Los beneficios del Ibex vuelven a crecer

Las ganancias mejoran un 19% en el primer semestre tras dos años de caídas

El negocio exterior y el ahorro de costes siguen siendo los puntales de las cuentas

Vista general del parqué madrileño EFE

Los beneficios de las grandes compañías españolas cotizadas vuelven a crecer tras dos ejercicios consecutivos de fuertes caídas. Y lo hacen a una tasa notable del 19,3%. Se trata de un indicio económico esperanzador, pero tampoco conviene echar las campanas al vuelo. Las ganancias empresariales en el primer semestre del año mejoran gracias a una comparativa muy favorable ya que 2012 fue el peor año para las cuentas corporativas desde que estalló la crisis. Además, el rebote de los resultados sigue impulsado por los negocios exteriores de las sociedades —la actividad en el mercado doméstico no emite señales de reactivación— así como por las políticas de ahorro de costes —las ventas están planas—. Asimismo, las cuentas se han visto beneficiadas en algunos casos por determinados ingresos extraordinarios generados por desinversiones.

El sector donde se originó la crisis, el financiero, es el que más ha tirado al alza de los resultados en la primera mitad del año gracias al menor lastre de las provisiones y a la baza de los ingresos atípicos. Sin embargo, los nubarrones no acaban de despejarse ni mucho menos en el horizonte de los bancos ya que sus márgenes de negocio caen en el semestre y se ha producido un considerable repunte de la morosidad.

Las cotizadas tienen de plazo hasta principios de septiembre para presentar sus cifras semestrales. Sin embargo, la mayoría (29 de 35 grupos en el caso del Ibex) ya habían enviado este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sus cifras. El balance arroja un beneficio neto agregado de 14.853 millones de euros, cantidad que supone un incremento del 19,36% con respecto a las ganancias obtenidas entre enero y junio de 2012. Este incremento se debe fundamentalmente a la aportación del BBVA (sus ganancias crecen un 90% por los atípicos). La recuperación de los resultados no es ni mucho menos homogénea, ya que dentro del selectivo hay hasta 13 grupos que han visto cómo sus ganancias empeoran en tasa interanual. Con los datos que se conocen hasta ahora ningún grupo del índice cierra el semestre en números rojos.

Fuentes: CNMV y elaboración propia.

El tirón de la parte baja de las cuentas de resultados no se ve acompañado por la parte alta de las mismas. Con los datos que se han enviado hasta ahora al supervisor las ventas de los grupos del Ibex en el primer semestre se situaron en 142.900 millones, un 1,7% menos que un año antes. Por su parte, el resultado de explotación —partida que refleja la evolución pura y dura del negocio— se situó en 15.110 millones, un 12,4% menos que en 2012.

Los ingresos extraordinarios han hecho posible que el BBVA se haga con el liderazgo por beneficios dentro del Ibex con 2.882 millones de euros. En segundo lugar, en esta clasificación se sitúa su gran rival, el Banco Santander, con un resultado neto de 2.255 millones. Telefónica, que suele encabezar este ranking, cae a la tercera posición con un beneficio de 2.055 millones, mientras que el cuarto lugar lo ocupa Iberdrola con 1.728 millones.

Dentro del Ibex todavía no han presentado sus cuentas ACS, Amadeus, ArcelorMittal, FCC, IAG e Inditex. Entre las compañías que hicieron públicos este miércoles sus resultados se encuentran los siguientes miembros del selectivo:

  • Red Eléctrica. El gestor del sistema eléctrico logró un beneficio de 272 millones en el primer semestre, un 20,8% más que en el mismo periodo del año anterior. En los resultados de la compañía se recogen dos impactos de distinto signo. La modificación de la retribución de la actividad de transporte se ha traducido en una caída de los ingresos de 37,5 millones en el periodo. Por otro lado, Red Eléctrica se ha acogido a la legislación de actualización de balances, lo que ha ahorrado 33,9 millones en el impuesto de sociedades.
  • Sacyr. El grupo constructor y de servicios obtuvo un beneficio neto de 60,8 millones entre enero y junio, frente a las pérdidas de 735,3 millones contabilizados en el primer semestre de 2012, gracias al negocio exterior y a la aportación de su participada Repsol. La vuelta a los números negros se logró a pesar de que la cifra de negocio cayó un 3,5%. Las desinversiones permitieron a Sacyr reducir su deuda en 660 millones.
  • Grifols. El fabricante de medicamentos derivados del plasma sanguíneo ganó 182,8 millones en el semestre, un 36,9% más. La cifra de negocio de la compañía mejoró un 4,8%, situándose en 1.380 millones. Los principales catalizadores de las cuentas de Grifols fueron el tirón del negocio internacional así como los menores gastos financieros tras la renegociación de las condiciones de la deuda pactada a principios de año.
  • OHL. La constructora obtuvo un beneficio neto de 94,3 millones en el semestre, lo que supone un descenso del 23% respecto al año anterior, consecuencia de los extraordinarios contabilizados en 2012, de la caída de la actividad en España y de cambios en la consolidación de la división de concesiones.
  • Técnicas Reunidas. El beneficio del grupo de ingeniería mejoró un 5,9% en los primeros seis meses del año hasta los 66,9 millones de euros. Por su parte, los ingresos mejoraron un 9,5%. Al cierre del semestre, Técnicas Reunidas contaba con una cartera récord de contratos por valor de 7.005 millones, importe superior en un 13% al del primer semestre de 2012. Por su parte, la posición neta de tesorería a 30 de junio pasado era de 611 millones, un 11,2% menos que un año antes.