Una necesidad “súbita e inexplicada” de dinero desató la crisis de Pescanova

Luxempart y Damm se negaron a aprobar las cuentas el 27 de febrero

El fondo luxemburgués valora en cero las acciones de la empresa

La dirección de Pescanova había preparado las cuentas. El auditor, estaba dispuesto a darles el visto bueno. Pero "una necesidad súbita e inexplicada de tesorería" producida a comienzos de año encendió las alarmas de dos de los accionistas, el fondo luxemburgués Luxempart y el grupo español Damm. Por iniciativa de sus dos representantes, el consejo rechazó aprobar las cuentas el 27 de febrero pasado. Es el relato de los hechos que efectúa Luxempart en su informe anual de 2012 en el apartado de acontecimientos posteriores al cierre, en el primer relato oficial de lo que desató una crisis que ha llevado al concurso de acreedores a Pescanova.

Esa necesidad de tesorería "ponía en duda la viabilidad de la empresa", según Luxempart, que ha tomado la drástica decisión de poner a cero en su balance el valor de su inversión en acciones de Pescanova y ha reducido también el de sus bonos convertibles, lo que ha supuesto un impacto de 43,94 millones de euros en sus cuentas.

"La incertidumbre sobre la situación financiera de la empresa, las discrepancias anunciadas entre la deuda real y la contabilizada, que podrían ser significativas, la aplicación del procedimiento del artículo 5 bis de la ley española sobre quiebra que fija un plazo máximo de 4 meses para rectificar la situación, las diferencias en el Consejo de Pescanova sobre las acciones a tomar y la suspensión de la negociación del título han llevado a Luxempart a aprobar una devaluación (deterioro) que supone la puesta a un valor 0 de la participación y una fuerte reducción en el valor de los bonos convertibles, con un impacto en la cuenta de resultados de 48,22 millones. El impacto sobre los bonos convertibles se ha reducido en 4.000.000 de euros tras la venta el 7 de marzo de cinco millones de valor nominal", señala el fondo en su informe anual.

Además, advierte que la situación de Pescanova podría sufrir un impacto negativo adicional en las cuentas de 2013 del orden de unos cuatro millones, incluido en torno a un millón pendiente de contabilizar por la venta de los bonos convertibles.

Luxempart es el tercer mayor accionista de Pescanova. Otro de los socios de la compañía, Damm, prevé también realizar una dotación en sus cuentas del primer trimestre por el impacto que pueda tener en sus cuentas la situación de Pescanova, según publica hoy Expansión, que señala también la puesta a cero del valor de la participación de Luxempart.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Recuperados los cuerpos de tres bebés y seis adultos en el Estrecho

EP

Marruecos rescata a 21 personas que viajaban en la patera donde iban los fallecidos

Herido un guardia civil en un intento de salto a la valla de Melilla

1400 inmigrantes han intentado cruzar esta semana y 20000 en lo que va de 2014

La princesa Magdalena de Suecia espera su segundo hijo

La casa real sueca anuncia que la hija menor de los reyes dará a luz el próximo verano. El bebé será el sexto en la línea de sucesión al trono

Turquía ordena el arresto del clérigo Gülen por terrorismo

Liberado el director de 'Zaman' e inculpado el director de una televisión próxima a Gülen

IMPRESCINDIBLES

Quién gana y quién pierde con la apreciación del dólar

La escalada de la divisa rey penaliza a los emergentes con alta inflación y deuda externa. España, entre las beneficiadas

“Reestructurar la deuda pondría en peligro el ahorro de los ciudadanos”

Luis Doncel Fráncfort

Entrevista al presidente del Bundesbank

El rey dólar ha vuelto

La divisa estadounidense vuelve a ser la referencia por la fortaleza de la economía de EE UU frente a las de la UE y Japón

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana