Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRESUPUESTOS 2014

Ana Pastor promete realismo y advierte del fin de las "obras faraónicas"

Ampliar foto
La ministra de Fomento, Ana Pastor (2i), acompañada del delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano (i), el consejero de Fomento, Antonio Silván (3d), y el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero (d), durante la inauguración esta mañana el subtramo entre Valladolid y el aeropuerto de Villanubla de la Autovía A-60, que une Valladolid y León. EFE

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha prometido hoy "realismo" en los proyectos de infraestructuras y consignaciones presupuestarias, advertido de que las "obras faraónicas" en España "se han terminado", y ha garantizado el pago de las obras comprometidas y finalizadas.

Pastor, que este mediodía ha inaugurado el tramo Valladolid-Aeropuerto (17 kilómetros) de la Autovía A-60 (Valladolid-León), ha criticado la práctica del anterior gobierno socialista de prometer obras que luego no tenían presupuesto, no llegaban a ejecutarse o se demoraban por falta de liquidez.

Es el caso del tramo inaugurado hoy, primero de la A-60, con un presupuesto de cincuenta millones de euros incluidas las expropiaciones y cuya apertura estaba prevista para 2010, "pero cuando llegamos al Ministerio nos encontramos con que faltaba por pagar más de la mitad del presupuesto", ha declarado a los informadores acerca de lo que ha definido como "un bochorno".

Pastor, acompañada del consejero de Fomento de Castilla y León, Antonio Silván, no ha obviado una reflexión sobre la actual época de recesión económica y el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014, registrado ayer para su debate en el Congreso de los Diputados.

"No se puede gastar lo que no se tiene y no se puede pedir prestado siempre como se hacía en este Ministerio. No voy a hacer promesas para el 2020 o el 2022. De mí recibirán realismo. Vengo a abrir carreteras y a pagarlas, no a decir tonterías como se hacía antes", ha declarado con firmeza junto al delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano.