se reduce en 4.000 millones.

Frente a este balance, Latinoamérica supuso el 47% al beneficio del grupo, especialmente Brasil, que aunque también reduce su aportación hasta el 23%. En Europa obtuvo el 43% de su resultado neto apoyado en la mejora del Reino Unido, cuya aportación sube del 13% de 2012 al 17%. Estados Unidos, por su parte, representó el 10% de los beneficios totales.

En todo el grupo, el crédito a la clientela cayó el 7% en 2013, hasta los 668.856 millones, con una morosidad del 5,64%, en tanto que los depósitos globales se redujeron el 3%, hasta 607.836 millones. La Cobertura de la morosidad también cae como consecuencia de las menores provisiones. En todo el grupo pasa al 62%, dos puntos menos que hace un año.

Las mayores ganancias, sin embargo, proceden de las operaciones financieras. Los ingresos de esta unidad avanzan un 28,6%. Gracias a ello, obtiene unos beneficios de 3.469 millones de euros.

"Cambio de tendencia"

El presidente del Santander, Emilio Botín, ha subrayado este jueves que tras varios años de fortalecimiento de balance y capital, la entidad inicia una etapa de "fuerte crecimiento" del beneficio en los próximos ejercicios. Según explica la entidad, los resultados marcan un "cambio de tendencia" después de que las caídas sufridas en los últimos años, debido a que la crisis económica internacional, "especialmente aguda en la zona euro", provocó fuertes necesidades de saneamientos que arrastraron a la baja los resultados.

A pesar de dicha crisis, Banco Santander presume en el comunicado difundido este jueves de ser de las pocas entidades que ha dado beneficio "trimestre a trimestre durante los cinco últimos años", gracias a su diversificación geográfica, que hizo que en 2013, el 53% del beneficio procediera de los mercados en desarrollo y el 47%, de los más maduros.

De esta forma, dice la entidad, "en los cinco años de la crisis, Banco Santander ha realizado un enorme esfuerzo en provisiones, con dotaciones de 65.000 millones de euros, y capitalización, con un aumento del core capital de 18.400 millones de euros o 4,13 puntos porcentuales, hasta alcanzar un core capital Basilea II del 11,7% (10,9% en Basilea III).

Tras realizar unas provisiones de 10.800 millones y otras dotaciones por importe de 1.800 millones, el beneficio antes de impuestos ascendió a 7.300 millones, de los que 1.850 millones se destinaron al pago de impuestos.

En este sentido, el beneficio ordinario atribuido al grupo, que es lo que ellos calculan que es la actividad normal del banco, cae un 18,2% con respecto a 2012. En aquel año, la propia entidad defendió que su beneficio en estos términos alcanzó los 5.341 millones al no incluir las provisiones, con lo que la comparación en cuanto al beneficio ordinario cae un 18,2%.

Un dividendo de 0,60 euros

El presidente del Santander, Emilio Botín, ha anunciado que la entidad mantendrá su política de remuneración al accionista con el pago de 0,60 euros por título en cuatro plazos. Es la misma cantidad de los últimos seis años y, de nuevo, descarta abonarlo en efectivo y opta por mantener el programa 'Dividendo Elección'. Con ello, o paga en títulos o da la opción al accionista de vender los derechos en el mercado para recibir efectivo.

Más información