Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bank of America cuadruplica beneficios pese a mantener sus ingresos

La entidad mejora en la financiación a empresas pero reduce su negocio hipotecario

A primera vista, las cosas vuelven a ir bien en Bank of America. El segundo grupo financiero en EE UU por activos multiplicó por cuatro el beneficio trimestral, hasta los 2.620 millones de dólares (1.994 millones de euros). El avance se debió, en gran medida, a ajustes contables en los activos de deuda y a recortes en los gastos. Los ingresos de la entidad en el arranque del ejercicio ascendieron a 23.710 millones, un 5,5% más.

El banco que dirige Brian Moynihan habla de una mejora de la calidad del crédito en sus principales carteras. Pero como sucedió días atrás con JP Morgan Chase, Wells Fargo y Citigroup, en sus cuentas se observa también que el incremento de los ingresos en el negocio hipotecario se frena. Bank of America es el principal prestamista del país tras la compra de Countrywide.

Por el contrario, el balance del primer trimestre indica que hubo un incremento de los préstamos a las pequeñas empresas. También tuvo un buen rendimiento en el negocio de banca de inversión y de gestión de activos. Por eso, Bruce Thompson, el director financiero, habla de “progresos” en el proceso de reestructuración del negocio del banco y en la reducción de costes. Aún así, sus títulos caían más de un 3%.

A diferencia de otros sectores, los grandes bancos de Wall Street siguen a medio camino de recuperar lo perdido durante la crisis financiera. En el caso de Bank of America, la entidad sigue valiendo casi un 70% menos que antes del colapso de Lehman Brothers. En el último año, sin embargo, ha recuperado un 40%. La banca tiene difícil potenciar los ingresos con los tipos de interés al 0%.

Bajo el mando de Moynihan, el grupo financiero empezó a soltar lastre en el mercado hipotecario. En el marco de la reestructuración anunció 30.000 despidos para reducir 8.000 millones de dólares (6.000 millones de euros) en costes anuales. El plan se completará para mediados de 2015. JP Morgan también está reduciendo plantilla en el negocio de los préstamos al consumo, anticipando que la actividad bajará.

También presentó resultados Bank of New York Mellon. En su caso, registró pérdidas de 253 millones de dólares (192 millones de euros) frente a un beneficio de 620 millones de dólares de hace un año (470 millones de euros). El negativo se atribuye a unas cargas de 850 millones de dólares (650 millones de euros) por un litigio fiscal. Los ingresos de la entidad, uno de los principales bancos custodio del país, bajaron ligeramente a 3.610 millones de dólares (2.750 millones de euros). Morgan Stanley publicará el jueves sus cuentas.

Más información