Selecciona Edición
Iniciar sesión

El recorte en infraestructuras se ceba con Asturias, Murcia y Cataluña

La caída del gasto en obra pública es del 7,2% para el conjunto de autonomías

Los recursos por el sistema de financiación autonómica caen el 3%

La austeridad vuelve a pasar factura en 2014 a las infraestructuras. La inversión en obra pública caerá el año que viene el 7,2%, de acuerdo con el proyecto de Presupuestos del Estado presentado hoy por Cristóbal Montoro. Las comunidades que salen peor paradas son Asturias, con un descenso del 31,6%; Murcia, con un 27% menos, y Cataluña, con una partida el 25,5% inferior que la del año pasado. En cambio, la inversión sube en La Rioja (+42,3%), Navarra (+39,5%) y Cantabria (+24,2%).

Fuente: Ministerio de Hacienda

Por primera vez en mucho tiempo el Gobierno no superará los mil millones de euros de inversiones en infraestucturas en Cataluña en un ejercicio. La comunidad recibirá tan solo 944 millones, un 25,5% menos que un año antes, en pleno conflicto político en pleno auge soberanista en la comunidad. En 2014, no obstante, ya no estará vigente la disposición adicional tercera del Estatuto, que fijaba que la inversión debía ser equivalente al peso de la economía catalana en el conjunto del Estado, de cerca del 18,6% del PIB.

Pese a la caída de Cataluña, el recorte más severo lo sufrirá Asturias, que solo ha captará 291 millones de euros, un 31,6% menos. En esa clasificación le sigue Murcia (un 27% menos) y Castilla-La Mancha. La inversión en la comunidad presidida por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, baja un 19,8%, hasta los 492 millones de euros. También otro de los principales bastiones populares, Madrid, pierde un 12,8% y se queda por debajo de los mil millones (909 millones).

Andalucía estará a la cabeza de las autonomías con mayor inversión, con 1.697 millones de euros. Le siguen Castilla y León (1.399 millones) y Galicia (1.353 millones). Las obras del tren de alta velocidad contribuyen a que se mantengan esas cantidades. Solo cinco comunidades autónomas se librarán este año del fuerte tijeretazo en inversiones en infraestructuras que realizará el Gobierno central. A Andalucía y Galicia se añaden La Rioja, Navarra y Extremadura. Todas ellas tienen en vigencia obras del tren de alta velocidad que deben finalizar entre 2015 y 2018. La inversión también sube en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Las comunidades autónomas deberán hacer frente el año que viene a la reducción del déficit público, que deberá ajustarse al 1% del Producto Interior Bruto (PIB) con menos ingresos procedentes del Estado. En concreto, las autonomías de régimen común recibirán el año que viene 84.499,33 millones de euros a través del sistema de financiación autonómica, lo cual supone un 3,4% menos respecto a los Presupuestos de 2013.

De esta cantidad, 80.533,23 millones de euros corresponden a las entregas a cuenta de 2014 y 3.966 millones de euros a los fondos de convergencia (competitividad y cooperación) correspondientes a la liquidación de 2012. Estos ingresos suponen aproximadamente el 80% de los recursos del Estado que reciben las comunidades.

El grueso de esos recursos proviene de la participación de las comunidades autónomas del 50% del IRPF, el 50% del IVA y el 58% de los impuestos especiales. Los ingresos por IPRF descienden un 3,8%, hasta los 31.901 millones de euros; mientras que los de IVA e impuestos especiales suben ligeramente, el 0,3% y el 1,4% respectivamente.

El sistema de financiación autonómico, no obstante, se compone de varios fondos por el que pasan las comunidades en función de varios criterios. El de Suficiencia Global, el que se considera el de cierre de la financiación, este año cuenta con un 15,8% menos de recursos que en el ejercicio pasado. Cuatro autonomías -Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares- no obtendrán recursos de este fondo, mientras Canarias, Castilla-La Mancha, Andalucía y Cataluña ven mermado su importe en más del 20%.

Mediante el sistema de financiación se realizan el 78% de las transferencias del Estado, que en conjunto caen el 13,6%. El 22% restante corresponde a convenios, contratos-programa o acuerdos para programas concretos. Estas crecerán el 13,1%. Crecen sobre todo las partidas dedicadas a acceso a la vivienda y edificación, que suben el 505% y las transferencias a otras administraciones, el 118,3%; mientras que el dinero para fomento del empleo baja el 9,3%; para sanidad, el 42,3%, y para educación, el 13,2%.

El vicesecretario general de Coordinación Institucional de CDC, Lluís Corominas, ha advertido hoy de que el trato que el Gobierno da a Cataluña en los Presupuestos Generales del Estado de 2014 no es, a su juicio, "un buen síntoma" de voluntad de diálogo entre Estado y Generalitat.