Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Corte Inglés contrata a Morgan Stanley para reestructurar su deuda

Los grandes almacenes buscan renegociar las condiciones de sus 5.000 millones de deuda

El grupo señala que "es un momento muy adecuado" por el euríbor y los mercados

El centro comercial Hipercor-El Corte Inglés de Cornellà de Llobregat
El centro comercial Hipercor-El Corte Inglés de Cornellà de Llobregat

El Corte Inglés ha iniciado un proceso de reestructuración de su deuda. Está en conversaciones con las entidades para lograr cambios de “costes, plazos y diversificación de las fuentes de financiación”, según confirmó este lunes la propia empresa. Acumula cerca de 5.000 millones de deuda, y según señaló, aún no está decidido el formato definitivo de la reordenación, aunque la firma apunta que podría ser un formato sindicado “similar al realizado por otros grandes grupos empresariales”. La empresa aseguró que ha tomado la decisión de hacerlo “porque es un momento muy adecuado, dado que los tipos del euríbor están bajos y los mercados ofrecen posibilidades atractivas de financiación a largo plazo”, según explicó en un comunicado.

Fuente: El Corte Inglés ampliar foto
Fuente: El Corte Inglés

La empresa, según aseguró Bloomberg, ha contratado a la firma Morgan Stanley para llevar a cabo la reestructuración de deuda, según informaron a esta agencia tres personas familiarizadas con la operación. La cadena de grandes almacenes, una de las mayores de Europa, explicó que su objetivo sobre la deuda es “mejorarla, dotarla de mayor flexibilidad y adaptarla al entorno tanto en su sector de actividad como del sector financiero”. No reveló las entidades con las que renegocia su deuda, pero aseguró que el proceso “se está haciendo en colaboración con las principales instituciones financieras del país con las que el grupo mantiene muy buenas relaciones históricas y que ya han manifestado su interés por participar en el mismo. Además, bancos extranjeros y otras instituciones han mostrado también su interés”, señaló, también a través de un comunicado.

El grupo de grandes almacenes, que opera en España y Portugal, explicó que “el tamaño de la reordenación está en el entorno de los 5.000 millones de euros”. Según su último informe del ejercicio de 2011 (que abarca del 1 de marzo de ese año al 29 de febrero de 2012), el grupo tenía deudas a largo plazo por valor de 3.633 millones de euros (entre los que identifica 1.930 millones con entidades de crédito). Además, su deuda a corto plazo era entonces de 2.456 millones de euros.

La compañía subrayó que los 5.000 millones que espera reestructurar “hay que ponerlos en un contexto donde los fondos propios del grupo ascienden a 7.450 millones y el portafolio de activos inmobiliarios, situados en lugares irrepetibles, tiene un valor de mercado varias veces superior al importe de la refinanciación”. Según las cuentas de 2011, el valor de su inmovilizado material (apartado que incluye, entre otras cosas, los edificios de sus grandes almacenes) ascendía a 10.631 millones de euros.

Además, también ha destacado los cambios previstos en su financiera, con relación a la titulización de de deuda: "Está en un proceso para llevar a cabo la titulización de los derechos de cobro de su cartera de clientes. Esta iniciativa, que está en línea con la práctica habitual en las empresas del sector, permitiría obtener financiación directa de los mercados como método de diversificación de sus fuentes de financiación".