Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BIBLIOTECAS CONGRESO

Alertan ante la posibilidad de que los clásicos literarios no perduren

El académico español, Francisco Rico. EFEArchivo Ampliar foto
El académico español, Francisco Rico. EFE/Archivo EFE

El filólogo francés Michel Zink, uno de los principales especialistas mundiales en literatura medieval, ha alertado hoy de la posibilidad de que los clásicos literarios no perduren en el tiempo y sean "víctimas" de la edición de textos en medios electrónicos.

Zink ha hecho estas declaraciones a Efe antes de participar en el congreso "La biblioteca de occidente en el contexto hispánico", organizado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española (Cilengua), que hoy se celebra en San Millán de la Cogolla (La Rioja).

En el congreso, cuyo fin es averiguar qué libros deben ser conservados en papel cuando predomine el formato digital, este filólogo francés ha pronunciado la conferencia "Cuestión de lector, cuestión de canon", en la que ha planteado diferentes hipótesis sobre este asunto.

Un debate, ha dicho, que hace tres o cuatro años "parecía lejano", pero que "se ha convertido en una urgencia" por la progresión de la edición de textos digitales.

Hay fórmulas, ha asegurado, para evitar que se "pierdan" títulos que están dentro del "canon clásico", como el proyecto del catedrático español Francisco Rico de crear el Centro para la Edición de los Clásicos Españoles.

Zink también ha considerado "muy pertinente" este proyecto de crear la Biblioteca Hispánica, con títulos que deben perdurar en el futuro.

Ha alertado del cambio que los medios digitales, como libros electrónicos y tabletas, han introducido en el modo de leer de las personas.

Porque "la lectura en sí no está en peligro, sino todo lo contrario, ya que en los últimos años se ha creado una nueva forma de interrelación personal a través de textos" en mensajes de móvil y correos electrónicos, principalmente, ha subrayado.

Así, el ser humano "ya no se va a salvar de la persecución de las pantallas", ha dicho, aunque "no está claro si eso no va a modificar la forma de leer".

Ha explicado que, mientras que en papel, muchas veces, se recurre a libros pequeños "para leer en el metro o en el autobús", en el formato digital se pueden introducir grandes volúmenes.

Por ello, ha concluido, el futuro es que las ediciones digitales pervivan junto a las tradicionales en papel y "se ayuden de forma mutua".