Y sin embargo, exportamos

Las empresas españolas baten récords de ventas en el exterior en plena recesión

Alimentos y química, sectores en alza

Un barco portacontenedores, en el muelle del puerto de Barcelona / MARCEL.LI SÀENZ

“El negocio en España se ha caído. Si se hunde la construcción de viviendas, se necesitan menos ascensores. La actividad en este mercado se habrá dividido por ocho o por diez, así que la estrategia de crecimiento ha venido de fuera”. El director de marketing de Orona, Iñaki Aranburu, explica el vuelco que han dado las ventas nacionales de esta empresa de Hernani (Gipuzkoa), filial de la cooperativa Mondragón, dedicada a la fabricación de elevadores: si en 2007 las exportaciones suponían menos del 30% de sus ventas, hoy la mitad de los aproximadamente 560 millones de facturación vienen de las exportaciones.

La industria española, pese a llevar cinco años de producción a la baja, ha demostrado competitividad en esta crisis: las exportaciones han crecido con fuerza y se han erigido en el principal pilar para el avance de la economía. Las ventas internacionales alcanzaron en 2012 la cifra más elevada de su historia, 222.643 millones de euros, lo que supuso un incremento del 3,8% respecto a 2011. Este tirón, combinado con una rebaja de las importaciones (-2,8%) ha llevado a reducir en un 33% el déficit comercial española, según los datos que el Ministerio de Economía hizo públicos recientemente.

En la tarta mundial, las economías desarrolladas han perdido cuota de mercado de las exportaciones en favor de la pujante China. No obstante, España ha salvado los muebles relativamente mejor que sus socios europeos, según explica el profesor Rafael Myro en un estudio reciente. “Esto ha sido posible, de una parte, porque las exportaciones españolas se han adecuado en su composición bastante bien a la demanda mundial, que ha crecido más rápidamente en los bienes de intensidad tecnológica media, en los que España posee un tejido productivo amplio, y también porque los mercados a los que preferentemente se dirigen los productos españoles, la UE en especial, han tenido un alto dinamismo”, explica el informe.

España ha aumentado sus cuotas en todos los productos salvo en la maquinaria y la electrónica, ramas muy castigadas por las decisiones de deslocalización industrial, y ha mejorado especialmente en química, farmacia y alta tecnología.

La economía aún debe aumentar el peso internacional para crecer

Aun así, las exportaciones de alimentos (casi 34.000 millones de euros, con un avance del 12%) superó en exportaciones a la industria automovilística, que redujo sus ventas internacionales un 7,6%, hasta algo más de 30.000 millones. Y es que España se mantiene como segundo gran fabricante de automóviles en Europa, y vende la inmensa mayoría de los vehículos que produce, pero la crisis europea ha hecho mella en el mercado. Y también se refuerzan los países competidores: la patronal del sector, Anfac, dio a conocer esta semana que el sector español se ha caído de la lista de los 10 primeros fabricantes del mundo, adelantada por Tailandia, Canadá y Rusia.

Los productos químicos también registraron un incremento notable, del 6,4%, al exportar por valor de 31.000 millones, y el textil mejoró un 9%.

La crisis interna ha fomentado el salto internacional de muchas compañías

La apuesta por la internacionalización de muchas empresas españolas se mueve entre la vocación y el imperativo de la crisis, ese viejo arte de hacer de la necesidad virtud. Jorge Lasheras, expresidente de Yamaha en España, espera que esta internacionalización quede como una herencia amable de esta durísima crisis. “Muchas empresas que estaban volcadas en el mercado doméstico han tenido que salir. Espero que este salto sea algo estructural y sigan así. Hemos tenido que ajustar todo para recuperar competitividad. Ha sido necesario, pero salvaje”, señala.

Myro, no obstante, advierte de que el peso de las exportaciones en el Producto Interior Bruto (PIB) aún debería crecer. Atendiendo solo a los bienes (el turismo dispara la cifra al 26%), España se sitúa en el 17%, cinco puntos por debajo de Italia y tres por debajo de Francia. Alemania se desmarca de todos y sus exportaciones equivalen al 39% de su economía. Para el profesor de la Complutense, España ha de subir al menos tres puntos para compensar la contracción del mercado interno.

Para Aranburu, de Orona, la actividad fabril en España es rentable frente a otros países si extrema la flexibilidad. “Es fácil decir que los costes salariales son más bajos en otros países. La cuestión es cuánto y en qué. Nosotros trabajamos mucho por encargo, rápido, y con productos muy a la medida”.

En un sector completamente diferente, el agroalimentario, la firma Sovena España, propiedad de un grupo portugués, compite con Deoleo (antigua SOS) como productor mundial de aceite. Con un volumen de producción de 138.000 toneladas elaboradas en España, la mitad se vende en el extranjero (norte de Europa, Portugal, EE UU o Asia) y la otra mitad en España. Mercadona representa el 44% de sus ventas nacionales. Luis C. Folque, director de Sovena, destaca que la industria del aceite “es muy competitiva en España” y que a este negocio tiene buenas expectativas.

La cuestión es si bastarán para tirar de una economía que atraviesa su segunda recesión y que no puede contar con el tirón de su demanda interna.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Camino de París

El 'Oratorio de Navidad' de Bach, interpretado por el conjunto Les Talens Lyriques y por el Cor de Cambra del Palau de la música, pasó por el Palau antes de viajar a París

Resumen de cuatro décadas de arte

La colección Bassat exhibe sus nuevas adquisiciones en la Nau Gaudí de Mataró

Diga que se lo pedí yo

Conocí a Vaclav Havel de cerca, en una entrevista cuando ya era presidente de Checoslovaquia

La Generalitat crea la mesa para revocar el contrato de ATLL

El órgano deberá decidir si entrega el contrato a Agbar o convoca otro concurso

IMPRESCINDIBLES

Quién gana y quién pierde con la apreciación del dólar

La escalada de la divisa rey penaliza a los emergentes con alta inflación y deuda externa. España, entre las beneficiadas

“Reestructurar la deuda pondría en peligro el ahorro de los ciudadanos”

Luis Doncel Fráncfort

Entrevista al presidente del Bundesbank

El rey dólar ha vuelto

La divisa estadounidense vuelve a ser la referencia por la fortaleza de la economía de EE UU frente a las de la UE y Japón

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana