Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

15 céntimos más por el tabaco y 33 céntimos más cara la botella de whisky

¿Cómo te afecta la subida de impuestos? Si fumas y bebes, te costará más

Si compras vino o cerveza, no notarás el cambio

Los frigoríficos o los aires acondicionados pueden subir unos cinco euros por el gas fluorado

15 céntimos más por el tabaco y 33 céntimos más cara la botella de whisky
efe

El Gobierno ha anunciado una subida de los impuestos especiales que gravan las bebidas alcohólicas y el tabaco. Además, crea una nueva tasa ecológica que afectará a los aerosoles y los aires acondicionados. Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, ha anunciado esta mañana los cambios impositivos, aunque no ha explicado cómo se traduce en los precios que llegarán a los ciudadanos. ¿Cómo te afectan los cambios en los impuestos?

  • Para los fumadores, la cajetilla 15 céntimos más cara. El tabaco está gravado por varios impuestos: uno fijo, otro que varía según el precio final y un tercero que impone un precio mínimo. El Gobierno ha decidido variar los tres. Con la nueva combinación, la cajetilla costará de media 15 céntimos más. Pero eso es solo una media aproximada. Dependerá de la marca, de las características del tabaco y de si la empresa decide absorber parte del alza del tributo.
  • Las copas, más caras cuanto más graduación tengan. El impuesto que se aplica al alcohol puro es el que sube un 10% (de 8,30 euros por litro a 9,13 euros). Esto no quiere decir que una botella de whisky o de ginebra vaya a subir un 10%. Solo aumenta el 10% el precio del alcohol puro que contienen. Según fuentes del sector, tomando como referencia una botella de whisky de un litro que tenga una graduación del 40%, la subida del impuesto se traduce en 33 céntimos más en el precio final.
  • ¿Y si solo bebe cerveza y vino? Entonces no notará los cambios impositivos. Estos productos quedan fuera de las nuevas medidas tributarias.
  • ¿Y el nuevo impuesto ecológico? El Ejecutivo solo ha señalado que "se impondrá una tasa a los gases fluorados de efecto invernadero". Los usan aerosoles, neveras, extintores y aires acondicionados, entre otros. Supondrá, según cálculos oficiales, unos cinco euros por cada aparato de aire acondicionado o frigorífico. Sin embargo, el Gobierno ha especificado que se tratará de un impuesto que variará según la capacidad contaminante del artículo que contenta ese tipo de gas. Quedará fuera de la tasa el uso de gas fluorado sellado, es decir, el gas con el que se cargan por ejemplo los aires acondicionados de los coches. El impuesto lo pagará el mayorista, aunque al final de la cadena de venta, puede terminar cargándose al precio al consumidor.

Más información