Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Triunfalismo para avanzar un descenso del paro de 31 personas

El anuncio de Rajoy y Cospedal contrasta con los datos definitivos del Ministerio de Empleo

La secretaria del PP crea polémica sobre la utilización partidista de las estadísticas oficiales

El tono triunfante con el que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, anunció este lunes el mejor dato de empleo en más de una década ha acabado convirtiéndose en un descenso del paro de 31 personas, frente a un total de 4,7 millones, y la salida del sistema de 99.069 trabajadores, según las cifras publicadas por el Ministerio de Empleo.

“Según vamos a conocer mañana (por este martes), cuando se conozcan oficialmente los datos de empleo, vamos a tener el mejor mes de agosto desde el año 2000”, aseguró. “El mejor mes de agosto desde el año 2000”, repitió inmediatamente a continuación anticipándose a los datos del Ministerio de Empleo y pese a que ella no forma parte del Gobierno. Además, Cospedal insistió en que "quizás a final de verano empecemos a ver el final de la destrucción del empleo", aunque de momento en agosto ha vuelto a caer la afiliación tras cinco meses de crecimiento.

En esta línea, la dirigente del PP añadió que “todos los meses han sido mejores que los meses del año 2012 y si las cosas siguen así, al final el año que viene tendrá un comportamiento mejor en términos de desempleo". Sin embargo, esta mejora, según datos publicados recientemente por el INE, se ha debido exclusivamente al empleo temporal ligado a la campaña turística, que este año está siendo muy buena. Por tanto, el descenso de los últimos seis meses del paro no tiene garantizada su continuidad en otoño. Además, hay que recordar que 2012 fue ya el sexto año consecutivo de deterioro del empleo y que tras este periodo en España hay seis millones de parados, según la EPA. Teniendo en cuenta lo mala que es la situación, lo difícil ahora sería seguir empeorando.

Tras publicarse las cifras oficiales, la ministra del ramo, Fátima Báñez, se ha mostrado más prudente que Cospedal. La bajada del paro, ha afirmado este martes, es "un dato esperanzador", pero que hay que tratarlo con prudencia porque todavía "muchos españoles no tienen una oportunidad de empleo", situación que ocupa y preocupa al Gobierno.

Consiciente de que aún queda un "trabajo ingente" por hacer, su colega al frente de Economía, Luis de Guindos, se ha atrevido a señalar que el deterioro del mercado laboral español "ha tocado fondo". En su opinión, no es aventurado hablar de un cambio de tendencia. También se ha mostrado esperanzado en que se logrará que la tasa de paro baje del 25% antes de lo previsto, que es 2015.

Asimismo, junto al debate sobre la interpretación de los datos, la intervención de Cospedal también ha suscitado la polémica sobre la utilización partidista de los datos económicos. Este lunes, la secretaria general del PP avanzó el balance laboral de agosto para desplazar el punto de atención de la rueda de prensa desde el caso Bárcenas, que era el tema sobre el que versaban las preguntas de los periodistas, al empleo.

Antes que Cospedal y ya dentro del Gobierno, algunos miembros del Ejecutivo han recurrido a la práctica de adelantarse a los datos oficiales para reforzar su mensaje optimista sobre la evolución económica. Uno de ello fue el propio Guindos, que a principios de año avanzó el pronóstico de una institución supuestamente independiente como el Banco de España sobre el PIB de 2012.

Más información