Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal no concreta la fecha para la retirada de los estímulos

La mayoría apoya el plan del presidente de la entidad, Ben Bernanke, de reducir el ritmo de compra de bonos a finales de 2013 si la economía mejora

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.
El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke. EFE

La mayoría de los funcionarios de la Reserva Federal estadounidense (Fed) se han mostrado este miércoles “ampliamente cómodos” con el plan del presidente de la entidad, Ben Bernanke, para comenzar a reducir la compra de bonos a finales de este año si la economía mejora. No obstante, “algunos” expresaron que una retirada de los estímulos podría ser necesaria antes, según las actas de la última reunión celebrada el pasado 30 de julio, publicadas hoy.

“Casi todos los miembros del comité acordaron que un cambio en el programa de compra aún no era apropiado”, y algunos dijeron que “pronto podría ser el momento de frenar un poco el ritmo de las compras como se indica en el plan”, según el acta de la Fed. De esta forma, la Reserva Federal mantendrá la compra selectiva de bonos y titulos hipotecarias a un ritmo de 85.000 millones de dólares al mes (63.560 millones de euros), aunque no se puede descartar una desaceleración de este programa de estímulos, tras la próxima reunión del comité, los próximos 17 y 18 de septiembre.

“Algunos hicieron hincapié en la importancia de ser paciente y evaluar la información sobre la marcha de la economía antes de decidir sobre cualquier cambio en el ritmo de compras de activos”, señalan las actas.

La expectación por el contenido de estas actas ha mantenido a la baja los mercados financieros de Estados Unidos, donde los inversores temen cualquier paso que señale el fin de una política monetaria extraordinariamente generosa.

La Fed ha mantenido el tipos de interés de referencia por debajo del 0,25 % desde diciembre de 2008, y el otoño pasado puso en marcha su programa de compras mensuales de bonos y títulos.

Según las actas de la reunión, los funcionarios no indicaron si la merma en el plan de estímulo debería ser en septiembre, octubre o diciembre, que es cuando el Comité celebrará sus próximas reuniones este año.

Los miembros del Comité discutieron la posibilidad de añadir en su comunicado algunas frases sobre la continuidad o disminución del estímulo pero, como en sesiones anteriores, decidieron no hacerlo al temer una reacción exagerada de los mercados.