Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mexicana Sigma lanza una opa sobre Campofrío por 700 millones de euros

La empresa del grupo Alfa ya se ha hecho con el 28% de La Caixa y Oaktree

También ha llegado a un acuerdo sobre el 12% de la cárnica que controla Ballvé

El precio de 6,8 euros por acción al que ha lanzado la operación supone una prima del 25%

Un puesto de Campofrío, en una feria de alimentación.
Un puesto de Campofrío, en una feria de alimentación.

El grupo mexicano Sigma lanzó ayer una oferta pública de adquisición (OPA) sobre el 54,2% de las acciones de Campofrío Food Group, después de adquirir el 45,8% en una operación concertada. El precio unitario otorgado a las acciones es de 6,8 euros, por lo que la empresa se valora en 695 millones de euros, que el grupo mexicano financiará en efectivo a través de un crédito a plazo. Este precio es el mismo que ha pagado a los propietarios del 45,8% con antelación a la opa, entre ellos el 12,4% de la familia Ballvé; el 24,2% del fondo Oaktree (dueño de Panrico); y el 4,17% de La Caixa, entre otros minoritarios. Es decir, el desembolso que tendría que hacer si acude el resto del accionariado es de casi 377 millones.

El precio fijado supone una prima del 10% sobre el cierre del miércoles; del 18,7% sobre los últimos 45 días; y del 25,9% sobre los últimos 180. El valor cerró ayer con una ganancia del 11,71%, alcanzando 6,87 euros por acción. Es decir, por encima de la prima y del precio fijado en la opa. De esta forma, encarece el posible contrataque del grupo chino Shuanghui, hasta ayer principal accionista de la cárnica burgalesa con el 37%.

Precisamente, la opa, en la que actúan Bank of America Merrill Lynch y Linklaters como asesores, supone un cambio importante sobre el previsible futuro de Campofrío. Shuanghui había asegurado que vendería el 7% para no rebasar el 30% que obliga a lanzar una opa; pero tenía de plazo hasta el 22 de diciembre para deshacerse de él. Según fuentes cercanas al nuevo grupo mayoritario, el deseo es que permanezca en el accionariado, aunque reconocen que no va a ser sencillo.

Pedro Ballvé, que controla la mitad de la participación familiar, será el primer ejecutivo de Sigma Exterior, la filial a través de la que la mexicana ha lanzado la opa, y se mantendrá como presidente de Campofrío Food Group durante los próximos cinco años, como mínimo, que será cuando cumpla 65 años. A partir del quinto año, Ballvé podrá ejercitar un derecho de opción de venta y Sigma Exterior un derecho de opción de compra sobre la totalidad de las participaciones sociales del oferente titularidad de Ballvé.

Ballvé recibirá financiación de la firma mexicana para la adquisición del 5% de la nueva empresa. Asimismo, tendrá derecho a alcanzar una participación, directa o indirecta, de hasta el 12,4%, la misma que ahora tiene la familia Ballvé (él y los herederos de su hermano Fernando, fallecido), pero con la diferencia de que ahora lo tendrá él solo.

El director general de Sigma, Mario Páez, subrayó que la adquisición de Campofrío es una oportunidad para acceder al mercado europeo "con posiciones de liderazgo, marcas sólidas y un equipo ejecutivo de gran experiencia". Sigma ha destacado que puede capitalizar la fortaleza de las marcas de Campofrío, su red de plantas de producción en Europa. Campofrío tuvo unas ventas de unos 1.900 millones de euros y un ebitda de 105 millones en 2012. El beneficio neto fue de 15,7 millones, después de haber perdido 54 el año anterior, en el que replanteó la estrategia. La deuda financiera es de 440 millones.

La plantilla es de 7.524 personas y está presente en España y Francia, donde tiene en torno al 80% del mercado. El 3% está ubicado en Estado Unidos. En cuanto a productos, son los embutidos los que más peso tienen (28%), por delante del jamón curado (19%) y jamón cocido (14%), pavo y pollo (8%) y salchichas (8%).

Sigma, grupo multisectorial con más de 16.000 millones de facturación, es líder del mercado de carnes frías en Norteamérica y de quesos en México. Este sector representa 2.500 millones del total. Además, es el productor de salchichas más importante de Norteamérica. Opera 41 plantas y 132 centros de distribución, atendiendo a 440.000 clientes en 10 países de Norte, Centro y Sur América y el Caribe.

Más información