Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Especial Ahorro Inteligente

Trucos para ahorrar 5.000 euros

Jorge Planelló, coautor de ‘Cómo ahorrar 5.000 euros al año’, no cree en grandes “sacrificios”

“Ahorrar” no significa gastar menos, sino no derrochar y planificar los gastos

De la cesta de la compra se puede reducir hasta 1.500 euros, seguido del transporte con 1.000

Las familias destinan un 10% de sus ingresos al ahorro.

¿Se pueden ahorrar 5.000 euros al año? No existen fórmulas mágicas y esta cifra, a priori, asusta. Y más cuando la capacidad de ahorro de los hogares ha caído a mínimos históricos en 2012, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) y aumentan los problemas de las familias para llegar a fin de mes. Para lograrlo, el libro eléctronico Cómo ahorrar 5.000 euros al año, de Rocío Carneros y Jorge Planelló (Waterbearbooks, 2013), recopila trucos y gestos que ayudan a estirar el dinero a la hora de pagar la factura de la luz, del teléfono móvil, el transporte, el carro de la compra y las actividades de ocio.

Pero… ¿Cómo se han calculado estos 5.000 euros? “Lo primero fue tener en cuenta el salario medio en España —que actualmente está en torno a 22.000 euros—. Obviamente no todas las familias pueden ahorrar de la misma forma si tienen ingresos muy altos o muy bajos. La recomendación habitual es que las familias dediquen un 10% de sus ingresos a ahorrar. Obviamente esto puede variar según la edad y circunstancias económicas personales. Me pareció que este libro puede ser un complemento a ese ahorro más básico que las familias ya están realizando, así que, para ir un paso más allá y pensando conseguir un ahorro extra, me parecía más interesante para cualquier hogar destinar, en vez de un 10%, un 20% a un 25%”, asegura Jorge Planelló, editor y coautor del libro. La estadística, de hecho, muestra que la capacidad de ahorro de las familias está por debajo del 10% básico, con un 8,2%.

Gestos para estirar el dinero

En casa

  • Limpia regularmente las bombillas, no dejes que se acumule el polvo. Éste reduciría su potencia lumínica y haría gastar un 20% más de electricidad.
  • En verano es conveniente mantener agua fresca en la nevera en vez de dejar correr el chorro durante un buen rato.
  • No al stand by. La cantidad de euros que puedes ahorrar al desenchufar sistemáticamente todos los aparatos que no utilizas es de unos 50 euros al año.
  • Instala perlizadores. Son unos mecanismos de rosca que se instalan en los grifos y mezclan aire al chorro de agua. Se calcula que reducen el consumo de agua entre 4 y 6 litros por minuto, es decir, hasta un 70% del consumo de agua del hogar.
  • Cocina con olla a presión. Puede ahorrar hasta un 50% de energía al cocinar.
  • Comer de tupper. Seis de cada 10 españoles comen fuera porque no tienen tiempo para volver a casa según la Federación de Usuarios y consumidores independientes (FUCI). Comer fuera puede llegar a suponer un gasto extra de 700 euros anuales.

En el coche

  • Desmonta la baca del coche ya que incrementa el consumo de gasolina en un 2%. Cada 100 kilos de carga adicionales, el coche consumirá un 5% más.
  • Reduce la velocidad. De 100 a 120 kilómetros por hora eleva un 44% el consumo de combustible.
  • Arrancar el coche sin acelerar, utiliza marchas largas y circular de forma uniforme, sin frenazos bruscos ni acelerones, puede ahorrar hasta 500 euros anuales.

En la cesta de la compra

  • Evita los productos de marca. Las marcas blancas nos ayudarán a reducir nuestro presupuesto para la compra hasta en un 40%.

Planelló, que ha querido empezar su aventura en el mundo editorial con un libro sobre economía doméstica, ha sido periodista financiero y considera que “ahorrar” no significa gastar menos, sino no derrochar. Este es uno de los mandamientos del buen ahorrador que incluye en otro apartado de la publicación: “Se suele identificar ahorrar con dejar de gastar y en realidad no es ninguna tortura ni ningún sacrificio". En su opinión, "es una cuestión de disciplina, pero tampoco una disciplina de monasterio, sino seguir una estrategia en la que dar una serie de pasos. Es muy distinto si a una persona le tocan 5.000 euros en la lotería que sí le explicas que con algunos trucos va a poder ahorrar esa misma cantidad”. El ebook va por su segunda edición, donde se han incorporado más gráficos y un listado en cada sección de aplicaciones móviles enfocadas al ahorro.

La compra del supermercados (1.500 euros) y el transporte (1.000) son dos de las áreas donde más se ahorra, señala Planelló, porque es donde más fácil se va el dinero sin casi notarlo. “Se puede ahorrar más en aquellas áreas donde la compra es un hábito repetitivo. Que sea una costumbre también ayuda a planificar de manera inteligente”, explica Planelló.

Los españoles gastarán una media de 455 euros por persona en Navidad, un 11,5% que en 2012, según un estudio realizado por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI). La razón por la que se gasta menos en esta época, explica Planelló, es porque "el gasto es más fácil verlo cuando éste ocurre solo una vez al año", mientras que en la compra diaria, sin una planificación adecuada, se puede escapar más dinero.

Interés compuesto, clave a largo plazo

Ajustar los gastos en la cesta de la compra, es algo al alcance de una gran mayoría. Pero también para quienes tienen un dinero guardado hay diferentes maneras de ahorrar con mayor o menor beneficio. Si se busca ahorrar a corto plazo, la prioridad es tener liquidez, es decir, disponer del dinero que se invierte cuando se necesite, mientras que para un ahorrador a medio o largo plazo, la clave estará en invertir en productos con mayor rentabilidad. Además de reseñar fórmulas para poder recortar los años de hipoteca, en el libro se apuesta por el potencial del interés compuesto como “recompensa para los grandes ahorradores”.

Portada del libro electrónico.

“Es como el efecto bola de nieve. A medida que una bola de nieve desciende por una ladera adquiere cada vez más velocidad y más masa y como resultado su tamaño crece de forma exponencial. Con los ahorros pasa igual. Si en vez de capitalizar nuestros ahorros en el corto plazo, es decir, retirarlos y pagar los impuestos correspondientes por la rentabilidad obtenida, intentamos mantenerlos durante largos periodos de tiempo arrojando rentabilidad, aprovecharemos el potencial del interés compuesto. Al final del primer año recogeremos nuestros intereses, y al final del segundo año, la rentabilidad se calculará sobre la cantidad inicial, más los intereses del primer año y así sucesivamente...”, explica Planelló. “Si hacemos, por ejemplo, una aportación de 100 euros al mes y con una rentabilidad del 5%, se aprecia como el incremento es cada vez más pronunciado a medida que pasan los años. Al final de los primeros 15 años, tendremos 26.727 euros incluida la rentabilidad, pero cuando se cumplan 30 años la cantidad ascenderá a 100.471 euros”, ejemplifica Planelló en el libro.

Sin embargo, no siempre el ahorro es tangible. En el apartado de productividad se recomiendan técnicas para aprovechar mejor las horas laborales y obtener más tiempo libre que “ayuda a dejar espacio para otras actividades que sí nos reporten beneficios directos o indirectos“, escribe Planelló. La premisa que sigue no es otra que la del famoso dicho “El tiempo es oro”. Demasiado valioso hoy en día como para malgastarlo.

Más información