Selecciona Edición
Iniciar sesión

El déficit de tarifa eléctrico destroza las previsiones del Gobierno

La cifra, de 5.609 millones de euros, es un 45,7% superior a la registrada el año anterior

El dato supera por mucho las anteriores previsiones del Gobierno

Fuente: CNE.

El déficit de tarifa, la diferencia entre lo que recaudan las compañías eléctricas en concepto de tarifa y los costes de producción de electricidad, se situó en 2012 en 5.609 millones de euros, un 45,6% más que el año anterior y muy por encima de los 1.500 millones previstos inicialmente por el Gobierno. La cifra, facilitada por la Comisión Nacional de la Energía, bate el récord registrado en 2010, cuando alcanzó los 5.554 millones.

El dato es, técnicamente, provisional: es el resultado de la última de las 14 liquidaciones del ejercicio 2012. No obstante, la CNE no publica las liquidaciones definitivas, argumentando que incluyen informaciones confidenciales.

El mayor gasto del sector volvieron a ser las primas al régimen especial, que incluyen las energías renovables y la cogeneración. Estas bonificaciones ascendieron a 8.585 millones de euros, un 22,9% más que en el anterior ejercicio y un 21% más que el anterior récord, registrado también en 2010.

Las primas han vuelto a batir marcas pese a los sucesivos recortes y moratorias a las bonificaciones aprobados por el Ejecutivo a lo largo del año pasado, que han indignado al sector de las renovables.

También han contribuido al déficit de tarifa récord los 1.622 millones destinados a compensar los gastos adicionales que supone producir electricidad fuera de la Península (Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla). Esta cifra, que a instancias del ministro de Industria, el canario José Manuel Soria, iba a incluirse en los Presupuestos Generales del Estado, ha acabado por volver a las cuentas del sector eléctrico.

Otro factor ha sido la inclusión en las cuentas de los desajustes en los déficits de años anteriores. Solo como “desajuste temporal de ingresos” respecto al ejercicio 2011, se han añadido a las cuentas del pasado año 867 millones de euros.

Todo esto ha contribuido a crear un déficit récord, pese a que el alza en los precios de la energía han aumentado los ingresos por tarifa en un 15,4%, hasta terminar el ejercicio en 14.694 millones de euros. Las eléctricas han recibido más dinero por menos energía: la electricidad facturada cayó un 1,6% para concluir 2012 en 247,5 teravatios hora.

El déficit de tarifa se ha convertido en la bestia negra del Ministerio de Industria, y solventarlo se hace aún más urgente cuando la troika comunitaria ya ha dejado claro que es un problema que debe ser resuelto cuanto antes por el Gobierno español.

Pero Industria también es consciente de que un alza de las tarifas de la electricidad en plena recesión económica no haría más que agravar la situación de muchas familias y empresas, aparte de suponer un brutal coste político para el Gobierno de Mariano Rajoy. El ministerio ya lo dejó claro al trasladar a los consumidores la rebaja de precios tras la subasta eléctrica del pasado 20 de marzo.

El secretario de Estado de Energía, Álvaro Nadal, ha vuelto a dar en esa tecla al indicar en el Congreso que, aunque la situación es “delicada”, las subidas “han de ser las menores posibles para el consumidor doméstico e industrial”. Nadal señaló que el Ejecutivo estudia “una revisión en profundidad de todas las partidas posibles, entre ellas redes, distribución, régimen extrapeninsular y primas”.