Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas reabre la batalla contra la ley que fusiona los organismos reguladores

Kroes señala en una carta que los cambios del Gobierno no son suficientes

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes.
La vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes.

Parecía que el frente entre el Gobierno de Mariano Rajoy y Bruselas por la ley que fusionará en un solo organismo todos los organismos reguladores ya se había resuelto, pero no es así. La Comisión Europea (CE), que había amenazado con un “procedimiento de infracción” por ver falta de independencia en el proyecto normativo, vio en febrero con buenos ojos los cambios introducidos, pero la vicepresidenta de la CE, Neelie Kroes, advierte ahora de que algunas “preocupaciones” comunitarias en torno a la futura legislación “no han sido abordadas” y recalca que se adoptarán las “medidas necesarias” si los problemas persisten cuando entre en vigor. A Bruselas le siguen chirriando el proceso de nombramiento y cese de los consejeros y las atribuciones efectivas de competencias.

Kroes lo explica en una carta de respuesta a la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, que el pasado abril apeló a las autoridades europeas para que frenara la normativa de creación de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) que, según ella, contraviene el derecho comunitario. La ley unirá la Comisión Nacional de Competencia, la Comisión Nacional de Energía, la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones y la Comisión Nacional del sector Postal.

Kroes había puesto peros a las implicaciones que el proyecto tendría en los sectores de las comunicaciones electrónicas y energía, junto con la independencia, el nombramiento de los miembros del Consejo, la financiación y atribución de competencias a la misma autoridad. El Ejecutivo reaccionó con algunas modificaciones durante su tramitación en el Congreso, pero la vicepresidenta de la Comisión señala en su misiva del 30 de mayo que, aunque el proyecto ha sido “enmendado” en algunos aspectos, “algunas de nuestras preocupaciones como el nombramiento y cese de los miembros del Consejo y la atribución de ciertas competencias no han sido abordadas en la ley que finalmente ha sido adoptada”.

La Comisión advierte que tomará medidas si no hay modificaciones

Los socialistas criticaron que ese futuro organismo, tal y como está ahora redactada la ley, sería “de supervisión regulatoria, que no regulador” y que “el cese de los miembros actuales de los consejos de dichos organismos, así como la concentración en un solo organismo de tantas y tan variadas competencias, puede redundar en la pérdida de independencia y de eficacia”. Además, criticó los poderes que atribuye a las autoridades ministeriales de regulación previa, en detrimento de los órganos reguladores.

Kroes recalca que “la Comisión continúa comprometida a seguir de cerca la implementación del estatuto orgánico y el reglamento de funcionamiento interno de la CNMC, especialmente en el marco de la PNR [Programa Nacional de Reformas]”. Los servicios de la CE finalizarán la evaluación de la compatibilidad de esta normativa con el derecho de la UE tras la entrada en vigor de esta “y tomarán las medidas necesaria, según proceda”, acaba la comisaria. El frente sigue abierto.