Unicaja ultima con el FROB la fusión con CajaEspaña

Los preferentistas de Banco Ceiss no tendrán arbitraje

Braulio Medel, presidente de Unicaja, en una reciente presentación. / garcía-santos

La tensión no se ha relajado del todo, pero se allana el camino para un final feliz. Después de 26 meses de negociación, la fusión de Unicaja con Caja España-Duero (denominada Banco Ceiss) está más cerca que nunca.

Según fuentes del mercado, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el Banco de España han acercado posiciones con Unicaja, que se ha mantenido firme en sus posiciones. Todos quieren evitar un fracaso negociador que suponga la nacionalización de otro banco. El último escollo, sobre el que se espera un acuerdo para la semana próxima, son las participaciones preferentes y la deuda subordinada. Caja España-Duero ha emitido unos 1.400 millones en ambos productos. Unicaja solicitó 200 millones para hacer frente a los posibles pleitos (algunos ya están en los juzgados), de los clientes de las antiguas cajas. Sin embargo, tanto desde el fondo de rescate como desde el Banco de España se descarta que existan costosos litigios, aunque no descartan la creación de algún fondo preventivo para hacer frente a esta contingencia.

Los preferentistas de Banco Ceiss no tendrán derecho a un arbitraje que determine si se vendieron correctamente, como sucede en Bankia, CatalunyaBanc o Novagalicia. Tampoco podrán utilizar los recursos del Fondo de Garantía de Depósitos para que facilite liquidez a las preferentes. La razón es que el FROB no ha nacionalizado Banco Ceiss, ya que ha inyectado 604 millones en bonos contingentes convertibles (cocos) y no en acciones. Los bonos no dan derecho a sentarse al Estado en el consejo, sino que son una inyección de capital que se remunera al 8,5% anual.

Fuentes del mercado creen que las preferentes sufrirán un descuento cercano al 50% sobre el valor nominal. Esta rebaja supondrá una fuerte inyección de recursos propios para Unicaja por unos 700 millones. Unicaja puso como condición innegociable que el Estado no fuera accionista de Banco Ceiss por que acabaría siéndolo de la entidad malagueña cuando su fusionen.

Otra de las condiciones de Unicaja aceptadas por el FROB ha sido neutralizar posibles reclamaciones del banco malo, la Sareb, por los activos traspasados por Banco Ceiss. Si los activos inmobiliarios de Ceiss están mal valorados, la Sareb podría reclamar una compensación que Unicaja temía que fuera de 200 millones. El FROB ha establecido una franquicia de 40 millones, por lo que si la reclamación supera esta cifra, se hace cargo el Estado y si es inferior, Unicaja. Todos empujan por la fumata blanca porque Caja España-Duero tiene un balance de 38.000 millones, 901 oficinas y 4.704 empleados que el Estado no quiere quedarse.

 

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

“Una tasa al capital no debe esperar al gobierno mundial”

Xavier Vidal-Folch Barcelona

El economista francés Piketty defiende un gravamen a los grandes patrimonios

Condenados a crecer menos

Amanda Mars Washington

El avance potencial de las economías avanzadas y emergentes se reduce. El FMI pide estímulos fiscales e inversión pública

Rato y Blesa “consintieron y propiciaron” las tarjetas

Reyes Rincón Madrid

El juez aprecia indicios de responsabilidad en los dos expresidentes de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana