Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa española cierra 2013 con una subida del 21% tras tres años de caídas

Los mercados de la periferia europea recuperan el favor de los grandes fondos

El dinero ha regresado de nuevo a la renta variable española. Tras una larga travesía por el desierto —tres años consecutivos de fuertes caídas en las cotizaciones— el Ibex 35 ha culminado un gran año. Tras la última media sesión —el mercado ha cerrado este martes a las dos de la tarde— el índice selectivo se sitúa en 9.916 enteros, muy cerca de sus máximos anuales, y cierra el año con una revalorización del 21,4%.

El año bursátil fue de menos a más. Conforme avanzaba 2013, las inquietudes en torno a la crisis de la zona euro, el bloqueo político en EE UU y un aterrizaje forzoso en China fueron remitiendo gradualmente y dejaron su sitio a un cierto optimismo en torno a la posibilidad de que se consolidara la recuperación económica global. La paulatina reducción de los riesgos se sumó a un contexto de tipos de interés muy bajos y a la enorme liquidez que hay en el mercado cono consecuencia de las políticas expansivas de los principales bancos centrales.

Fuente: Bloomberg.
Fuente: Bloomberg.

Con todos estos factores en juego los inversores primaron los activos de riesgo como las Bolsas de los países de la periferia europea. Estos índices habían sido muy castigadas durante los años previos por el miedo a una ruptura del euro. Además, en los últimos meses jugaron con una baza más a su favor como fue la inestabilidad de algunos mercados emergentes lo que desvió parte de las carteras de los grandes fondos internacionales a Europa. De esta forma la Bolsa de Dublín sube un 33,6% este año, Atenas gana un 27,5%, Milán un 16,5% y Lisboa un 15,9%.

La revalorización anual del Ibex está en línea con la lograda por las principales plazas mundiales —con la excepción de Japón, cuyo índice Nikkei se dispara un 56% gracias a la agresiva política de su banco central—-. La Bolsa de Fráncfort se apunta una ganancia del 25% desde enero, París un 17%, Londres un 14% y Nueva York un 25%. A diferencia del selectivo español —que sufrió una severa corrección entre 2010 y 2012— los grandes parqués del planeta llevan varios años de fuertes subidas e índices como el Dax alemán o el Dow Jones estadounidense cotizan en zona de máximos históricos.

La subida en el mercado español fue generalizada. Solo tres valores del Ibex 35 (Bankia, Acciona y Viscofán) acumulan pérdidas anuales. Entre los más de 120 compañías incluidas en el mercado continuo hay hasta 12 casos de cotizaciones que han doblado su precio en el último año. Las mayores subidas bursátiles en España corresponden a Gamesa (356%), Atresmedia (211%) y Ezentis (163%). En el lado opuesto, los principales descensos los protagonizan Codere (-78%), Bankia (-74%) y Sniace (-69%). El año ha sido mejor para las compañías de tamaño y pequeño que para los pesos pesados del parqué. El Ibex Medium Caps rebota un 52% desde enero y el Ibex Small Caps un 44%.

En 2013 se ha producido un cambio de tendencia en la negociación de la Bolsa española y el año cerrará con un volumen efectivo intercambiado superior al del año anterior. Mientras el mercado primario prosiguió con su sequía (en 2014 se espera una reactivación de las salidas a Bolsa), las empresas cotizadas aprovecharon el mercado para captar más de 31.000 millones de euros a través de diferentes ampliaciones de capital y otras operaciones financieras. Este ejercicio —si hoy no hay cambios de calado— cerrará por primera vez en muchos años con una empresa diferente a Telefónica o el Banco Santander como la más valiosa de la Bolsa española. Se trata de Inditex.