Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MICHEL EMELIANOFF Presidente de Alcatel-Lucent Enterprise

“Estamos en manos de los usuarios”

El directivo francés señala que la era de "la nube personal" sitúa a los consumidores en el centro del cambio tecnológico

Michel Emelianoff, en su visita a Madrid, en el Círculo de Bellas Artes.
Michel Emelianoff, en su visita a Madrid, en el Círculo de Bellas Artes.

La multinacional franco-estadounidense Alcatel-Lucent es la tercera compañía mundial por ingresos —14.400 millones de euros en 2012— en el sector de equipamientos de telecomunicaciones, solo por detrás de la sueca Ericsson y la china Huawei. Su división Enterprise, con 2.500 empleados en todo el mundo, está dirigida por Michel Emelianoff, ingeniero aeronáutico graduado por la Ecole Centrale de París. Emelianoff advierte que estamos ante una nueva era tecnológica que, paradójicamente, desplaza a los dispositivos técnicos y sitúa el centro de los cambios “en manos de los usuarios” y de los servicios que estos necesitan.

Pregunta. ¿En qué tipo de servicios se centra la división que dirige?

Respuesta. El mercado de Alcatel-Lucent Enterprise es el de la comunicación empresarial, los mecanismos de comunicación que los empleados de las compañías utilizan para comunicarse entre ellos, con sus socios y clientes. Nuestro modelo de negocio es doble, uno es el mercado de aplicaciones de comunicación y el otro es el dedicado a las infraestructuras para conducir el flujo de información.

P. ¿Cómo ha respondido la industria a la rápida evolución de las tecnologías de la información?

“Estamos entrando en una nueva etapa, la era de la nube personal”

R. Hace 25 o 30 años el negocio consistía en conectar a la gente para hacer posible una conversación, el valor residía en esa conectividad. Luego llegó el momento de mejorar las características y capacidades para mantener esa conversación. La tercera fase es la comunicación unificada, integrar las capacidades de comunicación en las aplicaciones. Hemos evolucionado con el mercado ofreciendo soluciones. Ahora estamos entrando en una nueva era.

P. ¿Qué diferencia a esta nueva era de la introducción masiva del teléfono, la radio, la televisión, el ordenador personal, Internet…?

R. Hasta ahora todo se ha centrado alrededor del dispositivo. Las características de tu dispositivo definían los servicios a los que tenías acceso y el papel que el usuario podía jugar. El PC era el aparato dominante, estábamos en la era del ordenador personal. Ahora nos estamos adentrando en lo que se ha venido a llamar la “era de la nube personal”. Lo que caracteriza a esta nueva fase es que el dispositivo pasa a un segundo plano en relación con los servicios. Los usuarios quieren acceso a servicios y aplicaciones independientemente del lugar en el que están, en casa o en la oficina, del aparato que están usando o de la tecnología de acceso, 3G, 4G, wifi…

“El dispositivo pasa a un segundo plano en relación con los servicios”

P. ¿En qué consiste la nube personal y qué repercusiones tendrá para las empresas?

R. Es una colección virtual de aplicaciones y servicios a los que el usuario tiene acceso permanente desde múltiples dispositivos (PC, tableta, teléfono móvil, televisión inteligente…) para responder a necesidades tanto de la vida privada como de la profesional. Ya no hablamos de un aparato, ni de tecnología, se trata de un cambio que proviene del mundo del consumo. Es un nuevo modo de consumir servicios y aplicaciones. Lo que tratamos de hacer es facilitar la integración de las empresas en este proceso para ofrecer lo que los usuarios estamos buscando.

P. Ahora que la prioridad es el usuario, ¿cómo pueden las empresas interactuar con ellos y responder a sus necesidades y deseos?

R. En el pasado las compañías gestionaban sus dispositivos, pero hoy no controlas el dispositivo. Lo importante es introducir inteligencia en la Red para, primero, reconocer al usuario, que está más allá del dispositivo, y saber qué modus operandi vas a seguir con él y, segundo, una vez que el usuario tiene conversaciones o genera transacciones, las empresas necesitan aún más inteligencia en la Red para optimizar esa información. ¿Por qué? Antes, por ejemplo, una conversación estaba permanentemente compartimentada en sonido, texto o vídeo, ahora eso es imposible. Podemos iniciar una conversación en un chat, tú puedes ver que estoy disponible en sonido y empezar a hablar e incluso avanzar hasta la videoconferencia. Además, podemos entablar el diálogo en diferentes dispositivos. Para manejar esta gran complejidad necesitamos más inteligencia, lo que llamamos application fluent networks. De modo que podemos entender el contexto en el que se produce la conversación; identificar al usuario, las aplicaciones que está usando y los dispositivos desde los que opera, de modo que podemos introducir los parámetros adecuados en la red y optimizar el flujo de información desde el punto de vista de la seguridad. Y el tercer punto es saber cómo estamos distribuyendo estas soluciones. Pueden ser consumidas a través de un modo tradicional o a través de la nube.

P. ¿Qué nuevos modelos de negocio están surgiendo de estas transformaciones?

“Las diferencias en adopción de tecnología están desapareciendo”

R. Las evoluciones técnicas anteriores fueron impulsadas por tecnólogos. Esta nueva transformación está en manos de los usuarios. Con una tableta puedes buscar una aplicación que responda a tus necesidades y por tu cuenta darle un uso. Estamos observando que ese mismo comportamiento se está dando en las empresas. Lo primero que hay que tener claro es que si las compañías de telecomunicaciones no ofrecen soluciones, los clientes las encontrarán por su cuenta. Este cambio afecta a todo. En primer lugar, el acceso constante desde cualquier sitio a los servicios, lo que implica una gestión global desde la nube, y que los consumidores solo están dispuestos a pagar por lo que consideran útil.

P. ¿Qué tipo de profesionales trabajan en su división?

R. Tienen perfiles muy diversos, eminentemente tecnológicos, porque es en lo que se basan nuestros servicios. Tenemos que tener en cuenta los servicios web y que la gestión de las aplicaciones en la nube no pueden ser gestionadas del mismo modo que las que son operadas localmente. También existen nuevos conceptos en red, que consisten en programar toda una red a través de un controlador software. Todos estos cambios requieren múltiples habilidades y conocimientos, por lo que atraemos a profesionales desde múltiples campos.

P. Alcatel-Lucent opera en todo el planeta, ¿qué diferencias aprecia entre las principales regiones; Estados Unidos, Europa y Asia?

“Si las empresas no ofrecen soluciones, los clientes las encontrarán”

R. Las diferencias en adopción de innovaciones tecnológicas están desapareciendo rápidamente. Los mercados emergentes están creciendo y adoptando tecnología móvil incluso más rápido que Occidente, porque la tecnología ofrece mejores soluciones a sus necesidades. Por ejemplo, la teleasistencia médica es más útil en países como India, donde no existe una red hospitalaria como la europea. De nuevo, el usuario y sus necesidades son los que deciden.