Selecciona Edición
Iniciar sesión

España tiene 3,4 millones de viviendas vacías, un 10,8% más que en 2001

Los 4,26 millones de casas nuevas elevan el parque a 25,2 millones en una década

Las viviendas desocupadas apenas superan el 3% en algunas grandes capitales

Una marcha en Sevilla contra los desahucios.

Los datos del Censo de Vivienda, publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), recogen que, a 1 de noviembre de 2011, había en España 25,2 millones de viviendas, casi 4,3 millones más que en 2001, con un incremento del 20,3% respecto al elaborado en 2001. El 71,7% de las viviendas son principales y ocupadas, el 14,6% son secundarias y el 13,7% están vacías (3,44 millones).

"Uno de los dos censos está mal. O el de 2001 o el de 2011. Creo que se ha tratado de reducir el impacto en la sociedad del número de viviendas, porque no resulta creíble que, después de los más de cuatro millones que se han construido, solo salgan como vacías 340.000 más, cuando ya Fomento, con cálculos archiconservadores, las eleva a unas 700.000”, comenta Julio Rodríguez, vocal del Consejo Superior de Estadística.

Desde el INE se comenta de que, en muchas ocasiones, se cae en el error de sumar sin más las viviendas que había vacías en 2001 (3,1 millones) con las 740.000 construidas y no ocupadas en los últimos diez años, en cuyo caso saldría un número cercano a los 4 millones, pero entienden que muchas de las que estaban vacías entonces ya no lo están porque se han ido ocupando, sobre todo en alquiler.

Las viviendas principales superan los 18 millones tras aumentan en 3,9 millones a lo largo de la década 2001-2011. Una circunstancia que obedece al cambio registrado en los miembros que forman los hogares. “Se ha aumentado un 27% el número de viviendas ocupadas porque hace diez años el grueso de la población tenía entre 20 y 30 años, y ahora la mayoría está entre los 30 y los 40 años, lo que ha motivado una emancipación masiva de la población”, puntualiza Antonio J. Argüeso, subdirector de Estadísticas Sociodemográficas del INE.

“Es lo que sale. Lo que se ve. Se juntan varios fenómenos. Como que en las grandes ciudades disminuye de manera notable el número de viviendas vacías, e incluso en el entorno de Madrid hay varios municipios donde el porcentaje de viviendas sin ocupar es de apenas el 3%”, justifica Argüeso.

En este punto llaman la atención los responsables del Censo en el hecho de que, si se compara uno y otro, se observa que se han creado casi 4 millones de nuevos hogares –“guste más o guste menos, se ha ocupado lo que se ha construido”, señalan desde el INE–, los que han provocado que se incrementen hasta los 18 millones las viviendas ocupadas. Y que prácticamente apenas hayan variado las desocupadas (secundarias y vacías). Los cuatro millones de 2001 son prácticamente los mismos que se dan ahora.

Prácticamente no varían las secundarias, pero sí su distribución. “Las que se pierden en las grandes ciudades se ganan en la costa”, justifica Argüeso. Así, de los 30 municipios mayores de 20.000 habitantes con mayor porcentaje de viviendas secundarias están todos ellos en la costa, mayoritariamente a orillas del Mediterráneo. En cambio, en 128 de los 2.308 municipios mayores de 2.000 habitantes hay menos de un 2% de viviendas secundarias. Madrid y Barcelona están por debajo del 6% cuando hace una década estaban en torno al 30%.

Más información