Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las ventas y los beneficios de Inditex baten todos los récords en 2012

La empresa vende 15.946 millones y eleva el resultado un 22%, hasta 2.361 millones

El grupo supera las 6.000 tiendas y crea 10.800 empleos en el año

Amancio Ortega recibirá un dividendo de 813 millones de la compañía

Entrada de un establecimiento de Zara en Barcelona REUTERS

El grupo Inditex sigue batiendo todos los récords de ventas y beneficios en el sector de las cadenas de moda. En 2012, un año caracterizado por la entrada en recesión de la zona euro, su principal mercado, se apoyó en China, Rusia y Estados Unidos para crecer con fuerza y lograr los mayores beneficios de su historia. La empresa controlada por Amancio Ortega y dirigida por Pablo Isla arranca este año creciendo también con fuerza, tras superar en 2012 las 6.000 tiendas. El grupo creó 10.802 nuevos empleos en el ejercicio 2012, cerrado el pasado 31 de enero, con lo que alcanza los 120.314 empleados.

El grupo no es del todo inmune a la crisis, sin embargo, y en el cuarto trimestre, con el agravamiento de la recesión en España y la zona euro, el crecimiento de las ventas y el beneficio se ha frenado. Por eso, la respuesta de los inversores a estos resultados ha sido negativa. Las acciones de Inditex han registrado descensos de hasta el 4%, con lo que se han situado al frente de las caídas del Ibex 35, aunque luego han moderado su caída.

Las ventas del ejercicio 2012 crecieron un 16%, hasta 15.946 millones, de los que dos puntos fueron aportados por tipos de cambio más favorables. Las ventas en superficie comparable se incrementaron un 6% en el ejercicio 2012 (un 7% en el primer semestre y un 6% en el segundo semestre), mientras que la superficie de venta aumentó un 11,4% en 2012 (un 10,6%, tomando en cuenta las fechas de apertura de las tiendas).

Las ventas caen un 5% en España, donde además de la crisis pesa la absorción del incremento de tres puntos en el IVA, pero crecen en los demás mercados, especialmente en Asia y América, donde lo hacen a tasas superiores al 30%, gracias tanto a las nuevas aperturas como al éxito de su tienda por Internet, especialmente en Estados Unidos, aunque la empresa no da detalles de la evolución de su comercio electrónico. Con ello, las ventas en España, su mercado de origen, ya solo representan un 21% del total, frente al 25% de un año antes y el 43,1% que suponían en 2005. El resto de Europa sigue suponiendo un 45%, mientras que Asia y América ganan dos puntos, hasta el 20% y el 14%, respectivamente.

ampliar foto
Fuente: Inditex.

Al cierre del ejercicio, Inditex operaba 6.009 tiendas en 86 mercados. Durante el pasado año, Inditex abrió 482 tiendas, 120 de ellas de Zara, su principal cadena, que absorbe dos tercios de las ventas con menos de un tercio de las tiendas del grupo. Por primera vez en su historia, la empresa reduce el número total de tiendas en España, aunque solo sea mínimamente, en dos establecimientos, de 1.932 a 1.930. Además, con vistas al futuro, Isla ha avanzado que no prevén abrir más tiendas en el país porque consideran que ya tienen una presencia suficiente. En su lugar, apostará por reubicaciones o renovaciones y por mejoras de centros logísticos.

Se han realizado aperturas en 64 mercados durante el año, incluyendo las primeras tiendas en Georgia, Bosnia, Ecuador, Armenia y la antigua república yugoslava de Macedonia. Pero el gran protagonista de las nuevas aperturas sigue siendo China, que con un total de 396 establecimientos, 121 más que el año anterior, se ha convertido ya en el segundo país por número de tiendas tras España y por delante de Portugal (348) y Rusia (la otra gran protagonista del crecimiento, que pasa de 256 a 331 tiendas).

El margen bruto se situó en 9.529 millones de euros, un 16% superior al del ejercicio 2011 y representa el 59,8% de las ventas. El resultado operativo (EBITDA) ascendió a 3.913 millones de euros, un 20% superior al del ejercicio anterior. El resultado de explotación (EBIT) ascendió a 3.117 millones, con un 24% de incremento. El beneficio neto creció un 22%, hasta los 2.361 millones (3,79 euros por acción). Con ello, Inditex se convirtió en 2012 en la tercera empresa española por beneficios, solo por detrás de Telefónica e Iberdrola, y superando a los grandes bancos, que han tenido un mal año por las pérdidas del ladrillo. En el cuarto trimestre, sin embargo, se aprecia una  ralentización del crecimiento de las ventas y de los beneficios, que crecen el 12%, menos que en los tres primeros trimestres. Eso ha provocado cierta decepción entre los inversores con previsiones más optimistas.

Inditex fue la tercera empresa española por beneficios en 2012 tras Telefónica e Iberdrola

Zara continúa siendo la cadena que más incrementa las ventas, un 18%, hasta 10.541 millones, dos tercios del total del grupo. Bershka se destaca como la segunda enseña por ventas, con 1.485 millones, tras crecer un 13%, lo mismo que Pull & Bear que, con 1.086 millones, se acerca a Massimo Dutti, que vende 1.134 millones, con un crecimiento del 12%. Las cadenas que menos crece son Oysho, con un 1%, y Uterqüe, un 9%.

Aunque las ventas crecen en todas las marcas, no ocurre lo mismo con el resultado neto de explotación (EBIT). Frente a aumentos del 59% en Bershka, del 30% en Pull & Bear y del 29% en Zara (que supone el 71,6%, con 2.233 millones), el EBIT cae un 29% en Oysho y un 18% en Massimo Dutti. Uterqüe, directamente, está aún en pérdidas de 9 millones, uno más que un año antes.

Dividendo de 813 millones para Ortega

Con esa evolución de los resultados, la empresa aumentará su dividendo un 22%, ya que el Consejo de Administración ha acordado proponer a la Junta General de Accionistas un dividendo de 2,20 euros por acción, un total de 1.371 millones de euros. De esa cifra, 1,90 euros se consideran dividendo ordinario y otros 0,30 euros, dividendo extraordinario. La empresa pagará el dividendo en dos entregas de 1,10 euros, el 2 de mayo y el 4 de noviembre.

De esa cifra de dividendos, al fundador y máximo accionista de Inditex, Amancio Ortega, el tercer hombre más rico del mundo, le corresponden 813 millones de euros por el 59,6% de la compañía que controla. A la segunda mayor accionista, su exmujer, Rosalía Mera, le corresponden 95,9 millones de euros brutos a través de su sociedad Rosp Corunna.

El grupo Inditex no tendrá problemas para pagar esos dividendos récord. Ha cerrado el ejercicio con la posición de tesorería más desahogada de todas las empresas españolas. No tiene deuda (en realidad tiene 6 millones de euros), con lo que suma una posición financiera neta de 4.100 millones de euros en caja, inversiones financieras temporales y equivalentes. Lo que tiene en caja vale más que buena parte de las empresas del Ibex 35.

Las inversiones del grupo en 2012 fueron de 1.339 millones de euros, de los que 1.094 millones tienen carácter ordinario y otros 245 millones, extraordinario, principalmente por la compra de la tienda de la esquina de Oxford Street con Bond Street en Londres.

El grupo entró con Massimo Dutti en EE UU y Canadá, con Stradivarius en México y Zara Home en Brasil. Zara lanzó la venta por internet en Polonia y China en 2012, en Canadá lo hizo el pasado 6 de marzo y prevé lanzar la venta online en la Federación Rusa en la temporada otoño-Invierno. En EE UU, el pasado año arrancaron las ventas por Internet en Zara Home y Massimo Dutti, tras el lanzamiento digital de Zara del año anterior.

Las ventas en tienda a tipos de cambio constantes, corregidas del efecto calendario de un día más en febrero 2012 por el año bisiesto, han aumentado un 12% en el período desde el 1 de febrero hasta el 11 de marzo de 2013, con lo que Inditex arranca con fuerza también el nuevo año.

El grupo prevé abrir entre 440 y 480 tiendas durante este ejercicio. Una cuarta parte de ellas (110-115) serán de Zara. Las siguientes cadenas con más aperturas serán Stradivarius (95-100), Bershka (75-80), Massimo Dutti (45-50) y Pull & Bear (40-45). Tras ellas se sitúan Oysho y Zara Home, con entre 35 y 40 tiendas nuevas previstas y, por último, Uterqüe, con solo de 5 a 10 aperturas.

Pablo Isla gana 9,4 millones entre sueldo, pensión e incentivo

El presidente de la empresa, Pablo Isla, tuvo una retribución de 6,48 millones el año pasado más una aportación de 1,6 millones a su plan de pensiones. Además, devengó 1,333 millones dentro del plan de incentivos a largo plazo del grupo, que solo se cobrarán si se cumplen las condiciones previstas en dicho plan. Aunque la retribución en metálico supone un incremento del 51% con respecto al año anterior, la cifra total implica un fuerte descenso frente a 2011, en que tuvo una entrega extraordinaria de acciones de la compañía valoradas en 13,73 millones por decisión de Amancio Ortega que le convirtió en 2011 en el ejecutivo mejor pagado de España, con 21,8 millones. Isla tiene un blindaje de dos años.

Sin contar la aportación a pensiones ni los incentivos devengados, la retribución total del consejo fue de 8,016 millones en 2012, un 29% más que la del año anterior sin contar la entrega extraordinaria de acciones a Pablo isla.

Los 21 principales ejecutivos de la empresa tuvieron una remuneración de 14,1 millones de euros, según el informe anual de gobierno corporativo registrado hoy por la empresa en la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Más información