Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONGRESO LENGUA

Vargas Llosa teme que libro de papel sea "derrotado" por el digital

El escritor y Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa (i) firma un libro en el área de feria del VI Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE)  en Ciudad de Panamá. Ampliar foto
El escritor y Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa (i) firma un libro en el área de feria del VI Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) en Ciudad de Panamá. EFE

El escritor peruano Mario Vargas Llosa expresó hoy su temor acerca de que en algún momento se de la batalla final entre el libro digital y el de papel, y "estos" la pierdan dando paso a una "literatura de pantalla" superficial y propagadora del conformismo.

"Temo que si se produce una batalla a muerte entre los libros digitales y los libros de papel, estos últimos queden arrinconados, pasen a las catacumbas", dijo Vargas Llosa durante una conferencia de prensa realizada en el marco del VI Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que termina mañana.

En ese sentido, afirmó que si la literatura del futuro llega a ser "principalmente una literatura de pantallas, cree que una de las consecuencias negativas para la sociedad puede ser "el aumento del conformismo".

También sucedería, dijo, que esta circunstancia llevaría también a "dar al poder unos instrumentos de manipulación extraordinaria que hasta ahora el libro de papel ha resistido".

"Ese es mi temor, espero equivocarme y espero estar tan contaminado por la literatura de papel que despierte en mi esa cierta desconfianza hacia la pantalla", expresó.

Pese a esto, el escritor y Nobel de Literatura (2010) reconoció que la revolución digital ha hecho "casi imposible" hoy los sistemas de censura antes muy en boga en los regímenes dictatoriales que manipulaban la información.

No obstante, el autor de "La ciudad y los perros" aclaró que en todo caso es una decisión de los lectores de libros en el soporte tradicional, el contribuir a que, a través de la educación, "haya más lectores para libros de papel".

Aún así, el novelista consideró que la lectura de libros en español, no importa en la plataforma o soporte que sea, ayuda a que el lector cultive su imaginación y formación, pero sobre todo su "espíritu crítico" y "anticonformista".

Resaltó que el espíritu crítico que ha servido de progreso "ha tenido en la literatura el elemento que lo despierta, lo moviliza, lo atiza más y es la chispa que está detrás de toda evolución (...) lo que nos ha ido sacando de las cavernas y nos ha llevado a las estrellas".

Vargas Llosa dijo creer que esta es la función de la literatura y no sólo enriquecer la vida haciendo vivir experiencias que jamás podrían darse en la realidad, sino hacer del ciudadano "una persona crítica y que tiene una visión de la realidad no manipulada".

"O sea, que es una fuente muy anticonformista, muy importante aunque ello no sea visible, aunque muchos de los libros que leemos parezcan ser muy conformistas, sin son buenos libros, si son libros que enriquecen la lengua, la sensibilidad, su efecto en el lector es profundamente anticonformista", remarcó.

El escritor peruano presentó hoy en el Congreso de la Lengua su más reciente novela, titulada "El héroe discreto", durante un coloquio con la novelista española Rosa Montero.

Montero dijo que esta novela es un "auténtico thriller", con un personaje, Felícito Yanaqué, que no se deja extorsionar por la mafia.

Esta novela, que salió a la luz en España y América en septiembre pasado, es editada por el sello editorial Alfaguara con una tirada de 300.000 ejemplares y reimpresiones en Argentina y México.

En esta novela también se cuenta la historia de Ismael Carrera, un exitoso hombre de negocios que prepara una venganza contra sus dos hijos holgazanes que quisieron verlo muerto.

El último libro del escritor fue el ensayo "La civilización del espectáculo" (Alfaguara, 2012), y anteriormente en el ámbito de la la novela "El sueño del celta" (2010), tras recibir el Nobel.