Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
UE MÓVILES

España es el cuarto país de la UE que más cobra por las llamadas de móviles

Las diferencias entre las tarifas de llamadas con los celulares nacionales son del 774%

Un usuario con su teléfono móvil. EFE

Cuando un griego, un finlandés o un español quieren comprar un iPad no encuentran grandes diferencias de precio. Como máximo, un 11%. Algo parecido ocurre con un litro de leche, cuyo coste oscila entre 69 y 99 céntimos, es decir, una divergencia máxima inferior al 50%. Pero en el sector de las telecomunicaciones la disparidad es extrema. Mientras un lituano paga menos de dos céntimos por llamar durante un minuto a un teléfono móvil, a un holandés le cuesta casi 15 céntimos. Es decir, la misma operación es siete veces más cara. En esta comparación, España sale mal parada. Porque tras Holanda, Luxemburgo y Bélgica —y empatado con Malta—, es el país con precios más altos: 13 céntimos por minuto, cuatro más que la media de la UE.

Contra esta fragmentación del mercado se ha propuesto luchar la Comisión Europea, que prepara para después del verano un paquete de medidas para impulsar el mercado único de las telecomunicaciones. Entre otras medidas, el plan diseñado por la vicepresidenta de la Comisión y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, incluye un sistema de autorización único para que los inversores que actúen ya en un país de la UE puedan hacerlo en los 27 restantes a través de un “pasaporte único”.

Las cifras publicadas este martes por la Comisión demuestran, según Kroes, “que los 28 mercados nacionales de telecomunicaciones existentes en Europa no benefician a los consumidores, como haría un mercado único”.

Fuente: Comisión Europea.

El plan diseñado por Bruselas, que aún puede sufrir alguna modificación antes de su aprobación definitiva, incluye también la cesión de más poderes a la Comisión Europea para impedir que normativas nacionales bloqueen los derechos de los poseedores de este permiso o pasaporte único. La comisaria quiere además que obligar a los reguladores nacionales a tomar decisiones que promuevan las inversiones y tengan en cuenta todas las trabas a la competencia.

La Comisión saca pecho porque considera que las decisiones que ha tomado hasta ahora han logrado que los precios de llamar o enviar mensajes SMS desde el extranjero —el famoso roaming— haya descendido un 91% desde 2007. En ese mismo periodo de tiempo el mercado de datos de roaming ha crecido un 630%.

La Comisión también prepara medidas para solucionar los casos en los que los operadores no pueden planear inversiones a largo plazo por las condiciones regulatorias poco claras y para acabar con los problemas que generan las redes congestionadas.

Otras de las iniciativas que pondrá en marcha la Comisión Europea a la vuelta del verano es la armonización en la UE de las normas de protección de consumidores. Esta disparidad es perjudicial tanto para los operadores como para los consumidores, sostienen en la Comisión Europea.

Fuente: Comisión Europea.

“Bloquear o estrangular servicios no solo es injusto y molesto para los usuarios; es, además, una verdadera sentencia de muerte para los innovadores. Debo, pues, garantizar la neutralidad de la Red”, avisó Kroes el pasado mes de julio en un discurso que pronunció en el Parlamento Europeo.