Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
inversión extranjera

El capital extranjero redobla su apuesta

La china Sinopec analiza en Madrid la compra del paquete de Repsol en Gas Natural

Una firma de Japón y otra de EE UU compran dos empresas por 1.750 millones

Los inversores extranjeros han puesto el foco sobre España. El apetito proviene de todo el mundo. La china Sinopec ha puesto sus ojos sobre el paquete de Repsol en Gas Natural. A la reciente entrada de Bill Gates en FCC, se sumaron este jueves la adquisición del fabricante de latas de conservas Mivisa por la estadounidense Crown Holdings por 1.200 millones, la mayor compra del año en España, y la de la consultora Everis por la firma japonesa NTT Data por unos 550 millones. En poco tiempo han cristalizado varias operaciones, ya sea por el precio, ya por la oportunidad.

El pasado lunes, durante su intervención en el Congreso de la Empresa Familiar, el director general de Bank of East Asia, Brian Li reconoció el interés de Sinopec por entrar en Gas Natural Fenosa (GNF). Brian Li, que repasó las inversiones de empresas españolas en China y viceversa, señaló que las inversiones chinas crecen año tras año, y que “queda mucho sin explotar en España para atraer a los inversores chinos”.

En qué activos españoles han invertido los inversores internacionales en 2013 ampliar foto
En qué activos españoles han invertido los inversores internacionales en 2013

Las estadísticas de balanza de pagos publicadas este jueves por el Banco de España certifican además el auge de la inversión extranjera directa en España. Hasta agosto, la cifra sumó 18.757 millones, casi el doble que los 9.418 millones del año anterior. Es la segunda mayor cifra de la última década en los ocho primeros meses del año, solo superada por los 38.200 millones de 2008.

Precisamente el mismo día que Brian Li pronunciaba su discurso ante los empresarios familiares en Jerez de la Frontera, aterrizaba en Madrid una numerosa delegación de la firma china para analizar la entrada en GNF, dentro de un programa para ampliar las relaciones con Repsol, con la que comparte Repsol Sinopec Brasil. Durante estos días, la delegación china no ha salido de la sede de Repsol, donde han mantenido reuniones con representantes de la petrolera, entre ellos el director financiero, Miguel Martínez. También estuvieron ejecutivos de alto nivel de GNF y de La Caixa, accionista de las dos empresas (12% de Repsol y 34,5% de GNF) y socio del Bank of East Asia, interesada en mantener una buena convivencia con un nuevo socio.

La inversión directa en España marca hasta agosto su máximo en 5 años

Fuentes consultadas han manifestado que los contactos se encuentran en fase de inicio, aunque otras cercanas aseguran que están más avanzados, como lo demuestra el nivel de los asistentes. El asunto podrá ser tratado en la presentación de resultados a los analistas el próximo jueves.

La petrolera que preside Antonio Brufau ha señalado en distintas ocasiones que su posición en GNF no es estratégica desde la venta de sus activos de Gas Natural Licuado (GNL), pues las sinergias se han reducido sustancialmente. No obstante, la desinversión en GNF está vinculada a una inversión. Es decir, Repsol no vendería si antes no tiene decidida la compra de activos de exploración y producción (denominado upstream en el argot del sector), que quedaron mermados tras la expropiación de YPF. En el mercado se baraja la posibilidad de que Repsol se quede con una participación en torno al 5%.

A las reuniones en Repsol acudieron representantes de La Caixa y GNF

El 30% de GNF está valorado en unos 5.200 millones de euros, fondos suficientes para cubrir las necesidades de compra. El objetivo del grupo español se centra en el entorno de países de la OCDE, tratando así de garantizar la seguridad jurídica. Eso no impide que pueda salir de esos límites si se presenta una oportunidad. Aunque la operación no deje de situarse en su fase inicial, el interés de Sinopec ha crecido exponencialmente desde que la propia Repsol invitó a sus responsables a estudiar la entrada en GNF. También se han mostrado interesadas, desde que se dieron a conocer las intenciones de Repsol, otros grupos como Temasek, fondo soberano de Singapur que tiene el 5% de Repsol, y otros inversores.

Las relaciones de Repsol con Sinopec son muy estrechas desde que en 2010 constituyeron Repsol Sinopec Brasil para explotar conjuntamente pozos en aguas profundas en ese país junto a la empresa local Petrobras. Repsol cedió el 40% a cambio de 7.100 millones de dólares (5.200 millones de euros), que Sinopec desembolsó mediante una ampliación de capital que elevó el valor de Repsol Sinopec Brasil a unos 13.000 millones de euros). Sinopec cubre la totalidad de las necesidades de financiación de las inversiones previstas para el desarrollo total de la cartera de activos de Repsol en Brasil. La sociedad conjunta está presidida por Nemesio Fernández-Cuesta, director general de Operaciones de Repsol.

Desde el acuerdo, las relaciones con Sinopec son muy fluidas y de manera regular se mantienen encuentros en Brasil, España y China. De fructificar la compra de la participación de Repsol en GNF por parte de un inversor extranjero, supondría la mayor operación de inversión extranjera del año. Además, podría implicar otro paso en la toma de posiciones de los fondos soberanos y empresas estatales en el sector energético español, donde ya están presentes Italia (Endesa), Abu Dabi (Cepsa), Catar (Iberdrola), Singapur (Repsol), México (Repsol) y Argelia (Gas Natural Fenosa).