Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Gobierno prorroga la subida del IRPF en 2014 y sube el impuesto de Sociedades

El Ministro de Hacienda descarta cambios en los grandes impuestos

Avanza que habrá subidas en los impuestos especiales y verdes

Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo.

El Gobierno ha anunciado este viernes que prorrogará la subida del impuesto sobre la renta (IRPF) que aprobó el presidente, Mariano Rajoy, nada más entrar en Moncloa en diciembre de 2011. La subida era temporal y tenía una vigencia de dos años. El Ejecutivo se había comprometido a retirar el “gravamen temporal de solidaridad”, como denominó a la subida de los tipos del IRPF, en 2014. Pero el agravamiento de la crisis económica ha echado por tierra una y otra vez todas las previsiones del Gobierno y ahora el Ministerio de Hacienda mantendrá la subida para el año próximo. "Son temporales, solo estarán vigentes en 2012 y 2013", insistía a finales de 2011 el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

“Retirarlo antes de 2014 no es factible”, ha admitido Montoro esta tarde durante la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros donde se han presentado el Plan Nacional de Reformas y la Actualización del Programa de Estabilidad 2013-2016. El Gobierno ha asegurado que retirará el recargo del IRPF en 2015.

El ministro ha descartado que vaya a aprobar nuevas subidas en los otros grandes impuestos como IVA o el impuesto de sociedades o IRPF, pese a las recomendaciones de Bruselas de subir productos con tipos reducidos en el impuesto sobre el consumo al tipo general. “No vamos a subir el IVA, ya se ha subido, ha sido necesario hacerlo, y está impactando plenamente en 2013, por tanto, las consecuencias (de esta subida) no están agotadas. Tampoco de ningún modo vamos a subir el IRPF, el compromiso del Gobierno es suprimirlo (el gravamen complementario) en 2015, antes no es factible, nos gustaría, pero no es factible”, ha insistido el ministro en Moncloa, según recoge Europa Press.

No obstante, las palabras del Gobierno van por un lado y sus medidas parecen ir por otro. El Ejecutivo subirá Sociedades, Impuestos Especiales y el impuesto sobre la renta en 2014. Montoro ha abierto la puerta a la supresión de deducciones en el impuesto de sociedades, lo que supone una subida encubierta. El titular de Hacienda ha admitido que “es posible” que pueda subir el impuesto sobre los beneficios empresariales mediante la “eliminación de algunas deducciones que están minorando la base imponible de grandes contribuyentes”, aquellas empresas que facturan más de 20 millones de euros.

El impuesto de sociedades español tiene un tipo impositivo general del 30% pero cuenta con una maraña de deducciones, bonificaciones y exenciones que reducen enormemente la factura de las empresas. El tipo efectivo que las sociedades pagaron por sus beneficios rondó el 10%, el tipo efectivo fue incluso inferior para las empresas cotizadas. "España tiene deducciones (en el impuesto de sociedades) que son singulares y hay que eliminar e ir avanzado en función de la homogeneización de bases en el ámbito europeo", ha precisado el ministro

Montoro también ha admitido que “hay margen” para subir Impuestos Especiales, pero ha puntualizado que este aumento no afectará al de hidrocarburos por los elevados precios que sufren los carburantes ni tampoco impuestos “especialmente perjudiciales para la hostelería”. Entre los impuestos especiales que pueden ser objeto de subida están el de tabaco, aunque Montoro ya ha reformado al alza en varias ocasiones este tributo; el que grava el alcohol, los productos derivados, sobre la electricidad o sobre determinados medios de transporte (en este capítulo se incluyen las tasas aeroportuarias o los de ferrocarriles).

Hacienda considera que existe margen para crear “impuestos medioambientales de carácter indirecto”. Es una de las recomendaciones que hace Bruselas al Gobierno. España tiene una de las tributaciones más bajas de la UE sobre impuestos medioambientales. Los expertos abogan por gravar las actividades contaminantes, pero hasta ahora el Ejecutivo ha esquivado esta medida para no subir más la presión fiscal.

Más información