Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCDE sitúa a España al frente de la UE en la marcha de personas por la crisis

Los residentes que dejan el país suben a 55.000 entre enero y septiembre del pasado 2012

Solo la rescatada Grecia sufre un fenómeno similar al de la sociedad española

Varias personas forman cola ante una oficina de empleo.
Varias personas forman cola ante una oficina de empleo. EFE

España es el segundo país de la UE —sólo superado por Grecia— donde más ha aumentado la emigración de sus nacionales hacia otros Estados miembros, sobre todo Alemania y Reino Unido, debido a la crisis económica y al aumento del paro, especialmente entre los jóvenes, según un estudio sobre migraciones internacionales publicado este jueves por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El número de españoles que abandonan el país y emigran a otros Estados miembros se ha duplicado desde el año 2007. La cifra ha ido incrementándose desde 37.000 en 2010 a 57.000 en 2011 y a 55.000 entre enero y septiembre de 2012, últimas cifras disponibles en el estudio y que ya fueron publicadas por el INE. "Las cifras siguen siendo bajas en valores absolutos e incluyen a numerosos ciudadanos españoles que acaban de ser nacionalizados", precisa no obstante la OCDE.

Las salidas de nacionales de los Estados miembros más afectados por la crisis han aumentado un 45% entre 2009 y 2011. Además de a España y a Grecia, el fenómeno ha afectado especialmente a Islandia e Irlanda, aunque en ambos países la tendencia se invierte a partir de 2010 gracias al inicio de la recuperación.

En contraste, en Portugal la tasa de emigración sólo ha aumentado un 25% y en Italia un 42%. Los principales países de destino, según la OCDE, son Alemania y Reino Unido, países en los que los flujos de inmigrantes de otros Estados miembros casi se han duplicado durante el mismo periodo. También son grandes receptores Holanda y Bélgica.

Así, Alemania registró un aumento del 73% de inmigrantes griegos entre 2011 y 2012, de cerca del 50% de españoles y portugueses y del 35% de italianos. Esta tendencia siguió acelerándose el año pasado. En todo caso, alrededor del 88% del total de 420.000 salidas registradas en España en 2012 corresponde a extranjeros, según la OCDE, que destaca que éstos han sido también los más afectados por el aumento del paro.

Más información