Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple emite 17.000 millones de dólares en bonos para premiar a los accionistas

Es la emisión más alta de una empresa no financiera en Wall Street y supera la de Roche

La demanda prevista se estima sobre los 50.000 millones de dólares

Un expositor de Apple en una tienda de Tokio.
Un expositor de Apple en una tienda de Tokio. Bloomberg

La empresa Apple deja de ser una compañía libre de deuda. La firma de Cupertino ha decidido acudir en este momento al mercado para poder financiar el plan de recompra de acciones y de incremento del dividendo. Para ello, va a vender seis tipos de bonos, cuatro a un tipo fijo y dos a uno flotante. La demanda por sus activos entre los inversores es alta, con lo que no tendrá ningún problema para recaudar los objetivos máximos. Lanza en total bonos por valor de 17.000 millones de dólares (unos 13.100 millones de euros), lo que la convierte en la mayor emisión de deuda realizada en Wall Street por una compañía no financiera.

No es que Apple necesite de liquidez. El fabricante del iPhone y de los Mac cuenta con 142.000 millones de dólares en efectivo. Pero la mayor parte de esos activos están fuera de EE UU y repatriarlos le obliga a pagar impuestos más altos. Además, al vender deuda puede deducir los costes financieros. Ya la semana pasada, cuando presentó los resultados trimestrales, adelantó que no descartaba acudir al mercado de deuda para financiar un plan valorado en 100.000 millones y que ejecutará de aquí a 2015.

De acuerdo con lo comunicado al regulador bursátil en EE UU, venderá dos tipos de bonos a un interés flotante, con fecha de vencimiento en 2016 y 2018, por valor de 3.000 millones de dólares. A estos se le suman otros 14.000 millones en cuatro emisiones a un tipo fijo, con vencimiento en 2016, 2018, 2023 y 2043. La colocación correrá a cargo de Goldman Sachs y de Deutsche Bank. La demanda se espera que al menos triplique el valor de la oferta.

Tim Cook, consejero delegado de Apple, rompió el año pasado con la estrategia de su predecesor, Steve Jobs, al anunciar la concesión de un dividendo y la recompra de acciones. El cofundador era muy reacio a emitir deuda mientras que su sucesor es contrario a repatriar el dinero. A la vista del desplome bursátil de los últimos siete meses, decidió elevar un 15% el premio a la lealtad de los accionistas. La semana pasada ya recibió una nota inicial de AA/Aa1, a raíz de dar a conocer sus intenciones.

Precisamente, es esa masa de dinero que tiene fuera de EE UU lo que le priva de la máxima calificación crediticia. Por comparar con otras compañías, Walmart tiene una nota de AA/Aa2 y Nike de A+/A1. Hasta ahora la mayor emisión de deuda por parte de una sociedad no financiera la había realizado Roche, en febrero de 2009, que alcanzó los 16.500 millones de dólares. AbbVie en el proceso que le llevó el año pasado a desprenderse de Abbott Laboratories emitió 14.700 millones de dólares.

Más información