Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
DESEMPLEO EN EUROPA

Francia supera su récord histórico de parados, establecido en 1997

La tasa de paro se sitúa en el 10,6%, la cifra más alta en catorce años

Una oficina de empleo en Pantin, cerca de París. AFP

El número de parados en Francia sobrepasó en marzo dos récords vigentes desde enero de 1997. Por un lado, se registraron 3,22 millones de parados de categoría A (sin ninguna actividad) en el territorio continental, frente a los 3,19 millones registrados en 1997. Además, sumando los desempleados de Ultramar y los parados de actividad reducida (los que trabajaron algo durante ese último mes), el número absoluto de trabajadores que busca empleo supera por primera vez la cifra simbólica de los 5 millones, y llega a los 5.033.600 personas.

El único consuelo para el Gobierno socialista de François Hollande, que pronto cumplirá un año en el Elíseo, es que la población activa ha crecido en 3,2 millones de personas desde 1997 hasta ahora, gracias a la alta natalidad y a la inmigración, pasando de 25,5 millones de trabajadores potenciales a 28,2 millones, lo que deja la tasa de paro en un 10,6%, frente al 11,2% registrado en el primer trimestre de 1997. La tasa actual es, en todo caso, la más alta desde 1999.

Lejos de la mejoría anunciada por Hollande para finales de este año, la crisis del empleo en Francia, que comenzó en 200, se ha recrudecido este año con un gran número de EREs. Los datos empeoraron en marzo por vigésimo tercer mes consecutivo, y el número de parados de categoría A creció un 11,5% en el último año, mientras en Europa esa cifra aumentaba un 7% en ese mismo periodo de tiempo.

Francia, en todo caso, se sitúa todavía bajo la media de desempleo de la Unión Europea (10,9%, según el Eurostat de principios de abril), y bastante por debajo de la media de la zona euro (12%). Pero la crisis le acerca cada vez más al deprimido club del sur y le aleja poco a poco de la prestación de los países del norte. Entre los ocho países europeos en los que el paro mejoró en el último año figuran Alemania, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Estonia y Letonia.

De visita oficial en China –país con el que Francia tiene un déficit comercial de 26.000 millones-, Hollande comentó los datos diciendo que “la lucha contra el paro es hoy la única causa nacional”, y llamó a los franceses a unirse para combatir esa batalla. El ministro de Trabajo, Michel Sapin, recordó que la situación es el resultado del alza continua del desempleo registrada en 60 meses de los últimos 61.

El paro afecta sobre todo a los mayores de 50 años, y dura ya una media de 485 días (frente a 482 en febrero). Los economistas subrayan que, para poder rebajar las cifras atendiendo a su vigor demográfico, Francia necesita crear al menos 200.000 empleos nuevos por año. Se trata, advierten, de una misión imposible sin un crecimiento del PIB de entre el 1% y el 1,5% anual. La previsión para este año es de un raquítico 0,1%, y en consecuencia todas las instituciones internacionales prevén que el paro seguirá subiendo en 2013 y 2014, hasta alcanzar el 11% (Comisión Europea) o el 11,6% (FMI), a finales del año próximo.