Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Alemania se ofrece a dar puestos de trabajo a miles de jóvenes españoles

El memorando de entendimiento prevé crear puestos cualificados y para estudiantes de FP dual

Empleo no aclara si las plazas están reservadas solo a españoles o abiertas a otros europeos

Las ministras de Empleo de España y Alemania, Fátima Báñez (izquierda), y Ursula von der Leyen. EFE

Alemania sigue siendo, a pesar de los pesares, y de la ralentización de su economía, lo más parecido a un El Dorado dentro de la Europa de la recesión más larga. El Gobierno germano ha dejado muy clara su postura contraria a aplicar más estímulos en su país para tirar de la actividad europea, pero sí suele ofrecerse como refugio para la mano de obra cualificada española, especialmente cuando se trata de jóvenes. En este contexto, la ministra de Empleo española, Fátima Báñez, y su homóloga alemana, Ursula Von der Leyen, firmaron este martes un memorando de entendimiento para dar empleo a miles de jóvenes españoles al año a través de la formación profesional dual —que combina trabajo y formación— y de puestos estables para personal cualificado.

“Este acuerdo permitirá promover el empleo juvenil y la movilidad profesional de los jóvenes, permitiendo el acceso al empleo a entorno a 5.000 jóvenes al año a través de la formación profesional dual alemana o del acceso a un puesto de trabajo para personal cualificado en Alemania”, afirma el comunicado del Ministerio de Empleo, en el que se ha dado a conocer el acuerdo sin más detalles. No obstante, el Departamento que dirige Báñez no aclara si las plazas están reservadas solo a jóvenes españoles o si son en competencia con aspirantes de otros países ni cómo se llega a la cifra de los 5.000 puestos.

La fuga de profesionales a Alemania no es nueva, pero se ha agravado con la crisis: la emigración desde España creció un 45%, según la oficina de estadísticas alemana, lo que supuso la llegada de 29.910 nuevos inmigrantes al país germano, la cifra más alta desde 1973. Hay un dato clave para entenderlo: la tasa de paro española, del 27%, queda a años luz de la alemana, del 5,6%.

Tras el encuentro, Báñez ha agradecido la “sensibilidad y compromiso” de Alemania con los jóvenes españoles y ha asegurado que el acuerdo es “un espacio de muchas oportunidades para muchos jóvenes españoles que hoy, por la crisis, no las tienen en nuestro país y, sin embargo, pueden tenerlas temporalmente en otro país de la UE”.

Formación dual

La llamada formación profesional dual se puede definir como la combinación del FP de toda la vida con prácticas remuneradas y vinculadas a un contrato. Es un invento alemán, pero en cierto modo, en una fábrica española como la de Seat (perteneciente a Volkswagen desde los ochenta) lleva haciéndose desde los años 50 en la Escuela de Aprendices de la factoría. Desde este curso escolar, cuando entró en vigor la FP dual, la compañía automovilística adaptó su formación a este sistema y ha sido la primera empresa en ponerlo en práctica.

El acuerdo es además de dos direcciones, con el objetivo también de que los jóvenes alemanes vengan también a trabajar a España

El paro juvenil en Europa se ha convertido en un foco de inquietud para Berlín, que junto al Ejecutivo de París quieren poner en marcha un plan que lo incentive facilitando créditos blandos para las empresas que apuesten por incorporar a jóvenes. El pasado marzo, Angela Merkel, expresó en una reunión en Berlín con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, su “preocupación” por el alto paro juvenil (afecta al 57% de la población activa) y señaló la necesidad de “establecer mecanismos” para combatirlo.

En un momento en el que 43.548 trabajadores españoles se encuentran dados de alta en la Seguridad Social alemana, el acuerdo persigue que los españoles que deseen desplazarse a trabajar o formarse a Alemania “lo hagan con todas las garantías”. El acuerdo es además de dos direcciones, pues está basado en el impulso del intercambio y la cooperación en materia laboral, con el objetivo también de servir de cauce para que los jóvenes alemanes vengan a trabajar a España. De hecho, ya hay 37.797 trabajadores germanos dados de alta en la Seguridad Social española.La ministra alemana de Trabajo trató de transmitir esperanza a España y señaló que “Alemania hace 10 años era el enfermo de Europa, con una alta tasa de desempleo”, por lo que “saben cuáles son las medidas que funcionan”.

Más información